Cómo enseñar a los niños a actuar en caso de emergencia

Las situaciones cotidianas pueden complicarse en un segundo, cualquier mínimo accidente puede provocar un momento peligroso para cualquier miembro de la familia. Todas las personas que conviven en casa, deben saber como actuar en ese tipo de situaciones, incluso los niños. Generalmente damos por hecho que los accidentes los pueden sufrir los niños, por lo que también se da por hecho que siempre habrá un adulto que tome las riendas de la situación.

Pero esto es algo imposible de controlar, cualquier persona puede sufrir un pequeño accidente doméstico, una caída o una quemadura. Es importante tomar conciencia de que nadie está exento de peligro, de esta forma podremos preparar a los niños para actuar en caso de emergencia.

Cómo explicar a un niño qué es una emergencia

No es cuestión de asustar a los niños hablándoles de sangre, heridas o enfermedades. Es preferible crear un ambiente de juego, puedes utilizar muñecos para recrear situaciones cotidianas. Utiliza el juego para que el niño entienda lo que es una emergencia y qué debe hacer para ayudar. A nadie le gusta pensar que quizá su hijo pequeño tenga que hacerse cargo de una emergencia, pero es mejor enseñarles a actuar en lugar de crearles una burbuja.

Avisar a un vecino

Muchos niños con cierta edad saben utilizar el teléfono, incluso saben marcar el número de familiares cercanos, pero esto puede que no sea una buena solución y la situación se complica. Algunas personas tienen más facilidad para forjar amistad con los vecinos, otras no tanto, pero cualquier persona estará encantada de ayudar en este tipo de situación. Explica a tu hijo que en caso de que ocurra algo y la persona que esté a su cargo no responda, lo más rápido es abrir la puerta y avisar al vecino más cercano.

Por supuesto siempre que esto no conlleve ningún riesgo, no es lo mismo cruzar un pasillo para avisar al vecino, que tener que andar unos metros porque vivas en una casa independiente. Cada uno tiene que valorar los peligros, pero los niños tienen que tener unas directrices. Las que sean más seguros para ellos según su edad, lo debe determinar cada padre o madre.

Marcar el número de emergencias

Para que los niños no se asusten, ni tomen esta información de forma traumática, trata de enseñarles a llamar a emergencias como un juego. Deja en la pantalla de tu móvil un icono especial, un botón de marcado rápido a emergencias. Busca alguna aplicación que te permita personalizar los iconos de tu pantalla, así puedes asociar este número con algún símbolo como una tirita o algo sencillo de recordar.

Es importante que el niño entienda que eso sólo debe utilizarlo en momentos especiales, si se lo pide un adulto por ejemplo.

Crea el mural: cómo actuar en caso de emergencia

Utiliza una cartulina grande, donde puedas hacer un mural de actuaciones en caso de emergencia. Puedes hacer dibujos si tienes buena mano, o imprimirlos desde Internet. Deben haber imágenes que el niño pueda identificar como una emergencia, una mamá que se cae de una escalera, un papá que se quema la mano mientras prepara la comida o una persona que cae al suelo y no responde.

Cada dibujo debe llevar una flecha que indique lo que debe hacer el niño, por ejemplo, llamar al vecino o utilizar el teléfono. Adapta el mural a la edad y comprensión de tus hijos, de esta forma siempre podrán recurrir a este mural de emergencias en caso de que algo suceda y lo necesiten.

Estas son solo algunas ideas generales, lógicamente no puede reaccionar igual un niño de 2 años que uno de 5. Adapta estas sugerencias a la edad de tus hijos, a vuestras circunstancias familiares, si hay otros niños en casa o personas mayores.

Y lo más importante, todos los miembros de la familia deben estar preparados para este tipo de situaciones cotidianas. No tiene por qué suceder nada y lo más seguro es que nunca ocurra algo así, pero es mejor estar preparados. Será una gran lección para toda la vida de tus hijos, crecerán como personas con capacidad resolutiva y preparados ante cualquier circunstancia.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.