Categorías Cuidados Salud

Control del estrés para padres con hijos con discapacidad

Ser padre o madre no es nada fácil, pero serlo de un niño o niña con discapacidad aún lo es menos. El manejo del estrés es una habilidad importante para cualquier padre o madre, pero aún es más importante para los padres que tienen cualquier tipo de trastorno, síndrome o discapacidad.

Un padre puede tener el estrés tímido de cualquier padre con los desafíos que exige criar a un niño, pero cuando un padre lo es de un niño con discapacidad, además tendrá el extra de criar a un niño con necesidades especiales. Si te ocurre, a continuación te vamos a dar algunos consejos para ayudarte a sobrellevar tu estrés y vivir una vida más feliz y satisfactoria. Al desarrollar las habilidades del manejo del estrés, también estarás modelando habilidades muy importantes para la vida de tus hijos.

El pensamiento positivo

El pensamiento positivo puede ser un gran aliado en tus días. Puedes aprender con el pensamiento positivo y que la negatividad o el pesimismo de algunos días simplemente, no puedan contigo. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • Imagina que los resultados podrían haber sido peor
  • Visualiza cómo podrás manejar el peor resultado posible
  • Rodéate de personas positivas y limita las situaciones negativas
  • Desarrolla relaciones positivas con los centros a los que acude tu hijo
  • Desarrolla relaciones positivas con los profesionales con los que tu hijo trabaja diariamente
  • Descubre las oportunidades en cualquier crisis, usa las situaciones problemáticas para abogar por el cambio

Sé realista

Es importante que para reducir el estrés seas realista contigo mismo y también con tus hijos. Como padre o madre te pasarás el día haciendo malabares. Por esto, debes darte permiso para liberar algunos de tus compromisos o responsabilidades, pero, ¿cómo conseguirlo?:

  • Simplifica tus tareas siempre que sea posible
  • Pide ayuda antes de que la necesites para que esté disponible cuando la necesites
  • No te sientas responsable de todo
  • Aprende a decir que no con empatía y asertividad

Admite tus límites

Algo extraño de las situaciones estresantes es que cuanto más nos estresamos por ellas, peor se vuelve nuestro estrés. Nos preocupamos instintivamente por situaciones que no podemos controlar, pero es importante aprender a aceptar las limitaciones.

Cuando aceptamos que no tenemos control sobre un problema, liberamos la mente para identificar formas realistas en que podemos mejorar la situación o trabajar en algo completamente diferente.

Estructura y horario

La planificación es una excelente manera de reducir el estrés. La planificación puede ser tan simple como tomar unos minutos por la mañana para anotar y priorizar las tareas importantes que debes realizar en un día.

Tendrás que concentrarte en realizar las tareas importantes y realizar las tareas menos importantes cuando el tiempo lo permita. Los hábitos de planificación son muy importantes, y se realizan dividiendo las tareas grandes en tareas más pequeñas y manejables. Establecer plazos realistas para la finalización de cada tarea.

Cuida tus necesidades físicas

A menudo los padres se quedan en movimiento y dejan poco tiempo para cuidar de sus propias necesidades físicas. Sigue un plan de nutrición saludable, aprende formas de dormir bien a pesar del estrés y tómate un tiempo para realizar un programa de ejercicios aprobado por tu médico. Necesitas tiempo para poder cuidar de tu salud. Piensa que tus hijos te necesitan saludable y para eso, debes encontrar el tiempo para cuidarte.

Hacer esto no es egoísta, ¡es todo lo contrario! Cuidarte es necesario para estar bien y tu familia te necesita bien todo el tiempo. Es una inversión de tiempo para tu salud física y emocional y tus hijos lo agradecerán. Si no lo haces, a la larga acabarás enfermando tanto a nivel físico como mental y esto, sí podría ser un grave problema… ¡así que no dudes ni un segundo en cuidarte como te mereces!

Tiempo de relajación

Igual de importante es el punto anterior como lo es este. Necesitas tiempo para relajarte y acabar con ese estrés que te puede enfermar. Quizá te estrese solo de pensar que tienes que sacar tiempo para relajarte… Pero tendrás que tomarte el tiempo que necesites para reducir el estrés en tu vida.

Cuando aprendas a relajarte, aunque sean unos pocos minutos al día, te darás cuenta cómo podrás tener más energía para poder hacer frente al día a día.

Cero alcohol

Es importante que tengas en cuenta que si quieres evitar que el estrés se agrave, lo mejor que puedes hacer es evitar beber alcohol (o consumir cualquier tipo de droga…). Prueba alternativas más saludables para reducir el estrés como hacer ejercicio o realizar algún interés que tengas.

Organización

Si tienes tu hogar organizado podrás mejorar enormemente tu vida y tu mente. Tener tu casa y tu espacio de trabajo organizado te ayudará a sentir menos tensión y estrés en tu vida. Tener todo en su lugar aumenta su eficiencia en el hogar y en el trabajo. Organizar el espacio de trabajo de tu hijo también es una buena forma de aumentar su productividad.

Los errores simplemente ocurren, ¡acéptalo!

Todos cometemos errores, es algo normal. A veces la mejor intención hace que cometas errores que te deja frustrado, avergonzado e incluso enfadado contigo mismo… Puedes reducir significativamente el interés admitiendo las faltas cometidas, corrigiendo cualquier error que hayas cometido…

Reconocer los errores y hacer un esfuerzo honesto para corregirlos te permite centrarte en soluciones en lugar de centrarte en la culpa contraproducente o la autocrítica.

¡Ten tiempo para reír!

La risa es la mejor cura para el alma, y también hace que el estrés desaparezca casi de forma automática. Tener tiempo para reír en casa y en el trabajo es fundamental. El humor inofensivo es excelente para aligerar el ánimo y crear compañerismo en el trabajo y en cualquier otro lugar.

El humor positivo en el hogar puede fortalecer tus relaciones con tu pareja e hijos. El humor también puede ayudar a difundir el estrés en situaciones difíciles. Una manera fácil de comenzar es evitando leer el periódico o ver las noticias cuando estás en familia. En lugar de esto, podéis ver comedias de televisión o dibujos divertidos con los niños.

Publicado por

Artículos recientes

¿Qué son los cotiledones de la placenta, cuántos hay?

Hoy queremos hablarte de lo que son los cotiledones de la placenta. Lo primero que te sorprenderá es que también…

Los niños refugiados son NIÑOS y necesitan ayuda

Se habla mucho de los niños refugiados en España, de los niños que están solos ante el mundo… Se piensa…

Flujo blanco durante el embarazo, ¿es normal?

Durante el embarazo se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer, necesarios para que pueda darse el propio…

Cuáles son los mejores cuentos para bebés

La literatura debe formar parte de la vida de los bebés, es más, está demostrado que leer cuentos a tu…

11 cosas que te daban asco antes de ser mamá y ahora ya no

Antes de la maternidad la vida se siente diferente y los hijos de los demás también se ven como algo…

Cómo enseñar a tu bebé a dormir solo

Lejos han quedado los consejos para dormir a un bebé dejándolo llorar (afortunadamente). Ya se sabe las malas consecuencias emocionales…