Cómo hacer que los niños obedezcan en clase

Cómo hacer que los niños obedezcan en clase

Para muchos padres es un gran logro observar que nuestros hijos obedezcan a nuestras peticiones, cuando se trata por educación y por el bien de su desarrollo. Lo molesto es cuando se resisten a cumplir normas básicas, como ir a la cama a su hora, comer la comida, con recoger sus juguetes … y eso nos frustra y hace que perdamos la paciencia. Si en nuestra casa ya las normas son difíciles de cumplir, ¿Qué ocurrirá cuando vayan al colegio? Y si además hay quejas del  profesor por incumplimiento de normas, ¿Cómo hacer que los niños obedezcan en clase?

Quizás nuestra forma de educar de manera particular hace que los niños se aburran de nuestras sugerencias. Cuando cambian de aires y están en el colegio al cuidado de un profesor puede que las normas que se ejecutan son mucho más llevaderas. Pero hay niños que por su propia naturaleza tengan ese carácter rebelde y no quieran obedecer en clase.

¿Por qué los niños no obedecen?

Seguramente hayamos pensado más de una vez que no escuchan, que les decimos cincuenta veces la misma cosa y siguen sin obedecer. Ahí esta el problema, si necesitan escuchar nuestra petición diez veces para poder hacer algo, siempre esperarán que se lo digamos tantas veces como sea necesario. En clase los profesores suelen ser tajantes, hay que obedecer a la primera y como mucho a la segunda, sino hay una amonestación.

La forma de pedir las cosas o el hecho de regir algo hace que muchos niños no sepan entender dónde está la autoridad de alguien cuando tienen que obedecer. Muchas veces hay que tirar del cariño y la creatividad para que se cree otro tipo de objetivos. Se puede ser amable pidiendo las cosas y no a gritos, de esta forma todo puede comenzar por un buen camino.

Cómo hacer que los niños obedezcan en clase

¿Qué hacer para que los niños obedezcan en clase?

Hay niños que pueden llegar a revertir su comportamiento. Hemos reseñado la actitud desobediente de un niño cuando está en casa. Pero puede que el niño sí que obedezca en casa y en el colegio haga todo lo contrario. En este caso hace falta analizar que no haya nada que lo esté desmotivando y eso alborote su cabeza.

Debe de haber una conexión explícita entre los padres y el colegio. En este punto se debe de reseñar la intención de un padre o madre frente a la actitud de su hijo y observar qué ocurre en clase. En este caso hay que analizar con detalle los motivos y su comportamiento diario.

Cómo hacer que los niños obedezcan en clase

Hay niños que vienen desmotivados porque no descansan bien. No hay un buen ambiente en casa, hay algún niño que le perturba o algún compañero que le distrae demasiado. Todos estos ejemplos pueden ser razones suficientes para que el niño se comporte en rebeldía y solo le guste estar a su aire.

Se puede hacer un seguimiento desde casa con el comportamiento positivo y negativo de clase. Si en clase hay avances efectivos y el niño es obediente, se puede crear una tabla de puntos positivos que se pueden canjear por algo que le guste y le motive.

Hay que enseñar al niño o a la niña que se puede llegar a ser un buen alumno y que la obediencia puede crear refuerzos positivos. Es muy importante que tengan en la cabeza que siempre hay que obedecer a una persona mayor y de esta forma hacer ver a otros niños la misma actitud para seguir el mismo ejemplo.

Sabemos que la disciplina no funciona bien con todo el mundo. Hay niños que por diversas razones y su forma de vivir ya son problemáticos. Tienen un carácter difícil o porque existen problemas a su alrededor que lo está alterando. Hay padres que buscan apoyo psicológico porque creen que su hijo tiene un déficit de atención, y nada más allá de lo que parece puede llegar a ser real. Lo importante es trabajar al niño desde su interior, con paciencia, positivismo y cariño. Todos estos factores pueden cambiar la forma de visualización de un niño.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.