Camufla las verduras para que las coman tus hijos: croquetas de verduras

A veces se hace complicado que los niños coman de todo, especialmente si hablamos de las verduras. Puede que sea por su textura o su aspecto, pero los niños suelen rechazar este súper alimento.

Si intentamos obligar a un niño a comerse un plato, lo más probable es que consigamos todo lo contrario. El niño lo rechazará y lo asociará siempre a ese momento, donde le forzaron a comerlo cuando no quería.

Hacer la comida más atractiva para los niños, solo te llevará algo más de tiempo, pero merecerá la pena si terminan comiendo de todo, sin traumas y sin lloros.

Tienes muchas formas de cocinar las verduras, de forma que queden camufladas y las tomen sin apenas notarlo. Hoy te enseño a hacer estas croquetas de verduras, una delicia que tanto niños como adultos disfrutarán.

Ingredientes para las croquetas de verduras

  • 500 gramos de patatas
  • 2 zahanorias
  • 1 vaso de guisantes
  • maíz tierno
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • sal

Preparación

Primero tenemos que preparar el puré de patatas para que se enfríe y poder manejarlo. Ponemos a cocer una olla con agua y sal, pelamos las patatas y las cortamos en cuadrados pequeños, para que de esta manera tarden menos en cocer.

Añadimos también las zanahorias peladas, en este caso enteras. En un cazo aparte, cocemos los guisantes durante 4 o 5 minutos. Pasado ese tiempo, escurrir en un colador y costipar con agua bien fría para cortar la cocción.

Las patatas y las zanahorias tardan aproximadamente unos 25 o 30 minutos en cocer. Para saber si están tiernas, puedes pincharlas con un cuchillo, si la patata no cae del cuchillo es que aun está dura.

Una vez que estén tiernas las verduras, las separamos y dejamos enfriar. Las patatas las machacamos con un tenedor, haciendo una pasta espesa. Añadimos un poco de sal y una cucharadita de mantequilla.

Cortamos las zanahorias en trozos muy pequeños, de forma que no se salgan de la croqueta y queden bien camufladas. Incorporamos al puré de patatas y añadimos también los guisantes y el maíz.

Ahora preparamos en un bol el pan rallado, y en otro el huevo batido. Con ayuda de dos cucharas soperas, tomamos una porción de la masa y le damos forma. Primero pasamos por el huevo batido y después por el pan rallado.

Para cocinarlas tenemos dos posibilidades

Si quieres que las croquetas queden aun más sanas, en lugar de freírlas puedes hornearlas. Prepara una bandeja de horno con una lámina de papel de hornear. Precalienta el horno a unos 200 grados e introduce la bandeja al horno.

Baja la temperatura a unos 180 grados para que no se queme el rebozado. Una vez que veas que están doradas, las croquetas estarán listas.

Si lo prefieres, también puedes freírlas en la sartén de forma tradicional. Como truco, utiliza una sartén pequeña para gastar menos aceite. En este caso tendrás que cocinar las croquetas en tandas de 3 o 4 unidades.

Una vez que estén doradas, coloca sobre papel de cocina para que se elimine todo el sobrante de aceite. Si las fríes ten en cuenta que tardarás algo más en prepararlas. Si por el contrario decides hornearlas, será mucho más rápido ya que en una sola bandeja, podrás colocar prácticamente todas las unidades.

Diferentes variedades

Estas falsas croquetas de verduras tienen infinitas posibilidades. En lugar de hacerlas con guisantes y zanahorias, puedes ponerle todo tipo de vegetales. Con la masa de patata queda muy bien el brócoli, hierve primero con agua y sal, una vez frío, trocea muy bien y mezcla con la masa.

También puedes añadir queso al puré de patata. Eso si, elige un queso que no tenga un sabor demasiado fuerte. Lo que es muy importante es, que dejes enfriar bien las verduras antes de hacer las croquetas. Ya que si está muy caliente, no podrás manejar con las manos y se desmenuzarán.

Truco final

Estas croquetas quedarán mucho más firmes si las preparas con tiempo y las congelas. Cuando las quieras cocinar, si las vas a freír solo tienes que dejarlas descongelar y si las vas a hornear, ni si quiera será necesario.

De esta forma, teniendo croquetas en el congelador, te aseguras de tener una cena improvisada o salir de un apuro imprevisto. Con esta receta de croquetas de verduras, el éxito está garantizado.

Bon apetite!



Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.