Cómo ayudar a un niño en la transición de un divorcio

los niños en el divorcio

Que una pareja decida divorciarse teniendo hijos es porque han habido problemas graves que les han llevado a tomar esa decisión. Puede que el amor haya acabado o que la confianza en la pareja se haya roto y la relación de pareja no sea posible. Pero sea como sea, tomar la decisión de divorciarse no es fácil para nadie y menos cuando hay hijos comunes que también deben pasar por todo el proceso y sienten que se les desestabiliza todo.

En medio del caso y del dolor, la pareja que se divorcia puede que no se den cuenta de cómo afecta este hecho a sus hijos pequeños, pero sí que les afecta, tanto a pequeños como a más mayores. Pero los niños pequeños que aún no tienen vocabulario para expresar cómo se sienten o cómo les afectan estos cambios, también deben aceptar el cambio. Quizá si tienes hijos mayores los envíes a terapia y si tienes hijos pequeños pienses que lo están aceptando muy bien, pero nada más lejos de la realidad, lo que realmente importa es que le ayudes a poder asimilar mejor todos los cambios que están por llegar. Para conseguirlo no dudes en seguir los siguientes consejos y adaptarlos a tu situación familiar actual.

Explícale la nueva situación

Los niños entienden mucho más de lo que nos pensamos los adultos y por eso se merecen que se les explique las cosas. Tendrás que hacerlo con un lenguaje simple, pero deberás hacerlo y cuanto antes mejor. Los padres deben explicar a los pequeños cómo va a afectar esta situación a sus vidas y necesitan saber exactamente qué es el “divorcio” y qué va a significar para la familia y para ellos mismos.

los niños en el divorcio

Si aún no sabes cuáles son los cambios que van a suceder le puedes explicar sólo aquello que sí conoces. Por ejemplo, puedes decirle cosas como: “Nos vamos a quedar en esta casa y papá se irá a vivir a otra casa diferente pero vendrá de vez en cuando” o quizá “Mamá y papá tendrán su propia casa y tú vivirás en los dos lugares”. Cuantos más detalles le des más preparado estará para la situación que está por venir. Ayuda a tu hijo a entender que es una situación para siempre y no intentes endulzar la situación porque entonces no estarás preparando a tus hijos a la realidad que está por llegar.

los niños en el divorcio

Habla a largo plazo

Es posible que por el mismo dolor que sientes ante la situación sientas la necesidad de usar palabras suaves para que tus hijos no conozcan la realidad de lo que está sucediendo. Decir cosas como “mamá y papá se quieren”, “todavía somos una familia unida”, pueden confundir a un niño y no entender entonces por qué ocurre todo esto. Es mejor omitir este tipo de comentarios. Al hablar con los niños más pequeños es mejor usar un lenguaje simple que hable a largo plazo pero con mensajes claros. Debes evitar dar falsas esperanzas a tus hijos para que no sientan un dolor más profundo al descubrir que sus ilusiones de que papá y mamá vuelvan a estar juntos no sucederá.

Déjale claro que nunca le vas a abandonar

Los niños a veces no entienden el concepto de divorcio e incluso pueden pensar que sus padres si se divorcian también lo podrían hacer de ellos, esto les puede crear un gran sentimiento de abandono. Los niños deben saber que a veces las mamás y los papás deciden separarse igual que a veces los niños deciden no ser amigos por más tiempo. Pero que en ningún caso se le dejará de querer ni se le abandonará nunca, porque los padres siempre aman a sus hijos, hasta el fin de los días.

Ilustração - Pais a lutar pelo filho

Dile a tu hijo con quién dormirá

Muchos niños se sienten confundidos sobre a dónde deben ir cada día o cada semana. No saben dónde dormirán y eso les causa malestar y confusión. No saben si van a ser recogidos en la escuela por su padre o por su madre. El niño necesita saber todos los días cuál será su horario. Diles cada mañana qué hará y con quién y recuérdaselo también antes de irse a la cama. Haz un calendarios sobre los días que estará con mamá y los días que estará con papá y cuélgalo en su habitación para que lo tenga claro. Por ejemplo, puedes pintar de un color los días que estará con papá y de otro color los días que estará con mamá. Así podrá recordar visualmente su horario y sentirse mejor confundido.

Que sean los padres los que se marchen y vuelvan del hogar

Aunque hay una opción que cada vez veo más adecuada por el bien de los niños cuando unos padres se divorcian. En el caso que la casa sea partes iguales de los padres y sea el hogar familiar, si hay posibilidades para no desestabilizar tanto la vida de los pequeños, lo ideal es que sean los padres quienes entren y salgan del hogar. Es decir, los niños siempre vivirán en el hogar familiar para desequilibrar lo menos posible sus vidas (suficiente es que tengan que sufrir la transición del divorcio) y serán los padres quienes se turnen para estar con sus hijos en el hogar. De este modo los niños podrán sentir menos inestabilidad. ¿Qué te parece esta forma de llevar las visitas?

los niños en el divorcio

Planifica las vacaciones para que sepan qué harán y con quién

También es muy importante que desde el primer momento las vacaciones y los días festivos queden bien claros para todos en el calendario. De este modo en las fiestas de Navidad o de verano los niños podrán pasar un tiempo con el padre y otro con la madre de forma equitativa para que puedan disfrutar de ambos progenitores por igual. 

Y por supuesto, se deberán cumplir de forma estricta todas las sentencias que dictamine el juez referente a la custodia y cualquier término en cuanto al cuidado y bienestar de los niños. ¿Qué más crees que es necesario tener en cuenta en todo este proceso para y por el bien de los niños pequeños?


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *