Cómo enseñar a los niños a aficionarse por la lectura

La lectura juega un papel fundamental en el desarrollo intelectual de los niños, a través de los libros, los pequeños adquieren cultura, mejoran su vocabulario y la ortografía. Está demostrado que los niños que leen habitualmente sacan mejores notas, y esto se debe a que la lectura mejora su comprensión lectora y por lo tanto, tienen mayor capacidad para comprender las lecciones.

Pero además de ser beneficioso para su desarrollo académico, la lectura tiene numerosas ventajas para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. El problema es que la mayoría de los niños entiende la literatura como una parte de la escuela,  por lo tanto, lo entienden como una obligación y por ello la rechazan. Fomentar la lectura y enseñar que los libros son divertidos, por lo tanto, enseñar a amar la literatura, es un trabajo de los padres y las madres.

Muchas familias caen en el error de pensar que los niños ya leen suficiente en el colegio, de forma que cuando los niños están en casa, se entretienen jugando con otras cosas. Este error se transmite a los niños, que entienden lo que les favorece con mucha más facilidad. Si el mensaje es que la lectura es cosa del colegio, el niño así lo entenderá y por lo tanto, cuando pretendas que coja un libro, su respuesta lógica será que no está en la escuela.

Cómo hacer niños lectores

El primer paso para que tus hijos se conviertan en apasionados lectores, es predicar con el ejemplo. Esta es una de las grandes tareas pendientes en muchos hogares del mundo. Lo normal es que los niños imiten a los padres, en cualquiera de los ámbitos. Introducir el hábito de la lectura en casa, comenzando por ti misma, será beneficioso para tus hijos y para todos los miembros de la familia.

Los libros son universos donde puedes introducirte en solitario, donde puedes sentirte el personaje de una novela, desarrollar tu imaginación y tu creatividad. La lectura de un buen libro, no importa el género, puede ayudarte a eliminar el estrés diario, a olvidarte de la rutina y de los problemas normales de cada casa. Si tu misma eres capaz de ver eso, de sentir la emoción de empezar un libro, estarás motivando a tus hijos a convertirse en grandes lectores.

Trucos para convertir a tus hijos en apasionados lectores

Para que la lectura sea divertida es necesario que esté adaptada a la edad y los gustos del niño, los libros que se utilizan en la escuela no deben usarse como lectura de ocio en casa. En el mercado puedes encontrar libros para todo el mundo, opta siempre por libros recomendados para la edad del lector. Otros trucos para aficionar a tus hijos por la lectura:

  • Variedad de libros a la mano de los niños

La literatura debe formar parte del hogar, procura buscar un lugar donde colocar diferentes libros colocados por edad. En una parte los libros para los niños y en otra zona, no demasiado alejada, los libros para los mayores. Coloca varios libros con diferentes temáticas y con distinto grosor, de forma que el niño pueda elegir el libro que le apetece leer.

  • No asocies la lectura con las tareas escolares

Pregunta a tu hijo sobre qué trata el libro, cuál es su personaje favorito y por qué, donde se desarrolla la historia etc. Es decir, no realices un examen cada vez que se lee un cuento, muestra interés y conseguirás que el niño se involucre en la lectura.

  • Hablar de literatura en casa

De la misma forma que se comenta el argumento de una película después de haberla visto, es importante que la lectura sea un tema de conversación habitual el casa.

  • Los libros deben incluirse en la lista de regalos

Cuando tengas que hacer algún regalo, ya sea a los niños a sus amigos del colegio o a diferentes miembros de la familia, acostúmbrate a incluir libros entre los detalles elegidos. Esta es una buena forma de ampliar la biblioteca familiar, y el niño se acostumbrará a recibir libros en las fechas señaladas.

  • Visita bibliotecas y ferias de libros

Entre las actividades que se realizan en familia, debes incluir la visita a bibliotecas de tu zona, a ferias de libros y lugares donde la literatura sea la protagonista.

Estos son algunos trucos que puedes utilizar para animar a tus hijos a leer, pero lo más importante es que lo hagas con paciencia. Obligar a los pequeños a realizar cualquier actividad creará en ellos el efecto contrario, anímales desde la diversión, plantea la lectura como el mejor de los entretenimientos y comparte la pasión por los libros con tus hijos. Todos saldréis beneficiados si os convertís en apasionados lectores.


Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.