Cómo arropar a un bebé para dormir

Cómo envolver a un bebé

La gran mayoría de los bebés hasta alrededor de los 5 meses y más comienzan a moverse bastante. Esto nos lleva a hacernos una de las preguntas que parecen sencillas, pero quizás no lo es tanto: ¿Cómo arropar a un bebé para dormir? Todas y todos queremos hacerlo lo mejor posible para que el peque descanse y nosotros también.

Por ello, no está de más el conocer los pasos más frecuentes que debemos dar. Porque ya no solo entra el gesto de poder arroparlos es que no sabemos si estaremos añadiendo elementos que puedan poner en peligro su salud. Así que, simplemente tenemos que salir de dudas con todo lo que sigue, que no es poco.

Cómo arropar a un bebé para dormir: Colocarlo boca arriba

Tal y como antes mencionamos, es cierto que los pequeños se pueden mover bastante. Por lo que no siempre nos dará tiempo a estar pendientes toda la noche. Por eso, vamos a comenzar por uno de los pasos que recomiendan los expertos y que no es otro sino colocar al bebé boca arriba cuando lo pongamos a dormir. Porque de este modo las vías respiratorias estarán totalmente libres para que pueda respirar tranquilamente y sin sobresaltos. Aunque tenga algo de reflujo, seguirá siendo una de las posiciones más indicadas para ellos.

Cómo hacer para que mi bebé duerma

Un colchón firme

Seguro que lo acabas de comprar, pero aún así te diremos que siempre conviene asegurarse de que, tanto si es en su cuna como en otro lugar, lo mejor es que la base donde duerman sea firme. Porque solo así evitaremos malas posturas que pueden repercutir a su espalda. justo debajo de su cuerpecito tan solo conviene poner la sábana adecuada a tu colchón y nada más. Bueno, la ropa de cama tendremos que adaptarla a la estación en la que estemos y listo.

No abrigarlo en exceso

Es una de esas dudas que siempre nos asaltan: ¿Tendrá frío? Pues hay que decir que tanto la falta de abrigo como el exceso puede poner en peligro la salud del pequeño. Así que, conviene no exagerar y por ello debemos controlar su temperatura en la barriga, sobre todo cuando son muy pequeños. Ahí sabremos si tiene frío o todo lo contrario. Si los abrigamos demasiado puede derivar en varios problemas de tipo cutáneo pero también se habla de la muerte súbita. Como no queremos ninguna de las dos en nuestra vida, le pondremos su pijama y optaremos por unas sábanas finas y transpirables.

La ropa de cama tiene que quedar bien sujeta

Eso de dar vueltas mientras duermen no es algo que se pueda controlar. Por eso, a medida que van creciendo siempre debemos mantener bien vigilada la cama y cómo la hacemos. Es decir, La sábana bajera irá justa al colchón, ya que como sabemos hoy en día hay muchas opciones para que las esquinas queden perfectas. Por otro lado tanto la sábana superior como el edredón que le coloquemos tienen que estar sujetos entre el colchón y también la cuna. De manera que no pueda envolverse en la tela o que le cubra por completo porque todavía si es pequeño, no sabrá cómo retirarla.

Envolver al bebé

Retira los objetos de la cuna

A la hora de dormir, no necesita de ningún tipo de objeto que pueda hacer que el bebé se ponga en peligro. Por eso, ni la almohada la van a necesitar. Eso sí, los protectores que van fijos a los lados de la cuna esos podrán estar siempre ahí. Porque como su nombre indica los van a proteger y al no poder moverse, no serán problema alguno. Pero sí los objetos que están sueltos por toda la cuna. En el momento del sueño es conveniente que no estén presentes, sobre todo mientras sean tan pequeños.

Ropa cómoda y cálida

La mejor opción para arropar a un bebé para dormir consiste en que lleven una ropa cómoda a la par que cálida. Por eso, existen esos sacos que son perfectos con sus tejidos suaves en los que nuestros hijos encontrarás el descanso más rápido. Solo así te aseguras que está manteniendo una buena temperatura para poder dormir a pierna suelta todo el tiempo posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.