Cómo calmar las llamadas de atención de los niños

llamadas atención niños

Los niños hay algo que no soportan, y es el ser ignorados. Necesitan la atención de sus padres cada vez que hacen algo nuevo o bien. Para conseguir que sus padres le presten la debida atención tratan de llamar la atención de los mayores de todas las formas habidas y por haber, y en ocasiones no será de la mejor forma. Te damos unas pautas para poder calmar las llamadas de atención de los niños de la mejor forma.

Los niños necesitan atención

Los niños además de necesitar amor por parte de sus padres, también necesitan tu atención. Necesitan sentirse queridos y protegidos, y cuando se sientan que no tienen la atención que necesitan se frustran. Al ser tan pequeños no cuentan con muchos mecanismos para conseguir lo que quieren, y se comportan como lo que son: niños. Pataletas, lloros, gritos, celos,… la forma de conseguir tu atención le dará igual mientras consiga su objetivo. Si le castigamos, reñimos o gritamos estamos dándole lo que quiere: atención.

Un niño que trata de llamar tu atención no es un niño malo. En solo un niño que intenta conseguir tu atención de cualquier modo, aunque te crispe el sistema nervioso. Sobre todo en niños de entre 0 y 3 años, que no tienen el lenguaje lo suficientemente desarrollado como para expresarse debidamente. Así que si tu hijo se comporta mal, no debemos ignorarlo.

No es algo personal, ni tu hijo está tratando de volverte loco/a, ni trata de enfadarte. Quiere ser feliz contigo pero se sienten mal. Tiene miedo y su objetivo es recuperar su seguridad. En lugar de centrarnos en la emoción que se ve (rabia, ira, dolor…) deberemos ver que hay detrás. ¿Tiene miedo? ¿se siente poco atendido? ¿le dedicamos el tiempo suficiente? ¿necesita más amor y atención por nuestra parte? Los niños no tienen estrategias para regular sus emociones y te necesitan para conseguirlo. Veamos unos consejos para poder calmar las llamadas de atención de los niños.

calmar llamadas atención hijos

Cómo calmar las llamadas de atención de los niños

  • Presta atención cuando el niño se comporta correctamente. Si solo le prestamos atención cuando se comporta de manera inadecuada estaremos reforzando esas conductas. Prestarle atención cuando está bien es una manera de confirmarle que le prestamos atención y que puede contar con nosotros. Felicítale cuando se lo merezca y hazle saber lo mucho que le quieres.
  • Ignorar la conducta inadecuada. Como vimos antes, si le prestamos atención a la conducta que queremos evitar le estaremos dando más poder. Debemos justo hace lo contrario e ignorarle, decirle que cuando se calme le prestaremos atención. Saca toda tu paciencia por que te hará falta.
  • Dedícale tiempo. Saca tiempo durante el día para jugar con él, ir al parque, hablar con él… que sea tiempo de calidad. Es decir, aunque no sea mucho que sea un tiempo en el que estás cien por cien concentrada en tu hijo sin interrupciones. Hacer esto les hará sentirse queridos y amados, y evitará que sucedan en gran parte las malas conductas.
  • Interésate por sus cosas. Los niños pasan muchas horas al día fuera de casa. Puede que le haya pasado algo en el colegio o en el parque y esté preocupado.  Puede que se haya peleado con algún amiguito y esté triste, o que tenga problemas para adaptarse en su clase. Implícate en lo que le ocurre a tu hijo. Hazle preguntas concretas, en lugar de genéricas para saber lo que pasa en su día a día. Te damos unos ejemplos de preguntas para saber como le va en el colegio a tu hijo aquí.
  • Ayúdale a expresar sus emociones. Ya desde pequeños podemos enseñarle educación emocional. Esto les ayudará a identificar sus emociones, ponerles nombre y a aprender a gestionarlas.

Por que recuerda… no hay niños malos. Hay niños ansiosos de atención, que intentarán lograr su objetivo de la forma que sea. Necesita tu ayuda para aprender a regular estas emociones.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.