Cómo hablar de sexo con tus hijos adolescentes

A veces, para muchos padres, no es nada fácil hablar con sus hijos de sexo, sobre todo cuando llegan a la etapa adolescente. En esta etapa, parece que todo es más complicado y que si se habla de relaciones sexuales es como incitarles para que las tengan, algo que los padres temen.

Pero en realidad, deben temerlo si no lo hablan con ellos, porque entonces les faltará la educación sexual necesaria para poder tener relaciones sexuales sanas cuando llegue el momento.

Los padres deben evitar que los hijos aprendan las cosas sobre sexo de Internet o de lo que escuchan por la televisión o en las películas porno que puedan ver a escondidas. En realidad, los adolescentes necesitan una buena educación sexual para desarrollarse correctamente. En este sentido, es necesario que los padres mantengan conversaciones sobre sexo con sus hijos adolescentes, en cuanto se dé la oportunidad.

Si no sabes cómo puedes hablar de sexo con tus hijos pre adolescentes o adolescentes, a continuación vamos a explicarte una pequeña guía para que puedas dar el paso sin sentir inseguridad en tus palabras. Recuerda que tus hijos necesitan verte seguro para confiar en las palabras que les estás diciendo.

De los 8 a las 12 años

Los años previos a la pubertad pueden sentirse como la ‘calma antes de la tormenta’. Los niños pueden comenzar a sentir más pudor sobre las preguntas relacionadas con el sexo. También es posible que tengan mucha curiosidad sobre el sexo y que te pregunten abiertamente, esto es una ventaja para ti. Pero de cualquier manera, la mente de tu hijo/a pre adolescente está en movimiento y necesita tu sinceridad y honestidad más que nunca sobre el sexo.

Contesta a sus preguntas

Si tu hijo/a te pregunta sobre el sexo, tendrás que responder de forma honesta y acorde a su entendimiento. La mayoría de los niños desarrollan una comprensión sobre la mecánica real del sexo entre los 8 y los 9 años. Es hora de que si tiene información errónea se le corrija. Puedes preguntar a tu hijo si quiere saber más sobre sexo cuando te pregunte o asegúrate de que has contestado su pregunta de forma que lo haya entendido correctamente.

Ten en cuenta el día a día

Puedes utilizar el día a día para hablar de sexo, como algo que salga en los medios de comunicación. Puedes hablar acerca de los roles de género en los medios, y la importancia de separar las representaciones sociales con la realidad. Es necesario que prepares a tus hijos para la pubertad.

La educación sexual es tu responsabilidad

No permitas que sean los docentes de la escuela los que se encarguen de la educación sexual de tus hijos, porque esa es tu responsabilidad. La pubertad suele comenzar entre los 8 y los 13 años en las niñas y entre los 9 y los 15 en los niños. La pubertad temprana es cada vez mas común por lo que es necesario que tus hijos conozcan los cambios físicos, emocionales y hormonales que experimentará, así como los que experimentan el sexo opuesto al suyo. Es necesario que conozca esto antes de que amigos suyos o él/ella comiencen a experimentarlo.

Conceptos básicos de las relaciones sexuales

Cuando hablas sobre la pubertad es posible que necesites hablar también sobre algunos conceptos básicos del coito o las relaciones sexuales, pero a menos que tu hijo/a tenga pregunta específicas, es probable que prefieras guardar este tipo de conversaciones para los primeros años de adolescencia, porque ahora mismo es demasiado pronto para este entendimiento.

Puedes tener conversaciones separadas sobre la pubertad y las relaciones sexuales en lugar de una “gran charla”, que puede avergonzar y alejar a tu hijo de ti, pensando que lo que dices está fuera de lugar. Es mejor darle pocas dosis de información en tiempos separados.

Los sentimientos sexuales

Es necesario también hablar sobre la normalidad de los sentimientos sexuales, de la masturbación (en privado) y permite que tu hijo tenga más privacidad en su adolescencia. No quites importancia a tus hijos si se enamoran porque su autoestima o su imagen corporal es demasiado frágil, necesita tu apoyo en todo momento. Pero tendrás que poner algunas reglas y normas básicas sobre las citas si quiere comenzar a tenerlas.

Advierte sobre la pornografía

La edad promedio que un niño comienza a ver porno es de 10 años. Está en todas partes y es ingenuo pensar que tu hijo no lo verá. Tendrás que habrá sobre este tema antes de que se tropiecen con ella. A veces las personas miran fotos o vídeos de personas que mantienen relaciones sexuales y cuando son pequeños, lo hacen por pura curiosidad porque no tienen una educación sexual correcta. Pero la pornografía no es para niños y no están preparados para ver este tipo de imágenes y además, les puede crear una distorsión de la realidad, de las relaciones amorosas o de el papel de un hombre o una mujer en las relaciones sexuales.

Siempre disponible

Hazle ver a tu hijo que siempre estarás disponible para cualquier duda que le pueda surgir, ya sea de la pubertad, del sexo, de las relaciones sexuales o cualquier cosa que vea en Internet o en la televisión, incluso de las cosas que pueda escuchar en clase de sus compañeros.

A partir de los 13 años y durante la adolescencia

A esta edad los chicos y chicas comienzan a entrar en la adolescencia y saben qué es el sexo. Pero aún hay mucho que deben aprender para protegerse de enfermedades de transmisión sexual, de embarazos adolescentes, de evitar violaciones, relaciones de riesgo, abusos y muchos más peligros a los que son vulnerables a esta edad si no tienen una buena educación sexual. Es necesario hablar con ellos sobre las relaciones sexuales sanas y que es mejor esperar y ser maduro, que el sexo no define a una pareja y muchos aspectos más.

Habla con tu hijo/a sobre la importancia del consentimiento mutuo, las protecciones contra enfermedades, la importancia de utilizar preservativos para evitar esto y también embarazos no deseado. Las niñas tendrán que ir a un ginecólogo si son sexualmente activas antes de los 18 años.

Es necesario también hablar sobre evitar la pornografía, hablar sobre el sexting y otros peligros. No espíes todos los movimientos de tu hijo en Internet, sino que deberás hablar sobre las reglas para tener una buena seguridad en el móvil y ofrecerle una buena educación para el uso de la tecnología y las redes sociales.  Si tu hijo/a tiene una pareja, tendrás que hablar sobre el sexo y anticonceptivos sí o sí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.