Diferencias entre actividades complementarias y extraescolares

Cuando llega la hora de matricular a los niños para el siguiente curso escolar, también llegan las dudas respecto a si deberían o no realizar más actividades además de las obligatorias por su edad. Nos referimos a actividades complementarias o extraescolares, que aunque se tiende a pensar que son lo mismo, existen diferencias entre unas y otras.

Actividades complementarias y extraescolares

Las actividades complementarias son aquellas que están diseñadas para completar el currículo académico establecido por el propio centro educativo. Se trata de actividades relacionadas con las propias materias tratadas en el centro. Se realizan dentro del propio horario escolar y en las que participa el propio profesor o profesora de la clase, ya sea para coordinar el grupo o para impartir el propio taller.

En cuanto a las actividades extraescolares la diferencia es notable. Se trata de actividades que se realizan fuera del horario lectivo y en este caso no están consideradas como esenciales. Es decir, la formación mínima que deben recibir los alumnos, no se vería afectada en el caso de no realizar alguna de estas actividades extraescolares. Por otra parte, son actividades voluntarias y de libre elección dentro de las posibilidades que cada año ofrecerá cada centro escolar.

Tampoco cuentan a la hora de evaluar el aprendizaje de los niños, ya que no forman parte del currículo académico como en el caso de las actividades complementarias. Por lo tanto, son actividades que ayudan a los niños a aprender otras áreas importantes para su desarrollo, pero que en ningún caso influyen en su aprendizaje en la escuela.

¿Es bueno que los niños hagan actividades extraescolares?

Las actividades extraescolares que ofrecen los centros educativos, suelen estar enfocadas en el desarrollo físico. Generalmente, se tratan de actividades relacionadas con el deporte como el fútbol, el judo o el baloncesto. En los últimos años también se fomentan otro tipo de actividades como el teatro o diferentes tipos de baile. Que son actividades que ayudan a los niños a mejorar su timidez y su expresión corporal, entre otros.

Todas ellas son actividades que aportan diferentes beneficios para el desarrollo de los niños. Se relacionan con otros niños fuera del ámbito académico, aprenden a expresarse, desarrollan su creatividad y practican actividad física. Por lo qué, si es importante que los niños realicen actividades extraescolares, siempre que a ellos les parezca buena idea. Si tu hijo muestra interés por cualquiera de esos talleres que se imparten fuera de clase, no dudes en ofrecerle las herramientas a tu mano para que pueda desarrollar esas actividades.

Nunca por obligación

Lo que es esencial es no perder la perspectiva, ni tratar de obligar a tu hijo a realizar una actividad extraescolar sólo porque a ti te encanta. De alguna manera, los padres tienden a volcar sus frustraciones de la infancia con los hijos. De forma qué, se les obliga a practicar determinados deportes o disciplinas que ni les gusta, ni les interesa, ni les hace sentir bien.

Al contrario, que vuelques en tu hijo tantas expectativas solo le crea ansiedad y preocupación por contentarte, por hacer bien algo que ni siquiera le gusta. Si tu hijo va a realizar una actividad extraescolar, procura que sea alguna que realmente le interese, para al menos probar durante algún tiempo. Los niños deben probar cosas diferentes para encontrar algo que de verdad les apasione, permite que sean ellos quienes encuentren sus propias aficiones.

Recuerda que las actividades extraescolares se realizan fuera del horario lectivo, es decir, es un tiempo añadido a sus obligaciones diarias. Si no se trata de algo que realmente les guste, estarás añadiendo un trabajo extra a un día ya muy completo y que quizá esa actividad le reste tiempo para dedicarse a otras cosas que realmente le resultan más necesarias. Habla con tu hijo para descubrir cuáles son sus pasiones, sus intereses y así, podréis valorar si realmente merece la pena buscar plaza para esa actividad. Ya que además, se trata de plazas limitadas que pueden perder otros niños que realmente estén interesados.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.