¿Los bebés sueñan?

Sabemos que los bebés duermen muchísimas horas, entre 16 y 18 horas en un día, pero ¿sueñan los bebés en este tiempo? Esta es una pregunta muy compleja. Porque cualquier madre o padre ha visto reír y hacer muecas a su hijo mientras duerme, pero ¿nos garantiza esto que sueña? Las investigaciones científicas hablan de que la actividad cerebral durante del sueño ya se da en la etapa fetal, cuando aún están en el útero materno.

No obstante y aunque durante el 7 y 8 mes el feto tiene un patrón de sueño muy profundo y su movimiento ocular indica que está en un sueño REM, no hay ninguna prueba científica de que estos sueños se produzcan.

Sueños de un bebé en el vientre materno y recién nacidos

No sabemos nada sobre qué conformaría el mundo onírico básico de un bebé no nacido, ligeramente inmaduro y elemental, si estaría habitado por sensaciones, sonidos, formas. Podría ser algo tan orgánico como instintivo. Estas ideas son las que defiende un artículo aparecido en la revista Psychology Today.

Aún la tecnología no está tan avanzada como para analizar los patrones cerebrales de los bebés. Pero sí se ven comportamiento cerebrales muy similares a los de los niños. Así, sin ser categóricos, más o menos todos consideran que los bebés sueñan. Y lo harían ya a partir de los 7 meses de gestación.

Parece que el feto sintetiza las vivencias de la madre y procesa toda la información que recibe en los sueños, sonidos, sensaciones, etc. Según algunos estudios, el bebé no tiene pesadillas, sus sueños son básicos y no causan traumas futuros. A medida que el bebé crece en el vientre materno, se mantiene más tiempo despierto y se desarrollan los sentidos.

Si consideramos que gran parte de nuestro ser responde a patrones heredados genéticamente, cualquier feto que llegue a una adecuada madurez cerebral, tendrá sensaciones como el miedo, la tranquilidad, el placer o la angustia.

Y pasemos ahora a la siguiente pregunta ¿con qué sueñan los bebés recién nacidos? Pues parece que con las vivencias del día y lo hacen a través de sensaciones. Lo que parece lógico es que sus primeros contenidos oníricos tengan que ver con sus primeros contactos con el mundo texturas, olores, sabores como el de la madre, calor, frío…

Cómo sueñan los bebés a partir del año

A medida que los bebés crecen, sus sueños se van haciendo más lúcidos y complejos. Aunque todo dentro de una estructura bastante básica. Según la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente es a partir de los 18 meses, más o menos cuando los niños son capaces de comunicarse con palabras, comenzarán a relatar qué sueñan y a tomar conciencia de que han soñado.

Luego, a partir de los tres años pueden aparecer las pesadillas, porque es en este momento que se ponen de manifiesto las angustias personales del niño. Estas pesadillas se relacionan, por lo normal, con oscuridad, monstruos, miedo al abandono o a perderse.

No obstante, es recomendable que tenga la edad que tenga el bebé, también antes de los tres años, el entorno en el que descansa sea tranquilo y silencioso, sin ruidos fuertes o molestos como batidora, conversaciones, música estridente, televisión, para que estos sonidos no se introduzcan en sus sueños.

Características del sueño de los niños

Los bebés pasan por periodos de sueño ligero y de sueño profundo, ambos son importantes para su salud. El objetivo del sueño NO REM es reponer la energía que han consumido durante el periodo de vigilia, mientras que la fase REM (etapa en la que aparecen los sueños con argumento) desempeña una labor específica en el desarrollo de la atención y la memoria, así como en la consolidación del aprendizaje.

Esto quiere decir que si el bebé no tiene suficiente sueño NO REM puede sufrir un retraso en su crecimiento, y la falta de sueño REM puede tener consecuencias negativas sobre su desarrollo cognitivo y su conducta.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.