Descubre que es el bacné y cómo tratarlo

el bacné

El acné en la espalda es bastante común y muchas personas son afectadas por este trastorno en la piel que también se denomina ‘bacné’. Su palabra viene derivada del término inglés ‘back’ y acné para poder definirlo como los temidos granitos que hay en la espalda.

Aunque no lo parezca el bacné es bastante más común de lo normal y suele aparecer en la edad de la adolescencia llegando a crear graves traumas. No nos gusta que llegue el buen tiempo, tengamos que lucir el cuerpo y tener que lucir una gran cantidad de granitos en la espalda. Para ello podemos ofrecer algunas pautas que pueden llegar a ser útiles para solventar este problema.

¿Qué es el bacné?

El bacné es una enfermedad o trastorno en la piel que destaca por la aparición de acné en menor o mayor grado en la espalda de un ser humano. Generalmente comienza en la pubertad con el aumento de andrógenos. Este tipo de trastorno genético-hormonal de la glándula sebácea es mucho más común en los adolescentes entre 14y 15 años y una de las visitas más frecuentes en la consulta de dermatología.

Se puede manifestar de dos formas diferentes, entre lesiones inflamatorias y no inflamatorias. Unas tendrán aspecto de puntos negros (comedones) y puntos blancos. Otros pueden tener aspecto de granitos colorados, con pus, nódulos o quistes que aparecen debajo de la piel. Por regla general suelen aparecer acompañados con acné en la cara, pecho y brazos.

¿Cuál es la causa de su aparición?

Si su aparición es en la etapa de la adolescencia puede que su principal causa sea por el aumento de andrógenos. Así mismo la causa es igual a una causa genético-hormonal que es propia de cada paciente. Generalmente la genética también tiene que ver con padecer acné, si alguno de los parientes lo han padecido puede ser causa de herencia.

Otra de las causas que se pueden asociar es por el consumo de vitaminas del complejo B, o por el consumo de algunos medicamentos orales como el litio, corticoides o anticonvulsivantes. El abuso de suplementos para ganar masa muscular (Estanozolol y Testosterona) o la toma de hormonas también son causa de su aparición.

el bacné

¿Cómo poder combatir su aparición?

Hay diversos tratamientos que pueden llegar a ser efectivos, con constancia y paciencia se podrá minimizas sus efectos. Hay que hacer pruebas con los distintos remedios hasta dar con la solución más factible, pero el tratamiento más efectivo suele ser a priori el uso de antibióticos orales o antibióticos tópicos. Para casos extremos de acné se suele practicar el uso de peeling, láser de CO2 o la microdermoabrasión.

La crema antiacné también funciona y son aquellas que contienen ingredientes como peróxido de benzolio, ácido salicílico, retinol o una solución de azufre. En cualquiera de las composiciones nunca deben de contener aceite. Se recomienda también el uso de zinc, ya que es muy eficaz contra el acné y se puede tomar en cápsulas o aplicándolo sobre la zona afectada.

La limpieza es fundamental para combatir el bacné

La limpieza en la zona también es fundamental, pero no con exceso. Siempre que se haya sudado es primordial eliminar la zona afectada para retirar todas las bacterias que causan el acné, con agua no demasiado caliente y con jabón neutro. Si te has duchado y has usado acondicionador o cualquier producto para el pelo has de hacer hincapié de que no queden restos en la espalda.

el bacné

Se pueden fabricar mascarillas caseras para aplicar en la espalda. Se necesitan 2 puñados de azúcar, 1 puñado de salvado de avena y agua. Hay que hacer una crema medio compacta con estos ingredientes. Primero se lava la zona con jabón neutro y a continuación se realiza exfoliación, frotando suavemente la parte afectada. Dejaremos reposar cinco minutos y retiraremos con agua.

Otros consejos adicionales es el uso de ropa a ser posible siempre limpia (lavada con detergentes poco agresivos) dónde no se hayan acumulado los gérmenes y bacterias, con materiales de algodón para que la piel pueda traspirar y si puede ser que esté la piel más en contacto con el aire. Es cierto que en verano suele mejorar el acné, pero está totalmente desaconsejable el contacto directo con el sol, ya que aumenta su producción de sebo y aumenta más manchas y cicatrices.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.