¿Distinguiré que el parto está empezando?

mi parto

Al final del embarazo nuestro cuerpo empieza a “mandarnos señales” que nos indican que el embarazo llega a su recta final y que se acerca el parto. La mayoría no son concluyentes ni nos ponen fecha para el parto, solo nos van preparando para ello. Es lo que se conoce como “pródromos de parto”.

Normalmente empezaremos a notar las llamadas “Contracciones Braxton Hicks” . A medida que se acerca nuestra fecha de parto, se vuelven más intensas y frecuentes, tanto que, a veces, las confundimos con las contracciones del parto.La diferencia mas clara es que las contracciones de Braxton Hicks suelen ser irregulares, tanto en duración como en frecuencia o intensidad y que suelen ceder o disminuir con el reposo.

Síntomas pre-parto

Expulsión del tapón mucoso. Sucede porque el cuello del útero se ablanda y acorta ligeramente y deja caer el tapón que estaba en su interior y servía de protección al bebé contra gérmenes externos. A veces la pérdida es tan paulatina que no nos damos cuenta, sobre todo porque al final del embarazo tenemos mas cantidad de flujo de la normal y  lo podemos confundir…No es indicativo de que el parto se vaya a producir de forma inminente.

“Síndrome del nido”. ¿Cuantas veces lo hemos oído y no nos lo creímos? …Pues sí, en muchos casos la mamá en el final del embarazo necesita ver todo a su alrededor limpio y preparado para recibir a su bebé y se emplea a fondo limpiando y colocando todas las cosas de su niño. Mi consejo; nada de subiros a escaleras ni utilizar productos muy agresivos, tomároslo con calma…

Molestias pélvicas. Al final del embarazo el bebé baja su cabecita y la apoya en nuestra pelvis, de manera que empezaremos a tener más molestias en la pelvis y nos costará más andar y movernos, a estas alturas hasta dormir es complicado. Paciencia…

cuando empieza el parto

Poco a poco las contracciones se irán convirtiendo en rítmicas y molestas consiguiendo que el cuello del útero se adelgace de forma gradual, se ablande y vaya dilatándose. Es un proceso generalmente largo, que en ocasiones, nos llega a cansar y nos hace creer que nuestro parto ha sido muy largo cuando aún no ha empezado. Es lo que los profesionales llamamos “fase latente”, en la que el cuello del útero se debe “borrar” o disminuir de longitud y empezar a dilatar,pero realmente no estaremos de parto franco hasta que tengamos 3 o 4 cm de dilatación y el cuello del útero esté totalmente borrado…¿Cuándo será eso? Realmente cada mujer y cada parto es único, como norma notareis que las contracciones aumentan de intensidad y pasa menos tiempo entre una y otra, necesitareis alguna técnica para afrontar esas contracciones con calma y tranquilidad y esperar, se considera que estamos de parto cuando las contracciones son cada 5 minutos, pero contando desde que empieza una hasta que empieza la siguiente y teniendo en cuenta que cada contracción dura un minuto, realmente sólo tenemos 4 de descanso…

¿Cuándo me voy al hospital?

Efectivamente, en un determinado momento será conveniente acudir al hospital. El momento adecuado dependerá de los partos previos y de la distancia a la que se encuentre la Maternidad. Lo ideal es que llevéis una hora más o menos con las contracciones de este tipo, pero tener en cuenta que si vivís en una gran ciudad o muy lejos de la maternidad el tiempo de desplazamiento es fundamental,una gran ciudad en hora punta puede ser terrible y os puede hacer pasar un mal rato hasta llegar a vuestro destino.

Precauciones

Cuando ya tenemos más niños no conviene esperar tanto, porque el cuello del útero se dilata y se borra a la vez, en cuanto las contracciones se hagan regulares nos tendremos que ir preparando, no debemos esperar a que sean cada cinco minutos como os decía antes, ya conocemos la sensación de estar de parto,así que en cuanto tengamos claro que está arrancando ¡Al hospital!

Puede que se rompa la bolsa amniótica o “bolsa de las aguas”. Notaremos que expulsamos líquido por la vagina y no podemos controlar su salida. Es este caso el parto arrancará en unas horas. ¿Que tenemos que vigilar? Fundamentalmente el color de líquido, si es claro y el bebé se mueve, aunque conviene plantearse acudir al hospital,
tenemos mas tiempo para preparar nuestras cosas.

En todo este tiempo tener en cuenta que es fundamental sentir al bebé, sus movimientos son señal de que nuestro hijo está bien y confortable, estar atentas y si no le notáis acercaros antes a vuestra clínica…


Categorías

Embarazo
Etiquetas ,

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *