¿Cuándo empiezan a elegir su ropa los niños y niñas?

No sé si en algún momento os ha pasado. Un armario abierto y tu hijo o tu hija con un berrinche terrible porque quiere elegir su ropa. Bueno, pues ante esta situación en madreshoy te queremos dar alguna ayuda, y sentirnos cómplice de tu frustración, porque a veces niños y niñas pueden llegar a ser realmente cabezotas.

No se trata de buen o mal gusto. Tu hijo no atiende a una cuestión estética, sino a un deseo de llevar tal o cual prenda, porque en su imaginario le agrada, le recuerda a un superhéroe o simplemente se parece a la que lleva su mejor amiga.

Edad y beneficios de elegir su ropa

A partir de los dos años es cuando ellos y ellas, no es una cuestión de género, empiezan a expresar su opinión y esta debe ser tomada en cuenta. Expresiones como: esto no me gusta, esto no lo quiero, me pica, me hace daño, empiezan a ser habituales. A veces estas son expresiones de capricho, pero la mayor parte de las veces los niños saben con qué se sienten más cómodos, así que escúchalos. ¡Ah! y todas las edades es posible utilizar ropa ecológica, te dejamos aquí un artículo sobre este tipo de prendas, que llevan un valor de consumo responsable añadido.

Es muy importante que le atiendas y que le abras su capacidad de decisión. Quienes de pequeños no tuvieron la posibilidad de elegir, es más difícil que sepan hacerlo en la adolescencia, cuando las decisiones empiezan a ser importantes. Elegir la ropa, y sentirse confirmado en ello, es un ejercicio de autoestima importante.

Nosotras, como madres también debemos hacernos la reflexión de si nos importan más el “qué dirán” nuestros familiares o vecinos sobre cómo va vestido nuestro hijo, por ejemplo esas chanclas de la Patrulla Canina en la comunión del primo no pegan nada, o haberle dado la libertad a de decidir a él o ella. Aquí tenemos que poner en marcha nuestra propia tolerancia y nuestro sentido del ridículo.

Tácticas y estrategias para que puedan elegir su ropa

Te presentamos algunas ideas, a ver qué te parecen. Puedes decirle: elige hoy lo que te gustaría ponerte para ir al parque, y ya veremos si puede ser. Desde el principio déjale claro que tú tienes la última palabra. Si elige una camiseta de manga corta en pleno enero, déjale claro que luego va a tener que ir al médico.

Otra estrategia que puedes seguir es llevártelo de compras y que el niño o la niña vaya eligiendo. Puedes empezar por cosas más pequeñas, su ropa interior, pijamas, sus complementos, para después tomar en cuenta qué ropa de calle quiere llevar. Es bueno explicarles, según nuestro contexto cultural, que cada prenda tiene una ocasión.

A veces los amigos y los propios gustos de los niños hacen que una camiseta de tal o cual personaje, pase en cuestión de semanas del número uno al cajón del olvido. En este caso recuérdale a tu hijo lo mucho que le gustaba y que aprenda a explicar porqué ahora no quiere llevarla. Puedes ofrecerle la oportunidad de ponérsela en casa, o para visitar a tal o cual amigo.

Poco a poco se dará cuenta que vestirse es una manera de mostrar a los demás su propia imagen.

No quiero ponerme la ropa de mi hermano

Es muy común que se den dos circunstancias. Que los hermanos quieran ir vestidos igual uno que otro. En especial el pequeño o pequeña como el mayor. O que justo se produzca la situación contraria que uno no quiera ser, ni parecerse al otro. No hay una solución ideal a esto, sino escuchar y estar atenta. Una solución intermedia puede ser vestirlos coordinados. Esto funciona sobre todo siendo niño y niña. Así cada uno mantendrá su identidad a la vez que se sentirá integrado.

En Internet hemos encontrado una idea que me nos parecido interesante. Hermanos combinados complementariamente, por ejemplo, camiseta de Superman y Superwoman, de los protagonistas que más le gusten a ellos. Mismo modelo, si es necesario, pero cada cual del color que prefiera.

Esperamos que con estas ideas te hayamos ayudado a llevar mejor esas crisis domésticas de ¡no me lo pongo! ¡no quiero! por las que todas hemos pasado.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.