Cómo afecta la diabetes a niños

La diabetes no es una enfermedad que solo afecte a adultos, algunos niños también padecen esta enfermedad. La diabetes tipo 1 aparece en niños y adolescentes, y les acompañará toda su vida. Requieren de un tratamiento farmacológico diario e información para convivir con ella. Veamos cómo afecta la diabetes a niños.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica, salvo la diabetes gestacional. La diabetes Mellitus tipo 1 aparece en jóvenes y el tipo 2 aparece en personas más mayores. En una enfermedad metabólica consistente en tener unos niveles de azúcar muy altos en sangre. Esto se produce por un defecto de la hormona de insulina que es segregada por el páncreas. La insulina es la encargada de permitir que las células usen la glucosa como fuente de energía. Si se acumula en la sangre altos niveles de glucosa se produce una hiperglucemia, que resulta perjudicial para el cuerpo.

El 10% de los casos de diabetes son de tipo 1, y su incidencia está subiendo alarmantemente en los últimos años. Una mala dieta y cambios de hábitos sedentarios podrían estar afectando al aumento de casos de niños y jóvenes con diabetes.

Tratamiento en niños para la diabetes

El tratamiento para la diabetes al ser una enfermedad crónica es de por vida, ya que no tiene cura. El tratamiento consiste en unas inyecciones de insulina que hay que ponerse diariamente. Gracias a estas inyecciones se provee al cuerpo de la insulina necesaria que no produce de forma natural. Además hay que pincharse varias veces al día para comprobar como están los niveles de azúcar en sangre.

Se recomienda también hacer unos cambios de estilo de vida, tanto en la alimentación y en ejercicio. Hay que llevar una dieta lo más sana posible, evitando los azúcares.

Cómo afecta la diabetes en niños y padres

Puede ser duro para el niño y su familia, sobre todo al principio. Hay mucha información que digerir y cambios que realizar en el día a día. Los padres se preocupan ya que el niño todavía no es lo suficientemente consciente ni autónomo para saber las consecuencias de no seguir el tratamiento. Por eso los padres deben involucrarse mucho, no solo en el seguimiento sino también en el control de los niveles de glucosa en sangre, incluso por la noche.

Los niños tienen emociones negativas acerca de su enfermedad, ya que sienten que les limita en su día a día. En el colegio, con sus amigos, en sus actividades, en cumpleaños… la enfermedad le acompañará allá donde vaya. Al limitar su alimentación y tener que pincharse varias veces al día para controlar la glucosa es normal que no se sientan a gusto. Tanto niños como padres pueden sufrir estrés, ansiedad y miedo por la responsabilidad que conlleva. Es un agotamiento emocional si no se sabe gestionar bien. Tu actitud frente a la enfermedad también afectará a como el niño se enfrenta a la diabetes.

Lo primero que hay que hacer tras un diagnóstico de diabetes es no culparse, ya que las causas de que un niño tenga diabetes son múltiples. Lo segundo ser admitir que tu hijo tiene diabetes. Por mucho que te niegues a aceptarlo, esto no cambiará. Cuando aceptamos la realidad no gastamos energía para contradecirla. Lo siguiente que hay que hacer es informarte muy bien de esta enfermedad, cómo funciona y cuáles son los seguimientos médicos que hay que hacer. Familiarízate con las inyecciones y como se ponen. Luego explícale a tu hijo como se hace. No seas demasiado exigente con él. Es un niño que no sabe que le pasa y que de repente tiene que pincharse y cambiar sus hábitos. Felicítale en sus pequeños logros diarios en su fase de adaptación. Cada persona necesita un tiempo diferente para aceptar una enfermedad crónica.

Porque recuerda… es una enfermedad, pero con el buen tratamiento médico podrá ser feliz y llevar una vida normal.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.