Embarazo ectópico crónico

embarazo ectópico crónico

Por desgracia no todos los embarazos siguen su vía normal y natural. Esto ocurre con los embarazos ectópicos y en lo concreto con los embarazos ectópicos crónicos. Tienen una incidencia baja pero es importante saber de que se trata para poder diagnosticarlo lo antes posible. Veamos de que se trata el embarazo ectópico crónico.

¿Qué es un embarazo ectópico?

Es un embarazo que ocurre fuera de la cavidad uterina, que es donde se debería llevar a cabo la implantación del óvulo fecundado. Para entender mejor como se produce tenemos que comprender cómo está constituido el aparato reproductor femenino interno.

El aparato reproductivo femenino interno está formado por la vagina por la parte más baja y en la parte más alta por el cuello uterino que conecta la vagina con el útero. El útero debería ser el lugar donde el bebé se fuera gestando y desarrollando tras ser fecundado el óvulo maduro. El útero a su vez se conecta por arriba con las trompas de Falopio y con los ovarios.

En un embarazo ectópico la implantación ocurre fuera del útero, como en las trompas uterinas, cuello uterino ovario o cavidad abdominal o pelviana. Por desgracia estos embarazos no llegan a buen término, ya que es imposible que el feto crezca fuera del útero además de que pone en riesgo la vida de la mujer.

El embarazo ectópico ocurre cerca de un 2% de todos los embarazos. Sus síntomas varían pero la mayoría de las pacientes tienen dolor en la pelvis constante (como cólicos) o sangrado vaginal. La menstruación en algunos casos puede faltar y en otros no, por lo que puede que no se sea consciente de que se está embarazada.

¿En que se diferencia un embarazo ectópico crónico?

Un embarazo ectópico crónico es cuando el embrión muere y el embarazo detiene su desarrollo, pero el cuerpo en lugar de eliminarlo de forma natural lo que ocurre es que los restos se calcifican formando un masa. Se produce una respuesta inflamatoria que lleva a la formación de un tumor pélvico. Esto provoca una obstrucción total o parcial en las trompas, lo que predispone a que ocurra con más frecuencia un embarazo ectópico y cree problemas de fertilidad.

Un embarazo ectópico crónico puede ser resultado de un embarazo ectópico no diagnosticado. Por eso hay que estar atentas si estás en edad reproductiva y tienes síntomas como dolor pélvico persistente, sangrados, HCG negativos, y con ausencia o no de la menstruación.

La palabra “crónico” no significa que sea para siempre esta condición sino que solo indica la presencia de un tumor de origen gestacional. Este tipo de embarazo es difícil de diagnosticar. Se presenta con dolor pélvico y abdominal, presentación de tumoración anexial, pruebas de HCG negativas (los embarazos ectópicos tienden a producir menos HCG que un embarazo intrauterino), ciclos irregulares y estabilidad hemodinámica.

Existe riesgo de rotura de la trompa por lo que cuanto antes se detecte mejor. La técnica diagnóstica de un embarazo ectópico es la ecografía, junto con la evaluación Doppler lo que aumenta la capacidad para detectar un embarazo ectópico. Aunque la mejor forma de diagnóstico será durante o tras una cirugía.

embarazo ectópico

¿Cómo se puede tratar?

Pues para tratar un embarazo ectópico crónico hay que hacer un tratamiento quirúrgico, y la técnica dependerá de en qué estado se encuentre la masa pélvica, el tamaño que tenga, cómo de adherida esté y en cómo se encuentre la trompa. Si es pequeño todavía y la trompa no se ha desgarrado puede quitarse por laparoscopia. Con esta técnica se introduce a través de una incisión en el abdomen un fino telescopio con una luz para poder observar cómo se encuentra la situación.

También se puede hacer una salpingostomía o salpingectomía, para ordeñar la trompa y tratar de mantener su función. Es más efectiva para evitar embarazos ectópicos persistentes. La decisión será tomada por el médico con los datos obtenidos en las pruebas y por tus antecedentes.

Porque recuerda… si notas los síntomas parecidos a un embarazo ectópico acude a tu centro de salud.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.