¿El viernes es la noche de pizza familiar?

Es posible que tengas esta tradición familiar tan popular en hogares con niños (y que a los adultos también les encanta)… Una noche de pizza o un día a la semana para comer fuera. En realidad, si quieres que tus hijos aprendan a comer saludablemente, siempre tendrás que ofrecerles alimentos que sean saludables, sin importar el día que sea (ni sábado, ni domingo, ni festivo).

La vida diaria puede ser realmente agotador para los padres, cierto, pero no es excusa para dejar de comer correctamente o para enseñar a los hijos malos hábitos alimenticios. Debes asegurarte de que tus hijos coman de forma que puedan alimentar correctamente a su cerebro y a su cuerpo… Aunque cuando llega el fin de semana, todos estáis agotados y listos para divertirse, ¿verdad? Esa diversión incluye también comer mal.

Entonces aparece la pizza para cenar, las bebidas con azúcar y gaseosas, ver la televisión con golosinas y palomitas, comer chocolate de postre… ¡parece que es la única manera de relajarse y darse un gusto! Si este es vuestro hábito general en tu familia, en realidad, no sois los únicos… Son muchas las familias que cometen este error pensando que; ‘un poco no pasa nada’.

La dieta en fines de semana

Parece que durante el fin de semana la ingesta es muy diferente a la de los días entre semana. Los días de fin de semana, parece que tenemos más de lo que llamamos “comidas de celebración”, como en las fiestas de cumpleaños o reuniones familiares.

Los fines de semana, los niños consumen menos alimentos saludables y bebidas azucaradas con mayor frecuencia y tienen porciones más grandes. Los padres ven los fines de semana como un momento para relajarse y comer más de la cuenta, y esto, se lo enseñan a sus hijos potenciando una mala alimentación que puede tener consecuencias en la salud en el futuro.

Por ejemplo, si las familias comen más en restaurantes los fines de semana, los alimentos en estos locales son generalmente altos en calorías y bajos en nutrientes, y a menudo tienen porciones grandes.

La diferencia en la alimentación en los fines de semana es causada por la falta de estructura en estos días en comparación con los días de la semana. En lugar de que el día sea más planificado, se suele improvisar, por lo que las decisiones potencialmente reflexivas no suceden, sobre los alimentos y bebidas que se consumen.

Sí importante ‘pasarse’ los fines de semana

Según los expertos de nutrición si que importa pasarse un poco los fines de semana, porque afecta directamente a la salud de los niños y en su peso. Incluso si un niño no gana peso aunque coma mal, es necesario que desarrollen hábitos saludables para evitar que tengan problemas de peso en el futuro o de salud.

Si los fines de semana significa más calorías, más televisión y menos movimiento, muchos de los beneficios de salud que reciben los niños de lunes a viernes podrían verse contrarrestados por malas elecciones del fin de semana. Además, los hábitos alimentarios que ganamos en la infancia pueden persistir hasta la edad adulta y ser más difíciles de romper. Los hábitos alimenticios de los 2 a los 10 años es crucial para la salud futura y los hábitos alimenticios de las personas en la edad adulta.

Los niños en crecimiento tienen necesidades muy altas de nutrientes. El cuerpo produce tejido activamente, y los micronutrientes como vitaminas y minerales son importantes para el desarrollo adecuado, incluso en el cerebro. Eso no quiere decir que los padres estén siempre equivocándose. Simplemente que los buenos hábitos que inculcan entre semana deben perdurar también los fines de semana.

Es necesario tener en cuenta que incluso un par de cientos de calorías adicionales al día en el fin de semana pueden sumar significativamente en el transcurso de un año. Entonces, por ejemplo, unas 300 calorías adicionales durante el fin de semana resultarían en alrededor de 16 000 calorías en el transcurso de un año, lo que por sí solo podría afectar significativamente la salud y el peso del niño si no se compensan adecuadamente. Y, desafortunadamente, la mayoría de los niños no lo compensan. Como referencia, dos porciones de patatas fritas de bolsa equivalen aproximadamente a 300 calorías. ¿Te imaginas la cantidad de calorías adicionales que estáis comiendo los fines de semana solo por ser fin de semana?

Aunque son los padres los principales encargados de alimentar a sus hijos, en realidad son todos los cuidadores de los niños los que pueden influir en la alimentación infantil. Los padres también deben tener cuidado con las vacaciones escolares, que presentan desafíos similares a los fines de semana, en términos de estructura y nivel de actividad. Hay datos que muestran que los niños aumentan de peso durante las vacaciones escolares en comparación con durante el año académico.

Cómo puede mantener un niño un peso saludable

Como padre o madre es posible que te preguntes cómo puedes mantener el peso saludable de tu hijo durante todo el año. Es necesario implementar pequeños cambios en lugar de cosas drásticas como prohibir toda el azúcar. La prevención realmente es la clave, especialmente cuando son jóvenes y todavía están desarrollando hábitos alimentarios.

Para ayudar a los niños a establecer prácticas saludables a largo plazo mientras observan las calorías y la nutrición a corto plazo, proporciona agua para beber en lugar de bebidas gaseosas, fruta fresca en lugar de pastel de postre, y verduras y nueces crudas en lugar de bocadillos como galletas y bizcochos. En los restaurantes, ten en cuenta que los niños necesitan una porción más pequeña que los adultos, así que divide la porción de tu hijo a la mitad.

Aunque está bien tener algún día de exceso, no debe ser tomado como una rutina semanal y solo tendrá que ser algo puntual y esporádico. Los fines de semana podéis daros un capricho, por supuesto, pero siempre encontrando el equilibrio porque la clave en esto es la moderación. recuerda que eres el mejor ejemplo de hábitos saludables para tus hijos y debes mostrar qué es comer bien y que es lo correcto hacerlo.


Categorías

Varios

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.