Estrategias para que tu bebé duerma bien

bebé que le cuesta dormir

Hay muchas mamás que disfrutan de la maternidad porque han tenido la suerte de tener un bebé que les duerme muchas horas seguidas, pero no es lo habitual. Lo más normal es que los bebés se despierten asiduamente tanto de noche como de día ya sea porque tienen hambre o porque tienen otro tipo de necesidades emocionales o físicas. Si bien es cierto que necesitan ser atendidos todas las veces también es verdad que los bebés necesitan dormir para poder desarrollarse adecuadamente.

Hay padres que sienten que lo han probado todo y que nada funciona. Quizá le has proporcionado chupetes ero no lo quiere, has puesto música suave o has creado un ambiente relajante para tu bebé, pero aún y así, parece que tu bebé no tiene intención de dormir. En ocasiones el carácter fuerte de los bebés pueden rechazar las estrategias que utilices para que puedan dormir, aunque es necesario que consigas otras estrategias para conseguir que tu bebé descanse mejor. Así cuando tu bebé duerma bien, tú y toda la familia podréis descansar mejor.

Ten en cuenta el sueño profundo de tu bebé

Un bebé que tiene carácter fuerte o que es nervioso, no le será nada fácil estar relajado o pasar de nervioso a relajado rápidamente. Hay bebés que tienen menos probabilidades de dormir bien sin despertarse, por lo que es más que probable que no puedas moverlo de tus brazos a la cuna hasta que el bebé esté en sueño profundo. Para saber si tu bebé está o no en sueño profundo tendrás que darte cuenta de algunas señales claras. Por ejemplo, podrás fijarte de si tiene un rostro inexpresivo, si tiene la boca y los ojos de estar muy dormido, si tiene las extremidades muy flácidas… así será más fácil ponerlo en la cuna y que pueda dormir a pierna suelta.

bebé que le cuesta dormir

No te limites en tiempo

Si tienes un bebé al que le cuesta mucho dormir, es probable que necesites más tiempo para que se duerma -mucho más que si lo comparas con otros bebés de otras mamás que no tienen problemas en que sus hijos se duerman-. Deberás aceptar que a tu bebé le cuesta más que a otros bebés y que necesitarás un ritual que quizá le cueste entender o quizá aceptar. Así, te sentirás menos frustrada y te centrarás más en calmar a tu bebé ya que es de dormir difícil.

En ocasiones, para que un bebé al que le cuesta dormir se duerma, puede pasar incluso más de una hora, por lo que deberás invertir tu tiempo de forma sabia para que todos podáis dormir mejor. Recuerda que tu bebé no lo hace para fastidiar a nadie, y que debes respetar sus ritmos. No le obligues a dormir si no tiene nada de sueño ni tampoco le dejes llorando para que se duerma solo. Te necesita para entender que existe un proceso entre la vigilia y el sueño.

Combinación de soluciones

No todas las soluciones de sueño funcionan para todos los bebés. Los bebés de carácter fuerte son particularmente difíciles de calmar a la hora de dormir. Puedes probar diferentes técnicas y estrategias para encontrar cuál es la que funciona mejor para tu bebé. Es necesario que consideres por ejemplo cantar a tu bebé, abrazarle, mecerle, dejar que se duerma en el pecho, mecerle, calmarlo con un chupete… cada bebé es un mundo y deberás conocerle para saber qué estrategias son mejores para él.

No hagas todas las estrategias que conozcas al mismo tiempo, piensa que algunas pueden funcionar y otras puede que no sirvan para nada en tu bebé -aunque sean estupendas estrategias para el bebé de tu vecina-. Es mejor que vayas probando diferentes técnicas hasta que encuentres la técnica que mejor va para tu bebé, y también para ti.

bebé que le cuesta dormir

Busca patrones de sueño

Durante el primer año de vida, la mayoría de los bebés tienen un patrón de sueño impredecible, pero a pesar de esta imprevisibilidad, con el tiempo, el bebé podrá preferir dormir en un lugar determinado o en un momento determinado. Si, por ejemplo, tu bebé prefiere dormir la siesta a las dos de la tarde que a las tres, es mejor dejarle hacerlo. Ellos se regulan bien el sueño cuando encuentran su patrón. Si tu bebé está completamente despierto a las 8 de la tarde, no le fuerces tampoco a que se duerma demasiado pronto si no quiere hacerlo.

Es muy importante que conozcas a tu bebé y que reconozcas sus señales naturales de sueño. Tu bebé no sabe hablar ni tampoco sabe decirte dónde quiere dormir o cuándo hacerlo, pero el instinto maternal te ayudará a saber exactamente qué te está diciendo tu bebé. así sabrás cuándo quiere dormir y cuándo no.

Sé razonable

Aunque es probable que tenga una rutina para dormir y que tu bebé tenga también un despertar predecible, no siempre es así. Por eso, es necesario que establezcas rutinas para dormir que tu bebé sienta como predecibles, pero si tu bebé no se puede dormir de forma natural, entonces sería mejor que tengas un enfoque flexible ante la situación. Un enfoque flexible ante la situación, te permitirá hacer frente a que tu bebé llore demasiado por las noches y que no te sientas mal por ello, si tu bebé necesita que le mezas o que le des amor, simplemente hazlo. Déjate llevar por tu instinto maternal que no suele equivocarse.

bebé que le cuesta dormir

Enseña habilidades de sueño

Muchos bebés no tienen las habilidades necesarias para poder dormirse y son los padres los que deben enseñárselas. Para enseñar a dormir a los bebés, es mejor que establezcas unas rutinas antes de ir a la cama como te he comentado anteriormente. Es necesario que repitas los mismos pasos cada día: bajar las luces, baño, pijama, cena, canción, abrazos y a dormir -por ejemplo-, también puedes darle la última toma antes de ir a dormir para que se duerma saciado. Cuando tu bebé esté somnoliento lo puedes dejar en su cuna para que se pueda dormir por sí mismo, pero recuerda que si le cuesta mucho tendrás que esperar a que se duerma profundamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *