Cómo criar a niños agradecidos en un mundo materialista

nenes agradecidos letras

Actualmente y por desgracia vivimos en un mundo materialista donde lo que parece que más importa es tener más y más, donde lo último en tecnología es lo único que cuenta y es que parece que las personas no se contentan con lo que tienen y cada vez necesitan más cosas. Entonces, ¿cómo criar a niños para que sean agradecidos en un mundo materialista donde el consumismo y el individualismo parecen los protagonistas?

La gratitud y la bondad no son fáciles de enseñar a los niños pero se puede conseguir con el ejemplo y con una educación coherente diaria. Incluso si vives en un mundo materialista se pueden criar a niños para que sean agradecidos. Tener lo último en tecnología no te hará ser mejor persona, por lo que si quieres enseñar a tus hijos, deberás enseñarles que hay que serlo no sólo por lo que se tiene sino por las oportunidades que la vida les ofrece cada día.

Los beneficios de la gratitud

Un niño que es agradecido será un niño más feliz, con una mayor inteligencia emocional, con mayor fuerza interior, tenderán menos a padecer depresión y la envidia no será un problema en su vida nunca. Pero si no sabes cómo puedes educar a tus hijos para que crezcan siendo agradecidos en un mundo tan materialista como en el que nos encontramos actualmente, entonces sigue leyendo porque los consejos que encontrarás a continuación serán sin lugar a dudas, de tu ayuda y de tu interés.

nenes agradecidos experiencia

Sé el mejor ejemplo

Para modelar una conducta en los niños, lo mejor que puedes hacer es ser el mejor ejemplo. Los niños aprenden las cosas gracias al ejemplo de sus padres, y es que si les dices que sean agradecidos pero después tú no te comportas de manera para que vean en ti un buen ejemplo… no importa las palabras que les digas, porque esa incoherencia les hará pensar que no tienes razón y actuarán acorde a lo que ven.

Es importante que te vean dar las gracias

Tus hijos deberán ver cómo das las gracias a las personas por lo que deberás hacerlo en voz alta. Puedes ser agradecido con cualquier persona que interactúa contigo a lo largo del día, como la cajera del supermercado, tu vecino, una persona en el banco que te sujeta la puerta al salir, etc. Deberás ser específica y decirle a esas personas por qué estás agradecido: “Gracias por ser tan amable”, “Gracias por sujetarme la puerta”, etc. Así tu hijo podrá entender cuál es el acto de bondad del otro por el que estás agradecido.

Haz que el agradecimiento sea parte de tu vida diaria

Con el fin de educar a tus hijos para que sean agradecidos, deberás hacer que la gratitud sea parte de tu vida diaria. Por ejemplo cuando te sientes a comer con toda tu familia, deberás mencionar por qué estás agradecida exactamente: “gracias por estar todos juntos”, “gracias por esta comida tan buena”. Es posible que tus hijos pregunten a quién le estás dando las gracias, y simplemente tendrás que responder por ejemplo: “a la vida que me permite disfrutar de vosotros cada día”. Si tu hijo ve esto en ti cada día, sin darte cuenta estarás cultivando una gran semilla de agradecimiento en ellos.

nenes agradecidos abrazo

Un diario de agradecimientos

Tener un diario de agradecimientos es una forma excelente de ser agradecido. Normalmente las personas cuando escriben las cosas que les suceden durante el día, suelen quejarse porque no todo es cómo les gustaría que fuese y por este motivo escriben: para desahogarse. Pero en lugar de desahogarte por cosas malas, ¿por qué no hacerlo por cosas buenas? Es dar la vuelta a la tortilla y escribir para sentirnos bien… puedes escribir por todo lo bueno que te sucede cada día, dejando a un lado las cosas negativas que te quitan energía. Pero si quieres que tus hijos aprendan sobre esto, una idea excelente es que les la idea de hacerlo también ellos mismos… pero diles que no sólo deben dar las gracias por lo que tienen, sino por las cosas buenas que les suceden.

Cambia tu perspectiva

Es necesario que enseñes a tus hijos a que se diviertan y sean felices sin importar nada más. ¿Quién dice que el trabajo o los estudios tienen que ser aburridos? En lugar de pensar que “tengo que hacer esto”, es mejor pensar cosas como por ejemplo: “Tengo la oportunidad de hacer esto”. Es algo muy sencillo que te ayudará a sentirte más agradecido por lo que haces y por lo que tienes… algo que sin duda será un modelo excelente para que tus hijos sigan desde hoy mismo.

Las cosas simples son las más importantes

La vida es más simple de lo que queremos pensar, y es que la simplicidad importa por lo que es necesario mantener las cosas simples porque así tus hijos empezarán a darse cuenta que las pequeñas cosas son las más importantes en la vida… así podrán aprender a apreciar más todo. Intenta enseñar a tus hijos para que entiendan lo importante que es ser agradecido en la vida.

Haced voluntariados

Es importante que tu hijo vea desde pequeño la necesidad que hay para hacer las cosas por los demás, ser voluntario ayuda a entender otras realidades más desfavorecidas que la de uno mismo y esto nos ayuda a poder ofrecer nuestras manos a otros y a poder ser más agradecidos en nuestra vida diaria. Si tienes la oportunidad ser agradecido aunque sea una vez al mes, puedes animar a tus hijos a que te acompañen (siempre que la edad así lo permita) y así que se den cuenta de lo importante que es ayudar a los demás y de poder sentirse agradecidos por las pequeñas cosas de la vida.

nenes agradecidos

Enseña gratitud cada día

Es necesario que tu hijo aprenda a decir gracias y para ello tu hijo deberá aprender a hacerlo. Enséñales en los momentos diarios cuándo es adecuado dar las gracias, por ejemplo al maestro, en el supermercado, escribiendo una nota de agradecimiento a alguien especial, etc.


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *