Hermanastros: Consejos para que se lleven bien

hermanastros

En ocasiones sucede que dos adultos dan el paso de convivir añadiendo más miembros a una sola familia. Ahí aparecen los que serán hermanastros y es cierto que no siempre tiene que haber problemas por ese lado, pero en otras ocasiones llevarse bien cuando cada uno tiene una vida o costumbres establecidas no siempre es lo que sucede.

Claro que siempre hay una serie de pasos que podemos seguir para que dicha convivencia, entre lo que eran dos familias, ahora sea solo una y en armonía. Tampoco es de extrañar que si bien los hermanos ya no siempre se llevan del todo bien, los hermanastros también tengan sus diferencias. ¡Hoy vamos a intentar que sean las menos posibles!

Los adultos tendrán que hablar y organizar la disciplina

El primer paso lo debe dar la pareja porque lógicamente cada uno de sus hijos está acostumbrado a una serie de normas. De ahí, las cosas no pueden cambiar de un día para otro. Lo que debe hacer una de las partes de la pareja es apoyar lo que la otra le diga a sus hijos y no enfrentar pensamientos. Los cambios siempre tienen que ser graduales y previamente hablados por ambos. Delante de los menores no se deben escuchar frases de imposición ni por un lado ni por el otro. Ahora la autoridad quedará compartida y esto se tiene que hacer poco a poco, para que no suponga un problema en el núcleo familiar.

Reglas de convivencia para hermanastros

Optar por crear juegos entre todos los hermanos

Desde un primer momento sí que se debe intentar un acercamiento entre los hermanos. De ahí, aunque dependiendo de las edades, siempre hay que intentar romper el hielo a través de juegos. Como sabes, los tenemos de lo más variados, desde los de mesa hasta los de ordenador. Pero ojo, porque no es una competición, tan solo un rato divertido para poder tener a todos entretenidos y conociéndose un poco más. Si eso no funciona, siempre se puede optar por una sesión de cine, eligiendo temáticas similares o bien, optando por los deportes. Seguro que en todas las disciplinas se encuentran gustos parecidos.

Sus espacios personales

Del mismo modo que los cambios en la convivencia se tienen que hacer de manera gradual, esto tampoco se queda atrás. no podemos pedirles que compartan habitación de un día para otro cuando quizás estaban acostumbrados a tener su propio cuarto. Si fuera posible, lo mejor sería que al comienzo cada uno tuviera una habitación o al menos, un lugar más personal y privado en el que refugiarse. Si no es posible por temas de espacio, sí que cada uno de ellos debe tener sus propias cosas, así como juguetes o material escolar propio. Poco a poco seguro que lo compartirá pero al comienzo es necesario que note esa parte privada.

Problemas entre hermanastros

Olvídate de las comparaciones entre hermanos o hermanastros

A veces es inevitable que algunas madres o incluso abuelas nos compararan con los hermanos o los primos. Pero en este caso, vamos a tener mucho más tacto que todo eso y a cambiar ciertos hábitos que no ayudan sino todo lo contrario. Ahora podrán herir más de lo que pensamos porque se pueden forjar ciertas rivalidades y no es lo que estamos buscando. Hay que valorarlos a todos y a cada uno de ellos, descantando sus grandes logros pero también animando de igual manera a los demás a que los consigan.

Ya no habrá favoritos

Si las comparaciones no nos gustan los favoritismos, mucho menos. Porque esto también creará tensión entre ellos donde los celos estarán a la orden del día así como las caras largas y las discusiones. Así que, intentaremos poner ciertas normas en la convivencia con sus reglas y sus castigos pero para todos por igual. Así sabrán que nadie es más que nadie y partiremos de una convivencia más civilizada. Con mucho cariño y paciencia, los hermanastros llegarán a entenderse y a quererse para un hogar de plena armonía. Aunque lógicamente, siempre habrá pensamientos dispares.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.