Guía sobre el colecho: efectos a largo plazo y consejos prácticos (II)

Ayer empezamos a ver una guía sobre el “colecho” en la que se explicaban las ventajas y desventajas de esta práctica. Hoy vamos a continuar viendo cuáles son los efectos a largo plazo de “colechar” y algunos consejos prácticos. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!.

Guía sobre el colechoEfectos a largo plazo de dormir con el bebé

Para sus defensores, dormir con el bebé permite un desarrollo más armonioso en él, además de numerosos beneficios a largo plazo. Para sus detractores, podría impedir la independencia del pequeño y causar problemas de comportamiento.

De momento, el único estudio realizado no ha dado una respuesta definitiva, aunque sí pudo mostrar un pequeño beneficio cognitivo en los niños de 6 años que habían dormido con sus padres, pero más adelante este beneficio desaparecía. Al final no hubo diferencia en los niños a la edad de 18 años que tuviera que ver con la forma en la que habían dormido en su infancia. Sin embargo, sí se ha demostrado que los niños que han “colechado” con sus padres no presentaron problemas de comportamiento específicos o alteraciones en el sueño.

Consejos prácticos

En todo caso, si te quieres unir a la práctica del “colecho“, puedes consultar primero con el pediatra para que te de más información. Además de esto no dudes en seguir estos consejos:

  • No tapes al bebé con una colcha o manta pesada.
  • No le pongas la almohada al lado.
  • Un saco de dormir para el bebé podrá ser útil para el frío y te evitará tener que taparle con la manta.
  • Hoy en día podrás encontrar cunas que se unen a la cama en uno de los laterales especiales para el “colecho“. De esta forma te aseguras un barrera para que el bebé no se caiga.
  • Asegúrate de que el bebé no puede quedarse bloqueado entre el colchón de su cuna para colecho y tu colchón de la cama.
  • No le pongas a dormir en una cama supletoria, sofá o canapé.
  • Asegúrate de que duerme boca arriba para evitar la muerte súbita del lactante.
  • Si prefieres poner al bebé en el centro también podrás encontrar adaptadores especiales para el “colecho”, aunque es más recomendable que esté a un lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *