Desconfinamiento en los niños: como quitarles el miedo

Desconfinamiento en los niños

El confinamiento en casa ha acarreado a muchos momentos inquietantes entre padres e hijos. Ellos se han sentido influenciados con el papel de ser posibles receptores y transmisores del virus COVID-19 y muchos de ellos lo han visto como algo alertador y nuevo para ellos. El desconfinamiento en los niños los ha llevado a salir a la calle y afrontarse a muchos de los miedos que tenemos todos comúnmente.

En muchos de estos niños perfila la idea de que la calle se ha convertido en otro entorno que, si salimos, podemos contagiarnos de algo malévolo. Ellos han creado ese miedo interior y mucho ya no se atreven a salir de casa. El desconfinamiento en los niños se ha convertido en un problema pequeño para algunas casas.

¿Cómo ha sido el desconfinamiento en los niños?

Esta salida al exterior se ha tomado con diversas aceptaciones y con unas medidas implantadas que no gustan para la libertad que quieren sentir. Los niños tienen que salir acompañados de sus progenitores, durante una hora y media y no alejados más de un kilómetro de su domicilio.

La propuesta ha ido acompañada de una serie de consejos para que los niños se rijan a unas reglas, entre ellas: no deben entrar en contacto cos objetos, ni con otras personas y menos con los compañeros de juegos y clase. La distancia para poder comunicarse es de metro y medio y con una derivada frase deben entender, que es para evitar contagios y no propagar el virus.

Desconfinamiento en los niños

Muchos niños han sentido la emoción de poder salir a la calle, coger sus patinetes, pelotas y dar rienda suelta al juego. Pero para otros han sentido la resignación de salir al exterior por el miedo que se ha creado ante tal situación.

La diversidad de casos y emociones han sido muy dispares, por lo general, la mayoría de estos peques han tenido síntomas de estrés, por no canalizar mentalmente lo que está pasando. Entre estos síntomas han llegado a desarrollar dolores de cabeza, de tripa y dificultad para respirar. Para los niños más mayores, esta ansiedad les ha creado miedo intenso, pesadillas, cambios de humor frecuentes y repentinos, y lloros sin motivo aparente. Para otros que son más silenciosos esto no puede manifestarse de forma natural,  tienen que exteriorizar sus sentimientos, hay que hablar con ellos para comprobar si sienten angustia.

¿Cómo debemos ayudar para un desconfinamiento natural?

Hay que hablar con ellos y darles seguridad, explicar que su salud no corre peligro. Evidentemente esto viene con el conjunto de medidas que tienen que idear para que no haya contagios, pero ante todo eso hay que convencerles que se va a salir, y van a disfrutar de sus juegos.

Desconfinamiento en los niños

Seguramente hayan escuchado que ellos son los mayores transmisores y que puede afectar su estado asintomático para infectar a gente que no lo merece, como sus propios abuelos. Hay que reseñar esta idea de que ellos no son los principales responsables de tal efecto, hay que quitarles ese peso.

En esta desescalada hay que dar tiempo al tiempo. Hay que manifestar esta idea con poco pesimismo y que todo volverá a la normalidad. Con creatividad se les puede explicar que ahora es el momento del desconfinamiento es sólo un paso para tal proceso, sólo hay que seguir una serie de normas y dar paso a una pequeña aventura.

Si ha llegado el momento y el niño no quiere salir, no conviene forzarlos. Muchos niños quizás se encuentren incluso con la idea de no querer salir. Probablemente su casa les estará dando mucha más seguridad, pero no hay que alarmarse, será algo temporal y hasta que todo se normalice seguramente hayan cambiado de idea.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.