¿Es bueno o malo la playa para los bebés?

Beneficios de la playa para los bebés

Esta pregunta, es la que más se hacen las mamás primerizas, ya que todo lo relacionado con su nueva vida (tener un hijo) le preocupa. Pues bien, la respuesta a esta pregunta es sí y no, todo depende de cómo actuéis y con qué frecuencia lo llevéis a la playa.

Los bebés son seres muy sensibles, que hay que tener mucho cuidado con ellos, con su piel, con todo su cuerpo. Pero eso no significa que lo tengamos metidos en una burbuja.

No hay mejor manera que la playa para aprovechar unas bonitas vacaciones, para relajarse, desconectar de la vida rutinaria del trabajo y la ciudad, tomarte tu cervecita bien fría y un buen pescaito frito en un buen buen chiringutio, pero claro está con tu bebé a cargo.

Hay muchas ventajas e inconvenientes de exponer a los bebés al Sol, sobre todo a los recién nacidos, incidiendo aún más en la playa. Si ya, cuando salimos de casa le tenemos que poner protección alta, imaginaros en el mar.

Beneficios de la playa para los bebés

Bebés menores de 6 meses

Estos bebés, no deben pisar la playa, ya que la exposición directa al Sol les puede causar varias desventajas, entre ellas la deshidratación y quemaduras graves en su piel. Ésta es muy sensible aún, ya que son muy pequeños y, no está preparada todavía para las cremas protectoras, ya que puede resultar que son alérgicos.

Bebés mayores a los 6 meses

Estos bebés tampoco deberían ir a la playa, aunque estén debajo de la sombrilla todo el tiempo, ya que los rayos del Sol pueden traspasar ésta y también provocarle quemaduras. Sin embargo, si ya tiene unos 8 meses podemos darle un pequeño paseo por ella, pero por poco tiempo y en las horas de menos peligro (9 a 10h y a partir de las 17h).

Con tan sólo una pequeña vuelta para que sienta la brisa del mar y la arena en sus pies, es algo que le beneficiará. Sin embargo, hay que protegerlo con gorras, gafas, ropa de algodón y, sobre todo, con una protección solar alta resistente al agua.

Beneficios de la playa para los bebés

Mojar sus pies o manos en el agua del mar puede contribuirle a que se familiarice con el mar, así, cuando sea más grande no le dará miedo. Además, es conveniente para evitar las enfermedades típicas de la piel como la psoriasis.

En definitiva, si optáis a llevarlos a la playa, mantenerlos bien hidratados, bien protegidos con ropa de algodón ligera, gafas, gorra y protección solar. Sobre todo, no perderles de vista ya que puede llevarse un buen puñado de arena a la boca y para que más.

Más información – Consejos para sobrellevar el Verano en bebés

Fuente – Guía infantil


Categorías

Consejos, Salud

Ale Jiménez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Estoy empezando recientemente en el mundillo de los blogger y me parece muy interesante. No soy madre aún,... Ver perfil ›

Escribe un comentario