Cómo colocar al bebé para amamantar

amamantar bebe

Dar el pecho es una de las cosas más bonitas que hay. Que tu cuerpo siga la magia tras el parto aportando a tu bebé el alimento que necesita es otro milagro de la vida. Pero no siempre es tan fantástico y maravilloso, la teoría hay que llevarla a la práctica y no siempre sale como a uno le gustaría. Hoy vamos a hablar de cómo colocar al bebé para amamantar para ayudaros a disfrutar de esta maravillosa experiencia.

Conseguir un buen enganche

Hay bebés que se enganchan fenomenal al pecho desde el primer momento pero también hay otros bebés a los que les cuesta agarrarse bien. Esto puede provocar grietas en el pecho, dolor al dar de mamar o que el bebé no reciba el alimento que necesita. Esto puede provocar rechazo de la madre al dar de mamar o imposibilidad de poder hacerlo por el dolor y heridas que genera.

La postura en la que coloques al bebé es importante, y deberás buscar aquella que sea más cómoda para ti y para el bebé. Recuerda que dar de mamar no debería doler. Tómate tu tiempo mientras buscas tu postura ideal y ten paciencia. Busca un sitio tranquilo y cómodo donde dar el pecho, ya que pasarás muchas horas en esta posición.

Sabrás que se ha agarrado bien si tiene la boca abierta con los labios hacia fuera, con las mejillas redondeadas, su barbilla tocando el pecho y la nariz no está tapada. El labio de abajo tapa mucho más la aureola del pecho que el labio de arriba, y su oreja y sien se mueven rítmicamente con la succión. Al soltarse el pecho tiene una forma alargada y redondeada, y no deforme.

Cómo colocar al bebé para amamantar

  • Posición de la cuna. Es la posición más habitual, sobre todo cuando son más pequeños. Con un brazo sujetas tanto la cabeza como el cuerpo del bebé, y le das el pecho del mismo lazo de brazo. El bebé debe estar girado hacia ti. El otro brazo te queda libre para poder tocarlo y acariciarlo, o para sujetar el pecho.
  • La posición de la cuna cruzada. Es igual al anterior, solo que esta vez se agarra al bebé con el brazo contrario al pecho que se le vaya a dar. En esta ocasión la cabeza del bebé no está sujeta por el pliegue del brazo, sino por la mano del brazo contrario. Como en la anterior el bebé debe estar girado hacia ti para mejorar el agarre.
  • Posición de pelota. Ideal si has tenido una cesárea o para parto gemelar. Con ayuda de una almohada o cojín que colocas a tu costado, colocas al bebé de forma que sus pies vayan hacia atrás y su cabeza quede a la altura del pecho. Es la postura de los jugadores de rugby.  Con la mano puedes sujetar su cabecita y cuello. También es ideal para prevenir posibles obstrucciones o mastitis.
  • Postura biológica. Es la postura más natural, ideal para recién nacidos. Los bebés nacen con el instinto de succión y buscará tu pezón hasta engancharse solo. Si los colocas en esta posición mamarán de forma más espontánea. Mientras tú estás sentada o semi inclinada con los pechos al descubierto, tu bebé lo colocas encima de ti. Es un momento ideal para hacer piel con piel.

pecho bebe

¿Compensa dar el pecho?

Pues muchas mamás dicen que al ver la carita de sus bebés todo compensa. Sentir ese contacto único y especial que tienen las madres con sus bebés, algo tan íntimo que nadie más puede tener. Además es el mejor alimento para ellos, además de ser una fuente de amor y consuelo.

Pero esto no siempre es posible y no hay que fustigarse por ello, ni considerarse malas madres. Cada una de nosotras tenemos nuestras circunstancias personales y nuestras vivencias, y somos libres de decidir como queremos alimentar a nuestros hijos.

Porque recuerda… solo tú conoces tus circunstancias, no tienes que justificarte ante nadie de tus elecciones.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.