Consejos para saber cómo presentar los perros a tu bebé

perros y bebés

Es posible que si tienes perros en casa creas que cuando tu bebé llegue al mundo pueda ser un problema, o incluso que tus perros puedan cogerle celos. Habrá personas que te digan incluso que estarás tan cansada al cuidar de tu bebé que se te olvidará incluso echar de comer a los perros y que sacarlos a pasear puede ser toda una odisea. Te dirán que no tendrás tiempo para abrazarlos ni quererlos porque tu bebé será más importante.

Esto no tiene que ser así ni mucho menos. Tus perros son parte de tu familia y la llegada del bebé solo hará que vuestra manada crezca, nada más. Es importante que los perros se conviertan en los mejores ‘hermanos’ que un  bebé puede tener (en caso de que no tenga hermanos humanos).

Cuando llega el momento de llevar al bebé del hospital a casa, tus perros estarán impacientes por reecontrarse contigo, pero tendrás que presentar al nuevo miembro de la manada/familia para que lo acepten y además, para que le quieran de forma incondicional, exactamente como te quieren a ti.

Convierte al bebé en el líder de la manada

Es necesario que nada más que lleguéis a casa convirtáis al bebé en el líder de la manada junto a ti. Como líder que tú eres para tus perros, tendrás que enseñar a tus perros a comprender el papel del bebé en casa. Si cuando llegas a casa y como líder de la manada estás en calma y tienes una actitud firme, le estarás dando a tu perro confianza, límites y una estructura clara de vuestra manada.

Si ellos entienden quién es el líder de la manada incluso antes de que llegue el bebé, no habrá nivel de agresividad o ansiedad hacia las nuevas incorporaciones en la familia. Deja que tu perro sepa que tienes el control, así podrás relajarte y que tus perros también estén tranquilos y disfruten de tu bebé aunque solo sea olfateándolo.

perros y bebés

Cuando pasees con tu bebé, domina bien la correa

Es indispensable tener un buen control de la correa cuando sales a pasear con tu perro/perros y tu bebé. Es necesario que involucres a tus mascotas en las rutinas diarias con tu bebé para que sientan que es parte de la manada totalmente. Salir a caminar es una buena forma de lograr esto, así tu perro se sentirá cómodo para caminar con la correa al lado del carrito sin ponerse nervioso.

Si tu perro tira con entusiasmo de la correa es importante trabajar para que sepa cómo andar en la manada. Enseña a tus perros a esperar siempre que sea necesario, a detenerse siempre que lo ordenes, a ir más despacio cuando lo digas… Así, teniendo un buen control podrás caminar con tus perros y con el carrito sin que la correa se enrede con el carro de tu bebé.

Una forma de evitar el estrés en los paseos con tu bebé y los perros, lo ideal es salir a pasear con los perros y el carro antes de que haya nacido el pequeño. De esta manera podrás entrenar a tus perros sin que tu bebé esté aún dentro del cochecito de paseo. Será más fácil para ti y cuando nazca el bebé el perro ya estará acostumbrado a pasear correctamente al lado del cochecito de tu bebé.

Establece límites claros

Es muy importante que como líder de la manada puedas establecer límites claros para tu perro. Si tienes la intención de establecer límites cuando tu bebé está en un lugar en concreto, no es necesario que saques a tu perro de la habitación… Esto sería como abandonarlo y tu perro se sentiría muy mal, algo peligroso porque podrían desencadenar sentimientos negativos hacia tu bebé.

Pero los perros entienden muy bien de límites, y si tu bebé está en el suelo jugando puedes permitir que tu perro se acerque hasta cierto punto o separar los espacios para que sepa donde puede estar y donde no. Exactamente igual que cuando no le dejas estar durmiendo en el sofá pero sí le pones su camita al lado del sofá para que esté a tu lado.

perros y bebés

Introduce nuevo vocabulario en las órdenes

Además de las órdenes que tengan tus perros claras, tendrás que introducir nuevos comandos de obediencia antes de que el bebé llegue al hogar. Por ejemplo, si a tus perros les encanta los juguetes o los peluches, deberás enseñarles qué muñecos y peluches son para ellos y cuáles no lo son (porque serán del bebé). Comandos como ‘déjalo’, ‘no es tuyo’, ayudará a que tu perro comprenda qué es de su propiedad y qué no lo es.          

Vincula a tus perros con tu bebé

¿Cómo se puede vincular a un perro con un bebé sin que exista ningún tipo de peligro para el pequeño humano? Hay maneras fáciles de hacerlo. Por ejemplo, puedes comprar una cama a tu perro y ponerla al lado de la cuna del salón y así podrás vigilar a tu perro y a tu bebé y además, el perro sentirá que está más cercano emocionalmente del bebé. Tu bebé también se acostumbrará a la presencia de los perros a medida que vaya creciendo y también se darán cuenta de que los perros son una parte importante de la familia.

La importancia del olor del bebé

Introducir el olor del bebé también es importante para la presentación a tus perros. Después de dar a luz, envía a casa una mantita o el gorrito del bebé para que los perros lo huelan antes de que se acerquen el pequeño ser humano. Así, le podrás presentar a tu perro mientras enseñas este objeto con el olor de tu bebé. Mientras le das a que lo huela deberás decirle el nombre de tu bebé para que empiece a asociar ese olor con ese nombre. Deja que huela la manta o el gorrito mientras tú le repites el nombre una y otra vez.

perros y bebés

 

Antes de presentar a tu bebé saluda a tu perro como haces habitualmente

Es importante que tu perro no pierda su protagonismo habitual, por eso es muy importante que les saludes antes de la presentación a tu bebé. Si es necesario pide que otra persona sostenga a tu bebé mientras saludas a tu perro. Abrázalo, dile lo que le has echado de menos… Y después permite que huela los pies del bebé.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *