Cómo hacer frente a las obsesiones de tu hijo pequeño

niño con obsesiones

Que los niños tengan preocupaciones y dudas es algo muy normal y no debe ser un motivo de preocupación para los padres, sólo tendrán que encargarse de que su hijo esté bien atendido emocionalmente y pueda hacer frente junto con el apoyo de sus padres a estas preocupaciones y miedos. Pero los niños que tienen obsesiones o que padecen TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) a menudo no pueden dejar de preocuparse. Estas preocupaciones con frecuencia les obligan a tener comportamientos repetitivos.

Busca información sobre TOC

Si quieres poder hacer frente a las obsesiones de tu hijo y ayudarle, lo primero que tendrás que hacer es buscar información sobre el Trastorno Obsesivo Compulsivo. El TOC es un trastorno que tiene una base neurobiológica, es una condición del cerebro que afecta a cómo piensan los niños y adultos que sufren este trastorno. Para muchas personas las preocupaciones pueden consumir muchas horas diarias, es algo involuntario y esta preocupación constante les hace tener miedos y malestar. Las preocupaciones suelen estar relacionadas en que si algo puede ser perjudicial, peligroso, malo, sucio, si algo malo podría ocurrir, etc.

Las personas que padecen TOC para aliviar este malestar interno realizan compulsiones (también llamados rituales) en los que canalizan todo ese miedo. Por ejemplo, pueden lavarse las manos de forma excesiva, pueden pensar algo una y otra vez (como una oración mental para evitar que algo terrible suceda), etc. Todo esto hace que sientan cierto alivio, aunque sólo es temporal.

Los niños pueden tener grandes dificultades para explicar la razón por las que hacen sus rituales y muchas veces sólo las hacen pero no saben ni entienden por qué. Pero siempre es para tratar de aliviar la ansiedad que provocan las preocupaciones y el miedo constante.

niño con obsesiones

El TOC es como un sistema de alarma del cuerpo pero que está siempre activada, por lo que siempre provoca ansiedad y preocupación. ¿Te imaginas tener que vivir siempre en una constante de miedo y preocupación? Pues eso es lo que les ocurre a los TOC y por esto les interfiere hasta en la vida cotidiana. Es necesario que los niños TOC se den cuenta de que realmente no es necesario repetir esos comportamientos una y otra vez, pero la ansiedad que sienten es tan grande que no “necesitan” para poder parar la sensación incómoda que tienen dentro de sí. Pero es necesario que aprendan a no hacerlo porque este alivio es temporal y a la larga puede causarles más ansiedad.

Los síntomas del TOC

Como padre o madre es necesario que aprendas a identificar los síntomas del TOC para que puedas reconocerlos en tu hijo en el caso que le esté ocurriendo. Los niños al no entender qué les está ocurriendo pueden explicarlo de un modo peculiar y es necesario que estés atento/a a lo que dice y cómo lo dice para poder valorar.

Los niños suelen describir sus obsesiones como “malos pensamientos” o que tienen muchos miedos o preocupaciones. En algunos casos les cuesta mucho describir o poner palabras a lo que les está molestando, pero se sienten obligados (literalmente) a participar en los rituales que les ayudan a poder manejar la ansiedad que tienen en su interior.

niño con obsesiones

Por ejemplo, un niño puede sentir mucho miedo a que le ocurra algo malo a su madre y no puede parar de comprobar una y otra vez que las puertas y ventanas de casa están totalmente cerradas antes de ir a la cama o pide a los padres que comprueben que todo esté en orden. Este comportamiento repetitivo es una compulsión o un ritual. Los temores son comunes pero cuando es persistente, entonces algo puede pasar el límite. Otro miedo muy común es el miedo a las bacterias y por eso necesitan una y otra vez lavarse las manos hasta sentir que tiene las manos limpias, pueden hacerse daño en la piel.

¿Cómo hacer frente a las obsesiones de tu hijo?

Acepta su objeto de seguridad

Puede que sea una manta, o un peluche… depende de la edad. Los niños pequeños necesitan objetos que le ayuden a sentirse seguros. Si le permites tener uno aumentará su capacidad de controlar la ansiedad cuando se encuentre en una situación en la que se sienta inseguro. Es una etapa que pasará y pero tu hijo necesita saber que lo entiendes y que le aceptas cómo es.

Identifica lo que le puede causar la preocupación

Los niños pequeños (todos) son muy sensibles al estrés y por eso necesitan utilizar objetos para sentir seguridad, sobre todo porque no son capaces de verbalizar sus sentimientos de ansiedad. Por ejemplo, si tienes que salir por al mañana con prisas porque llegáis tarde al autobús de la escuela y tu hijo quiere coger su conejo de peluche, no se lo prohíbas, es así porque siente ansiedad en ese  momento. Para que tu hijo no sienta esa necesidad es necesario practicar la calma en casa y llevar a cabo rutinas diarias para que sepa qué es lo que viene a cada momento, sin necesidad de preocupaciones.

niño con obsesiones

Trabajar las emociones desde casa

Es necesario que los niños aprendan a entender sus emociones y la de los demás, para ello hay que trabajarlo cada día en casa. Es necesario trabajar los sentimientos, la empatía y la asertividad. Las emociones son clave para cualquier niño y un niño TOC necesitará entender especialmente por qué se comporta así, por qué tiene esos pensamientos y necesitará estrategias para combatirlo.

Si después de leer este artículo te das cuenta de que tu hijo pequeño se comporta de un modo muy parecido al que aquí describo pero no está diagnosticado como TOC, entonces no dudes en pensar la opción de llevar a tu hijo para ser valorado por un profesional. Un diagnóstico no será una etiqueta, simplemente te ayudará a entender mejor por qué tu hijo se comporta del modo en que lo hace y podrás ofrecerle una ayuda más adecuada, en algunos casos se necesita un tratamiento especializado para mejorar la calidad de la vida, no sólo de los niños que pueden padecer este trastorno, sino también, de sus familias.

 


Categorías

Familia

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *