Cómo producir más leche

Amamantamiento, Naturaleza, NiñaAumentar el número y la duración de las tomas es el primer paso para aumentar la producción de leche materna. Veamos cómo hacerlo juntos.

Muchas madres entran en crisis porque notan que los senos, que en las primeras semanas después del parto aparecían hinchados y turgentes, luego se vuelven más y más blandos e incluso parecen estar vacíos. Es importante saber que este es un cambio normal debido no a la pérdida de leche, sino al hecho de que se ha creado un equilibrio entre las necesidades del bebé y la producción de leche.

Además, es bueno recordar que el tamaño de la mama no afecta la capacidad de amamantar ni a la producción de leche. Son muy pocas las mujeres que producen poca leche debido al tejido mamario deficiente.

Sin embargo, si te parece que tienes poca leche, no te alarmes y sigue estos consejos.

¿Cómo se produce la leche?

Conocer cómo se produce la leche en el cuerpo humano puede ayudar a las madres que desean amamantar a detectar posibles signos de falta de leche o en cualquier caso alteraciones en su producción.

Amamantamiento, Recién Nacido, Bebé, Madre

Durante el embarazo e inmediatamente después del parto, el pecho materno sufre cambios en respuesta a estímulos hormonales que tienen como objetivo asegurar la producción de leche y crear las condiciones para una lactancia materna eficaz. Una vez que ha comenzado la lactancia, la succión del bebé estimulará la producción de las dos hormonas clave de la lactancia, la prolactina y la oxitocina. El primero es responsable de la producción de leche, el segundo de su emisión (de que salga por el pezón).

En particular, la prolactina, como su nombre indica, estimula las glándulas mamarias para producir leche: cuanto más succiona el bebé, más prolactina se produce. Esta hormona ingresa al torrente sanguíneo durante cada toma para preparar el seno para la siguiente. Sujetar al bebé al pecho con frecuencia y correctamente ayuda a mantener altos los niveles de prolactina y promueve la producción de leche. Es importante, especialmente al principio, que la madre también amamante por la noche, cuando aumenta la producción de prolactina.

Ya en el quinto mes de embarazo, el pecho está listo para la producción de leche y durante el último período comienza a producir calostro, un líquido espeso y viscoso que varía de color del amarillo al naranja.

El calostro es perfecto como primer alimento para los recién nacidos, debido a su composición característica: un contenido relativamente limitado de grasa y lactosa, pero muchas proteínas, vitamina A, anticuerpos y oleogosacáridos.

La primera sugerencia es, por tanto, aumentar la frecuencia y duración de las tomas, satisfaciendo al máximo las necesidades de tu pequeño, sin seguir horarios ni reglas fijas.

Absorbente, Bebé, Cuarto De Baño, Cuidado, Cambiar

Cómo saber si producimos poca leche

¿Está satisfecho el bebé con la cantidad y calidad de la leche que le ofrezco? Esta es una de las preguntas que más a menudo se hacen las madres lactantes, tanto es así que en algunos casos incluso piden a su médico que les prescriba pruebas para evaluar la composición de su leche.

En realidad, una madre puede producir suficiente leche para dos o incluso tres bebés y es muy raro que la producción de leche sea realmente insuficiente.

En la mayoría de los casos, la baja producción de leche está relacionada con una mala lactancia, por ejemplo debido a un número reducido de tomas, tomas demasiado cortas, una conexión incorrecta del bebé al pecho, la eliminación de las tomas nocturnas, etc.

Si la cantidad de leche extraída por el recién nacido es escasa, de hecho, la primera consecuencia es una producción de leche insuficiente o, en todo caso, reducida por una mala estimulación mamaria.

Pero, ¿cuáles son las señales de advertencia de una producción insuficiente de leche? Siempre es bueno obtener ayuda del pediatra. Aun así, os mencionaré unos signos que suelen ser habituales en madres con poca leche:

  • incapacidad del bebé para recuperar el peso fisiológico dentro de las dos primeras semanas.
  • incapacidad para producir heces al final de la primera semana.
  • una pérdida de peso inexplicable, así como una curva de crecimiento plana y «descendente» en un bebé de más de tres meses.

Un método indirecto, pero bastante confiable, para saber si el bebé está tomando poca leche, es también evaluar la cantidad de orina que produce. Normalmente, un niño expulsa orina clara al menos 6 veces en las 24 horas a partir del tercer día de vida, mientras que un niño que no obtiene suficiente leche orina menos y la orina suele ser amarilla. Para darse cuenta de esto, basta con comprobar la cantidad de pañales que el bebé moja cada día.

Espárragos, Blanco, Espárragos Blancos, Verduras

¿Qué comer para producir leche materna? 

A diferencia de lo que se pensaba en el pasado, la dieta de una madre solo afecta mínimamente la composición de la leche materna. Por tanto, no es necesario cambiar la dieta durante la lactancia, pero sí se recomienda seguir una dieta sana y equilibrada, en la que no falten alimentos con buenos valores nutricionales.

De todas formas existen una serie de alimentos que pueden ayudar a producir más leche como:

  • Hinojo, diente de león, fenogreco, borraja, perejil, verbena, lúpulo…
  • Espárragos, albaricoques, judías verdes, zanahorias, guisantes, remolacha, nueces…

Pero no hay datos concluyentes sobre ello. No se pueden considerar mitos, pero tampoco se puede asegurar que ayuden. Además, hay que tener cuidado con ellos y se debe consultar siempre al médico antes de tomarlos, sobre todo las plantas medicinales.

Cerveza, Taza, Jarro De Cristal, Beber, Bebida

Desmontando algunos mitos

No es cierto que haya que beber leche para producir más, y mucho menos que «la cerveza produce leche».

Sin embargo, existen algunos alimentos y hierbas específicas que pueden ayudar, pero es importante consultar antes a un médico o farmacéutico.

Por ejemplo, la cebada es la fuente alimentaria más rica en betaglucano, sustancia que favorecería un aumento de prolactina y por tanto la producción de más leche. Otros alimentos ricos en betaglucanos son la avena, el trigo y el arroz integral.  

¿Qué factores hacen que nos salga menos leche?

La leche que se produce puede verse afectada por uno o más factores, como:

  • Estrés.
  • Problemas de tiroides.
  • Deshidratación. Lo suyo es beber unos 10 vasos al día.
  • Comer poco. Se necesita energía para producir leche, y la energía se obtiene de los alimentos.
  • Dormir mal. Se aconseja dormir de 8 a 10 horas.

Sabiendo cuáles son estos factores podemos evitarlos para lograr tener más leche.

Niña, Dormir, Acostada, Perro, Mascota, Dueño, Asiático

Consejos que ayudan a producir más leche

  • La OMS recomienda hacer de 8 a 12 tomas por día. Recordad que es mejor que coma varias veces que mucho y pocas veces.
  • Además, se debe intentar que el pecho no se llene demasiado de leche. En estos casos se produce un inhibidor de la prolactina. Es decir, el cuerpo da señales para inhibir la hormona que nos permite producir leche.
  • Otra regla fundamental es beber al menos dos litros de agua al día (unos 10 vasos) para reponer líquidos. Las sopas también son excelentes, ya que permiten ingerir líquidos y nutrientes y no tienen demasiadas calorías.
  • Hay que intentar estar relajada y tranquila.
  • Descansar y dormir unas 8 0 9 horas al día.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.