Estrategias para educar a niños emocionalmente inteligentes

felicidad infantil

No es fácil criar a un niño o niña emocionalmente inteligente, aunque no es imposible si se sabe cómo hacerlo. Los padres y madres que quieran trabajar con sus hijos de forma emocional primero deberán tener en cuenta que tendrán que trabajarlo en ellos mismo primero. Una vez que los padres sean conscientes de la importancia de trabajar las emociones en ellos mismos para que sus hijos sean emocionalmente inteligentes, entonces todo empezará a marchar.

Es importante conocer algunas estrategias para poder criar a niños emocionalmente inteligentes y que de esta manera, puedan desarrollarse con éxito y dentro de un bienestar emocional que les haga sentirse felices con ellos mismos y con el mundo que les rodea. A continuación vas a conocer algunas estrategias que te resultarán útiles para transmitir mensajes de inteligencia emocional a tus hijos.

Comparte los valores con tus hijos

Los momentos más emocionales en casa son grandes oportunidades para trabajar la empatía con los hijos, así como el vínculo y la asertividad. Los momentos de conflictos en el hogar no deben verse como problemas, sino como momentos de crecimiento para todos los miembros de la familia involucrados. Además, en estos momentos los niños también aprenden estrategias de afrontamiento para otras circunstancias similares en el futuro.

En este sentido, resulta crucial compartir los valores con los hijos pero también, ser un buen ejemplo de resolución de conflictos ante las diferentes dificultades que puedan haber en la vida diaria. Entereza, calma, paciencia, empatía y asertividad son claves para resolver los conflictos con los demás.

Este tipo de enseñanza es una parte muy importante de ser padres. Todos los padres y las madres deben ser conscientes que se necesita una comunicación abierta y con sensibilidad, de esta manera existirá una estrecha relación entre padres e hijos. Es necesario que los padres aprendan a escuchar de forma empática a sus hijos, evitar el etiquetado negativo o las críticas.

Respeta los deseos de tus hijos y dales opciones

Los niños necesitan practicar el peso de sus decisiones, de las opciones y encontrar soluciones. Necesitan ver lo que sucede cuando hacen elecciones basadas en el sistema de valores de su familia y qué sucede cuando eligen hacer caso omiso de las normas de la familia.  Permitir que los hijos actúen por su cuenta puede ser bastante doloroso para los padres, pero es una parte esencial para que se conviertan en adultos emocionalmente inteligentes. Son grandes oportunidades para apreciar la orientación de los padres.

Cuanto antes aprende un niño a expresar sus preferencias y a tomar decisiones inteligentes, mejor para su desarrollo. Además esto le dará un gran sentido de responsabilidad, dando opciones a los niños les ayuda a desarrollar su autoestima. La próxima vez que tu hijo te haga una pequeña petición,  no importa lo tonto o trivial que te pueda parecer en un primer momento, trata de no percibirlo como una guerra de voluntades. Los resultados pueden beneficiar a tu hijo, que utiliza este tipo de interacciones para desarrollar una buena identidad y concepto de sí mismo.

Comparte sueños e intereses con tu hijo

Esta técnica es una gran manera de conseguir un buen nivel emocional en los niños, por lo que la empatía y la comprensión puede ser mucho más fácil. Es particularmente útil cuando los niños expresan deseos que están más allá del ámbito de lo posible… Pero que los padres no se ríen de ellos y los toman como una parte más de su personalidad.

Recuerda que todos los deseos y emoiones de tus hijos son aceptables, sus sueños e intereses son imprescindibles para un buen desarrollo emocional de tu hijo. Todos los comportamientos que presenta tu hijo también son importantes para mejorar su inteligencia emocional. No importa cuál es el sueño de tu hijo, lo importante es que sepan que estás ahí para escucharle, comprenderle y apoyarle.

emociones

Inculcar la lectura familiar como momento de ocio y vínculo

La lectura aporta grandes beneficios a los niños, tanto a nivel académico como emocional. Desde la infancia hasta la adolescencia, los libros para niños pueden ser una gran manera para que los padres y los niños a aprender acerca de las emociones. Las historias pueden ayudar a los niños a construir un vocabulario amplio que les ayuden a hablar de los sentimientos e ilustrar las diferentes formas en que pueden controlar su ira, miedo y tristeza.

Los libros deben ser apropiados para su edad, así podrán proporcionar una manera para que los padres hablen de temas que pueden encontrar difícil de abordar en algunos momentos. Los programas de televisión y películas también pueden ser una buena estrategia para potenciar la comunicación y conversación familiar. Pero lo ideal es sobre todo, utilizar los libros para que los niños se conviertan en lectores y buenos oyentes en cualquier momento de su vida. La lectura en voz alta también dará la oportunidad a los niños a participar en la narración y mejorar su capacidad lectora.

Se puede crear un rincón de lectura en casa donde todos los miembros de la familia tengan acceso y los niños puedan tener al alcance libros de su interés. Si tienen lecturas que tengan en cuenta sus intereses, es más probable que quieran ir a leer y a pasar un buen rato en familia.

felicidad infantil

No le des las soluciones a todo

Una de mas formas más rápidas de sabotear un aprendizaje emocional es decirle a un niño que está triste o enfadado cómo tiene que resolver el problema en cuestión. Para entender por qué se siente de esa forma también necesitará la guía para encontrar la solución.  Los padres pueden sentirse frustrados con la falta de voluntad de sus hijos a seguir su consejo, especialmente teniendo en cuenta la cantidad relativa de sabiduría y la experiencia de la vida los padres que tienen para compartir con sus hijos. Pero esa no es la manera en la que los niños aprenden. Darles la soluciones a un niño es como el refrán que dice: ‘Pan para hoy y hambre para mañana’.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *