Cómo afrontar el síndrome del nido vacío

Cuando nacen los hijos nos desvivimos por ellos. Todas nuestras energías se concentran en ellos y por ellos. Hasta que llega el temido día en el que echan a volar en el mundo de los adultos. Ahí es donde aparece el síndrome del nido vacío.

De repente la casa parece más grande y vacía. Es el ciclo de la vida. Una nueva etapa se abre ante nosotros, donde toca adaptarse y recolocarse. Es importante vivirlo como algo normal y no como algo traumático.

¿Qué es el síndrome del nido vacío?  

El síndrome del nido vacío es un trastorno asociado el proceso de pérdida que sienten los padres ante el abandono de los hijos del hogar familiar. Es un conjunto de pensamientos y sentimientos de nostalgia a otra etapa de su vida anterior. Sentimientos que aparecen ante esta nueva etapa, donde los hijos se hacen independientes y abandonan el  hogar.

Se sientes las mismas emociones negativas que en un duelo (tristeza, soledad, melancolía, incertidumbre, sentimiento de vacío, pérdida de sentido de la vida…). Estos sentimientos suelen ser normales, y con el tiempo se acaban adaptando. El problema es cuando se alargan en el tiempo y se cronifican. Puede acabar desembocando en una depresión.

Suelen padecerlo más las mujeres, debido al rol tradicional de cuidadoras y vinculadas a la crianza.

Hay dos factores a los que hay que enfrentarse: por un lado es tener la casa más vacía y silenciosa y por otro el reencuentro con la pareja. Después de tantos años criando a los hijos, las parejas normalmente se desatienden. Es una etapa de redescubrimiento, donde el otro es un auténtico desconocido a pesar de llevar años conviviendo.

Dependiendo del grado de autonomía y dependencia que haya entre padres e hijos será más fácil o más difícil superar esta etapa.

¿Cómo superar el síndrome del nido vacío?

  • Anticípate. Si sabes que tu hijo/a se irá de casa el año que viene es buen momento para empezar a mentalizarte. Alégrate por ellos y apóyalos.
  • Acepta la nueva realidad. Es ley de vida, tú también te fuiste de tu hogar en algún momento para crear tu propia familia. Aceptar el hecho en lugar de no querer admitirlo hará que no gastes tantas energías y asimiles mejor la nueva realidad. Hazles saber que estarás ahí para lo que necesiten.
  • Reencuentrate con tu pareja. Ya no hay tantas exigencias exteriores que te quiten tanto tiempo. Es un momento ideal para redescubrir a tu pareja y de reforzar vuestros lazos. Se puede conseguir haciendo cosas juntos como pasear, buscar aficiones que os gusten a ambos y podáis compartir, retomando la sexualidad en pareja, y volver a ser amigos además de pareja.
  • Haz cosas que te gusten. Ya no hay excusas, tienes el tiempo que querías para hacer las cosas que te gustan. Apúntate a clases de yoga, de cocina, de jardinería, de baile… lo que sea que te apasione pero que no podías hacer por falta de tiempo. Enfócate en tus necesidades.
  • Desahógate. No es malo estar triste por la partida de un hijo. Ponerlo en palabras con alguien cercano pueda hacer que te sientas mejor, sobre todo si ya ha pasado por lo mismo y puede entenderte.
  • Cuida la relación con tus hijos. Que ya no viváis juntos no significa que debáis desatender vuestra relación. La comunicación es importante para mantener el vínculo. Será diferente a antes pero puede incluso que os una más. Uno de deja de ser hijo por independizarse, y un padre/madre lo será toda la vida.

¿Cuanto tiempo dura el síndrome del nido vacío?

Se necesita tiempo para adaptarse a esta nueva situación. Normalmente si queda algún otro hijo en casa el impacto es menor y favorece la adaptación. El síndrome durará el tiempo que se tarde en la adaptación.

Si ves que por ti misma no lo consigues y que pasa el tiempo y no avanzas, pide ayuda profesional.

Porque recuerda…cada etapa de la vida es única, aprende a apreciarlas.


Categorías

Consejos

Marta Castelos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana.... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *