Ejercicios de grafomotricidad para mejorar la escritura en niños

Ya llegó el verano, el colegio se ha acabado y los niños tienen mucho tiempo libre. Tienen derecho a disfrutar del sol y de su descanso pero también podemos ayudarles a que se inicien en la escritura con ejercicios de grafomotricidad. Sobre todo para aquellos niños que tienen una peor caligrafía o que se estén iniciando en la lectoescritura.

¿Qué es la grafomotricidad?

La grafomotricidad está relacionada con el desarrollo del motor fino o psicomotricidad fina. Es la capacidad de controlar los movimientos del cuerpo, especialmente de manos, muñeca y dedos. Para aprender a escribir hay que dominar el cuerpo y sus movimientos. Este desarrollo comienza mucho antes de que los niños comiencen a escribir.

Con pequeños ejercicios se puede practicar, corregir y estimular las funciones motores finas, para que los niños aprendan como se debe mover la mano para conseguir escribir de manera correcta.

En un principio los niños dibujan sin formas, solo con curvas y rectas ya que su motor fino todavía no está desarrollado. Además no disponen del sentido espacial y suelen hacer dibujos que salen del folio. La grafomotricidad enseña la coordinación ojo-mano, a realizar el movimiento adecuado (arriba-abajo, derecha-izquierda) y comprensión de la espacialidad.

Ejercicios grafomotricidad para mejorar la escritura en niños

Como hemos visto antes, su desarrollo comienza antes de que empiecen a escribir, que suele ser a partir de los 3 años. Por eso podemos comenzar antes con pequeños ejercicios para estimular su motor fino. Os dejamos una serie de guía de ejercicios para desarrollar su maestría con las distintas partes de su motor fino.

Ejercicios grafomotricidad para manos

  • Tocar palmas, primero libremente, después siguiendo un ritmo determinado como una canción que le guste e ir cambiando el ritmo.
  • Llevar uno o más objetos en equilibrio en la palma de la mano durante un recorrido, primero en una mano y luego en la otra, dos veces en cada mano.
  • Hacer trazos libres con el dedo sobre la arena y/o sobre el agua.
  • Realizar diferentes gestos con las manos acompañando canciones infantiles. Podéis inventaros bailes que pueda aprender.
  • Girar las manos, primero con los puños cerrados, después con los dedos extendidos.
  • Mover las dos manos simultáneamente en varias direcciones (hacia arriba, hacia abajo, movimiento circular, etc.)
  • Imitar con las manos movimientos de animales (león moviendo las garras, pájaro volando, etc.) o de objetos (aspas del molino, hélices de helicóptero…)
  • Abrir una mano mientras se cierra la otra, primero despacio y luego más rápido.

Ejercicios para desarrollar la destreza en los dedos

  • Abrir y cerrar los dedos de la mano, primero simultáneamente y luego alternándolas. Después iremos aumentando poco a poco la velocidad.
  • Juntar y separar los dedos de la mano, primero libremente, luego siguiendo órdenes.
  • Unir cada dedo con el pulgar de la mano correspondiente, aumentando la velocidad.
  • Simular que están tocando un instrumento musical: guitarra, batería, piano, tambor…
  • Con la mano cerrada, sacar los dedos uno detrás de otro, empezando por el meñique. Luego irlos guardando también de uno en uno.
  • Con las dos manos sobre la mesa levantar los dedos uno detrás de otro, empezando por los meñiques.

Ejercicios para desarrollar la coordinación ojo-mano:

  • Lanzar objetos, tanto con una como con otra mano, intentando dar en el blanco (caja, papelera, latas, bolos, diana, etc.)
  • Enroscar y desenroscar tapas, botes, tuercas…
  • Ensartar un cordón en bolas perforadas.
  • Abrochar y desabrochar botones.
  • Atar y desatar lazos.
  • Encajar y desencajar objetos.
  • Manipular objetos pequeños (lentejas, botones, garbanzos…).
  • Modelar con plastilina.
  • Pasar las hojas de un libro.
  • Barajar, repartir cartas
  • Picado con punzón, perforado de dibujos, etc.
  • Rasgar y recortar con los dedos.
  • Doblar papel y rasgar por la dobles.
  • Recortar con tijeras.

Ejercicios para desarrollar los trazos rectos y curvos

Una vez que el niño consiga destreza en sus manos y dedos, y la coordinación ojo-mano se puede comenzar con el desarrollo de trazos.

  • Empezar con líneas rectas y curvas, y después hacer ondas, bucles, círculos. Algo sencillo.
  • Recorre los puntos. Estos ejercicios mejoran la trazabilidad.
  • Rellenar espacios y figuras.
  • Copiar distintos dibujos: cuadrados, rectas…
  • Sal del laberinto trazando una línea.

Por que recuerda… la grafografía es la base de la lectoescritura.


Categorías

Consejos, Desarrollo

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.