Brontofobia: cuando los niños tienen miedo a las tormentas


¿Sabías que la brontofobia es el el miedo irracional a las tormentas? En realidad es el miedo irracional a ser alcanzado por un rayo, y por extensión se habla de miedo a los rayos, los relámpagos, truenos y tempestades. Es más común de lo que piensas en los niños. También te lo puedes encontrar con el nombre de miedo a las tormentas, astrapofobia, ceraunofobia o tonitrofobia.

Si tu hijo o hija es de los que se mete en tu cama, o se niega a salir de casa cuando oye un rayo te damos algunos consejos sobre cómo afrontar este miedo, y hacer que el niño esté más tranquilo y olvide su ansiedad.

Consejos ante el miedo a las tormentas

miedo monstruos

Es habitual que los niños experimenten cierto temor a las tormentas, casi podríamos hablar de un miedo ancestral. De hecho los últimos estudios reconocen una información genética transmitida en este sentido. Sin embargo lo que no es habitual es que este miedo permanezca hasta la adolescencia, o incluso la edad adulta provocando grandes incomodidades y periodos de ansiedad a las personas que tienen brontofobia.

Si eres una mamá o un papá y vuestro hijo tiene un miedo exacerbado e irracional te recomendamos seguir algunos de estos consejos.

  • Lo primero es no dejar al niño solo durante la tempestad. Una de las características es que estas personas siempre buscan compañía durante las tormentas.
  • No te obsesiones, ni tú ni el niño, con los partes meteorológicos. Si tiene miedo crearás en él o ella un estado de ansiedad previo. Y tú misma estarás más nerviosa al conocer que se acerca una tormenta. Además ver imágenes o recibir información de sucesos catastróficos relacionados con tormentas pueden impactarle emocionalmente.
  • Si se trata de una tormenta eléctrica, sólo de rayos sin que descargue agua ni truenos, desmitifícala. No se trata del fin del mundo, como en muchas ocasiones nos lo han presentado.
  • Háblale de que no le puede pasar nada si está dentro de la casa, tranquilízale sobre posibles electrocuciones, y trata de dar objetividad y conocimiento científico al fenómeno.
  • Si hay una descarga fuerte de agua, truenos y relámpagos. Trata de ayudarle a mantener la calma, si tiene un juguete con el que se siente seguro haz que le acompañe.
  • La música, cantar canciones o hacer lo que más le gusta le mantendrá distraído. También puedes probar a situaros en el centro de la casa, lo más alejados posible de las ventanas. Esto suele dar tranquilidad.

Si con estos consejos no te ha bastado para calmar al niño, quizás deberías pedir ayuda a un profesional.

Terapias para atajar la brontofobia

miedo a la oscuridad

Si el niño ya no es tan pequeño, sino que es adolescente y sigue teniendo periodos de miedo a las tormentas te recomendamos que te pongas en manos de profesionales. Lo primero que tratarán de averiguar es si hubo un evento o un episodio en concreto que el niño asocie con una tormenta y que le haya provocado este miedo irracional. Al igual que con otras fobias o miedos comunes se trata de exponer al afectado de una forma gradual al factor del miedo.

Otro medio que se ha demostrado como eficaz en ocasiones es la hipnosis o incluso los tratamientos con realidad virtual. La tecnología les ofrece una experiencia vívida y realista y resulta de gran eficacia en el tratamiento de las fobias, ya que les ayuda a enfrentarse al miedo a la vez que saben que no es real.

Otra manera de abordar el problema es a través de la terapia cognitivo-conductual, en la que los pacientes se dejan guiar por una discusión abierta, hasta que llegan a la conclusión de lo absurdo de su miedo.

Puedes utilizar ejercicios de respiración y relajación para evitar los ataques de pánico. Al tener cierto grado de control, puede enfrentarse a los estímulos del miedo sin ansiedad. Como comentábamos uno de los métodos más eficaces es la distracción, en el que el paciente es guiado para aislarse del exterior.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.