Cómo debes reaccionar si tus hijos mienten

A ningún padre le gusta que sus hijos mientan por eso, cuando les descubren en una mentira suelen ponerse enfadados y alterados. Lo que no saben los padres es que esta alteración solo hará que los niños se bloqueen emocionalmente y desconfíen de sus padres. Es muy importante saber y entender por qué mienten los niños antes de reaccionar de una forma u otra.

Quizá te gustaría pensar que tu hijo siempre dirá la verdad (al menos a ti), pero no te engañes, porque la realidad es que la mentira es algo que todos los niños utilizan para experimentar la sensación de control o al menos, para ver si se pueden salir con la suya esquivando algunas consecuencias. Decir mentiras es una parte natural del desarrollo de cualquier niño o niña y que en la mayoría de los casos, los niños superan este comportamiento por sí mismos.

El problema existiría si en lugar de superar la fase de las mentiras, los niños utilizasen la mentira como una forma habitual de comunicación con los demás. Pero antes de seguir con este tema es necesario que comprendas por qué los niños utilizan la mentira.

Por qué los niños mienten

Lo primero que debes tener en cuenta es la edad del niño, porque es a partir de entre los 6 y 8 años cuando los niños y niñas comienzan a distinguir el mundo de fantasía con la realidad. Los niños menores de 6 años no distinguen bien entre la fantasía de la realidad y las ‘mentiras’ que utilizan solo es una expresión de su imaginación y el mundo creativo de su mente.

Un niño de 4 años puede decir una mentira para evitar meterse en problemas o conseguir algo que quiere, y esto es totalmente normal para su edad e incluso beneficioso para su desarrollo. Aunque como padres o madres, siempre tendrás que dejarle claro que las mentiras no son aceptables.

Otras causas que pueden hacer que los niños mientan son: el juego imaginativo, el miedo al castigo, deseo de quedar bien delante de los amigos, evitar hacer algo que no quiere, no querer decepcionar a los padres u otros adultos, está infeliz con su vida o solo quiere llamar la atención.

Qué debes hacer cuando tus hijos mienten

Cuando se trata de mentir es necesario tener una mano izquierda para que los niños sientan la confianza suficiente para poder hablar contigo de cualquier tema sin que tengan miedo a las represalias.

Busca la raíz de la mentira

Piensa por qué puede estar mintiendo tus hijos, ¿quizá quiere engañarte para que no le castigues? Si tu hijo está utilizando su imaginación ayúdale a distinguir entre la realidad y ficción sin desalentar su creatividad.

Si por ejemplo afirma que fue su amigo imaginario quien rompió el juguete, asegúrale que no se meterá en problemas si te cuenta realmente lo que ha pasado, y que así sea. Después explícale que debe comprender que si bien a veces puede ser más fácil creer que alguien más pudo haber hecho algo que él no quiere admitir, decir la verdad siempre ayuda a mejorar las cosas.

No hagas sentir a tus hijos que no pueden acudir a ti

Si tu hijo está preocupado de que si te dice la verdad te vas a enfadar, es probable que no te la diga pase lo que pase. Lo que importa es ayudar a tu hijo a sentirse seguro y apoyado todo el tiempo, que sepa que hablar contigo es posible y que eso no hará que pierda tu afecto y tu amor incondicional. Si amenazas a tus hijos por mentir, es menos probable que te cuenten la verdad.

No apliques castigos, aplica siempre consecuencias

¿Sabes cuál es la diferencia? El castigo proviene de la ira, el enfado y el resentimiento, mientras que las consecuencias se centran en corregir el mal comportamiento haciendo partícipe al niño. Por ejemplo, si tu hijo miente acerca de hacer sus tareas, habla con él sobre la importancia de enfrentar sus acciones; trabaja para llegar a una tarea adecuada para compensar el error, como por ejemplo, hacer tareas adicionales apropiadas para su edad en casa.

No llames a tu hijo mentiroso

Si llamas a tu hijo mentirosos le estarás etiquetando y esto tendrá un impacto duradero en la forma en que un niño se ve a sí mismo. Si le llamas mentiroso se pensará que realmente lo es y actuará en consecuencia. Si no quieres que sea mentiroso, no le etiquetes como tal.

Ten claras las expectativas y sé realista

Dile a tu hijo que mentir no es aceptable y que no quieres mentiras en vuestro hogar. Hazle saber que decir la. Verdad es tan importante como cualquier otro comportamiento que se espera de él, como hablar con respeto o no pelear con los hermanos.

Evalúa tu comportamiento cuando tu hijo te dice la verdad y sé un buen ejemplo

¿Sueles recurrir a la mentira cuando quieres evitar una situación o conseguir algo que quieres? Por ejemplo, si tu hijo escucha que le dices a un vecino que no puedes alimentar a su gato mientras está de viaje porque tienes un pariente enfermo cuando la verdad es que en secreto no te gusta ese gato en particular y tampoco tienes un pariente enfermo a quien cuidar, tu hijo recibirá el mensaje de que los adultos mienten cuando les conviene.

Habla sobre las consecuencias de la mentira

Es necesario que expliques a tus hijos cómo la mentira puede dañar la confianza que existe entre las personas que se quieren. Pídele a tu hijo que se imagine cómo se sentiría si le mintieras sobre algo. ¿Desconfiaría de ti la próxima vez? ¿Afectaría a su confianza? Esta reflexión le puede ayudar a entender las repercusiones de las mentiras. También puedes trabajar con cuentos infantiles que estén pensados para la edad que tenga tu hijo/a y trabajar la mentira a través de los valores que transmiten los cuentos.

Si a pesar de todo esto, te has dado cuenta de que tu hijo miente mucho y muy a menudo, incluso teniendo todos los consejos aquí comentados en cuenta, entonces será necesario que hables con tu pediatra para que te derive a un provisional de salud mental infantil y así evaluar el comportamiento y poder tener unas recomendaciones más específicas teniendo en cuenta la situación particular de tu familia y de tu hijo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.