Cuándo la disciplina se convierte en abuso infantil

Desafortunadamente son muchas las veces que se ve en las noticias que los niños son víctimas de abusos físicos y emocionales en todo el mundo. Aunque hay países donde existen leyes que prohíben y penalizan el abuso infantil, sigue ocurriendo. Incluso hay lugares donde en un lugar se puede considerar abuso unas circunstancias concretas y en otro lugar, es algo normalizado… Poniendo en riesgo la integridad de los niños.

A día de hoy existe mucha información sobre los peligros del castigo corporal o de una paternidad excesivamente autoritaria en los niños. Existen cuatro tipos de abuso reconocidos por las leyes: abuso físico, abuso sexual, abuso emocional y negligencia.

Cada país tiene sus propias formas de informar, investigar o abordar el abuso infantil de forma legal, es necesario estar informado sobre ello para saber qué es y qué se considera. Pero, ¿cuándo deja de ser disciplina y comienza a ser abuso infantil? En algunas ocasiones, el límite es demasiado fino y padres demasiado autoritarios lo pasan fácilmente…

Abuso físico

El abuso físico generalmente se define como “cualquier lesión física no accidental”. Esto puede incluir quemar, dar patadas, morder o golpear a un niño. Algunos estados incluyen amenazar a un niño con hacerle daño o crear una situación donde el daño a un niño es probable como parte de sus definiciones de abuso físico.

Pero cada país es un mundo, por ejemplo hay países donde establecen que el daño físico grave no incluyen los azotes mientras no haya evidencia de lesiones físicas graves. Algo que en otros países, está totalmente prohibido y además penado por la ley. En otros países los padres, maestros u otros agentes de la autoridad pueden usar la fuerza como medio de disciplina aunque esto incluya azotar a la persona.

Abuso emocional

No todos los países consideran el abuso mental o emocional como parte de las definiciones de abuso infantil. Los países que consideran que el abuso emocional es un maltrato generalmente lo definen por una lesión a la capacidad psicológica o la estabilidad emocional de un niño, basada en un cambio observable en el comportamiento, la respuesta emocional o la cognición. Por ejemplo, un niño que se deprime, se pone ansioso o comienza a exhibir un comportamiento agresivo como resultado de que un padre le trate mal emocionalmente puede ser considerado abuso.

Abuso sexual

Cada país incluye el abuso sexual como parte de la definición de abuso infantil. Algunos países enumeran actos específicos que se consideran abusivos, así como las edades en las que se realizan los actos abusivos. Las leyes sobre la violación y la edad de consentimiento varían mucho de un lugar a otro. La explotación sexual se considera parte de la definición de abuso sexual en la mayoría de los países, que incluye delitos de tráfico sexual y pornografía infantil.

Negligencia

La negligencia se define cuando un niño no recibe por parte de sus cuidadores alimentos, ropa, refugio, atención médica, seguridad y la supervisión necesaria para evitar daños. Algunos paçises también incluyen “negligencia educativa”, que se refiere a la incapacidad de proporcionar a un niño acceso a la educación adecuada. Otros países eximen a los padres que no pueden proporcionar una atención adecuada a sus hijos por causas económicas, mientras que en otros países, la incapacidad de pagar todavía constituye negligencia e incluso, pueden quitar la custodia a los padres.

La negligencia médica puede variar de un lugar a otro. Hay países que lo plasman como una falta de proporcionar un tratamiento médico o salud mental y otros, lo definen como una retención de tratamiento médico o nutrición de bebés con condiciones que puedan amenazar la vida. También puede haber algunas excepciones a las reglas de negligencia médica cuando van en contra de las creencias religiosas de una familia.

Abusos de sustancias

El abuso de sustancias de los padres debe considerarse como parte de un abuso infantil. Hay países que consideran abuso infantil si una madre embarazada toma drogas o alcohol durante el embarazo. Fabricar y vender drogas mientras el niño está presente es ilegal en muchos países. Estar bajo la influencia de sustancias que afecte a la capacidad del cuidado de los hijos también se considera abuso infantil.

Abandono

Hay países que usan la definición de abandono pero de forma separa con la negligencia. El abandono por lo general incluye situaciones

donde se desconoce el paradero de un padre o cuando se deja al niño en circunstancias potencialmente peligrosas. El abandono también puede incluir no mantener el contacto o proporcionar un apoyo razonable a un niño.

 

Todo lo anterior, no es disciplina

Todas estas situaciones están fuera de lo que se entiende como disciplina a un niño. El maltrato o el abuso no educa, la negligencia o el abandono no son normales en los padres, el abuso de sustancias debería estar penado por la ley para todos los padres puesto que anula su capacidad de cuidado tanto a uno mismo como hacia los hijos.

El abuso emocional jamás debería usarse como estrategia educativa puesto que lo único que se consigue son graves problemas emocionales en los niños pequeños. El abuso sexual está penado por la ley.

La disciplina nada tiene que ver con todo lo comentado en este artículo. La disciplina es educar a los niños desde el respeto propio y mutuo, desde el amor, desde el cariño y la protección, desde el sentido de unión y de familia. La disciplina es otra cosa muy diferente. Los niños para crecer felices y sanos emocionalmente necesitarán unos padres que les proporcionen seguridad, equilibrio y fortaleza emocional, normas y límites… necesitan unos padres felices que les porproiconen un hogar feliz.

Que los padres luchen por sacar a su familia adelante, cueste lo que cueste. Abogando por un hogar feliz, unas emociones saludables,  una economía estable, unas rutinas diarias, etc. Es triste como en esta sociedad se sigue viendo como muchos niños viven en condiciones lamentables únicamente porque los adultos que eligieron ser padres, no sabían cómo ejercerlo. En estos casos, es necesario que los adultos reciban tratamientos adecuados del tipo que sea, ayudas socioeconómicas o lo que haga falta… para que los niños no deban crecer con carencias de ningún tipo por culpa de la irresponsabilidad de la sociedad adulta.


Categorías

Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.