El cesto de los tesoros: diversión y estimulación para el bebé

El cesto de los tesoros es un juego de exploración que ofrece una gran variedad de estímulos a tu bebé para potenciar el desarrollo sus sentidos.

Es indicado a partir del momento en que el niño es capaz de permanecer sentado, hacia los seis meses, hasta el año. Se trata de preparar un cesto con objetos cotidianos, diferentes a los juguetes tradicionales, y ofrecérselo al bebé para que juegue libremente siempre bajo tu supervisión.

Beneficios de jugar con el cesto de los tesoros

Tu bebé podrá disfrutar experimentando con objetos diferentes a los juguetes de plástico que encontramos en las tiendas. Y además hacerlo con seguridad y de forma ordenada.

Este juego potenciará su capacidad de atención y de concentración, la coordinación y la estructura del pensamiento. Además es una forma de fomentar su autonomía siguiendo su propio ritmo.

Cómo preparar tu cesta de los tesoros

Material:

  • Cesto de mimbre sin asas de base plana de unos 40 centímetros de diámetro y unos 8 centímetros de alto.
  • Unos 40 objetos de materiales diferentes (madera, naturales, metal, piel, ropa, cartón, corcho, etc.), pesos y texturas.

Aquí tienes algunas ideas de objetos que puedes colocar en el cesto: pelota de tenis, tapones de detergentes de diferentes medidas, rulos del pelo, cartera de piel, conchas, piedras, esponja natural, collar de bolitas de madera, brocha de afeitar, piña, tapones de corcho, espejo pequeño, estropajo, flanera de metal, etc.

Algunos consejos a tener en cuenta

  • Es muy importante que los materiales estén limpios ya que tu bebé se los pondrá en la boca que es su primera vía de exploración. Además asegúrate que los objetos que elijas no sean peligrosos ni se rompan con facilidad y, sobretodo, que no haya peligro de atragantamiento.
  • Tendrás que ir renovando el material a medida que se estropee y lavar los objetos cuando sea necesario.
  • También puedes ir añadiendo material nuevo y retirando los objetos que veas que no suscitan el interés de tu bebé.
  • Una opción interesante es crear diferentes cestos de los tesoros de diferentes temáticas que puedes ir combinando según el día. Algunas ideas podrían ser: el cesto de la música, el de los olores, el de los saquitos de ropa, el de las pelotas, etc. Puedes ser todo lo creativa que te apetezca, el objetivo es despertar los sentidos de tu peque.

Empieza la diversión

Antes de empezar a jugar, asegúrate de retirar las cosas que puedan captar la atención de tu hijo y distraerlo.

Muéstrale el cesto de forma entusiasta pero mantente al margen del juego, no interfieras en él. Siéntate cerca, tu presencia es importante como punto de referencia ya que le da seguridad y favorece su concentración durante el proceso de exploración y experimentación.

Al principio verás que tu bebé escoge los objetos más cercanos o los que le parecen más atractivos. Poco a poco irá cogiendo otros objetos y los morderá, tirará, sacudirá, los pondrá y los sacará, etc.

Cuando veas que tu bebé va perdiendo el interés, será el momento de terminar el juego y pasar a otra cosa.

¿Qué os parece? ¿Os animáis? Ya nos contaréis vuestra experiencia.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.