Higiene en nariz, ojos, oídos, manos y pies de los niños

La higiene en niños

La higiene es muy importante en todas las personas, pero más en los niños. Porque estos deben de crear unos hábitos de higiene propicios para establecer una rutina diaria, y que así no afecten a sus necesidades básicas del futuro.  Ya sabemos que el tener unos horarios y unos hábitos desde pequeños siempre es algo beneficios. Por ello, hoy os damos algunos consejos sobre la higiene en general de los niños.

Estos deben tener una buena educación de higiene, contando con todos los sentidos. Es decir, manos y pies, nariz, ojos y oído, y sin olvidar el cabello y la piel. Todo ello fundamental para que sus capacidades y habilidades sean mucho más precisas y adecuadas. Así poco a poco ya no tendremos que indicarles que llega el momento del baño o simplemente el tener que lavarle las manos o los dientes. ¡Vamos paso a paso!

Higiene de la nariz de los niños

La mucosa nasal realiza la función purificadora del aire, filtrando y reteniendo las partículas extrañas que contiene. A la vez, durante la inspiración, la nariz proporciona al aire la temperatura y humedad adecuadas antes de llegar a los pulmones. Para mantener esta función es necesario eliminar el exceso de mucosidad. Si la mucosidad es muy abundante, pueden utilizarse unas gotas de suero fisiológico vertidas en cada fosa para facilitar su eliminación. El exceso de mucosidad puede afectar también al sistema auditivo. Por lo que cuando vemos que no respiran del todo bien por culpa de algún resfriado, por ejemplo, podemos realizar un lavado nasal sobre todo por la noche. Claro que esto no se realiza todos los días como higiene básica, pero hay que tenerlo en cuenta para cuando se necesite.

Limpieza oreja de bebé

Higiene de los oídos

El conducto auditivo externo tiene un sistema de auto limpieza, de forma que el vello que lo recubre elimina el cerumen al exterior y no requiere de ningún tipo de higiene para los adultos. Si se observa en el niño la existencia de secreciones, dolor, picor persistente o disminución de la audición se debe acudir a la consulta del pediatra. Por el contrario, para poder tener una buena higiene de oídos, se aconseja que sea la concha auricular quien se lleve toda la limpieza. Esta parte más externa también puede almacenar suciedad y por eso, sí que estará presente en el hábito de cada día. Simplemente con un bastoncillo humedecido en agua y un poco de jabón, pero neutro, será suficiente. Luego secaremos bien con una toalla suave. Este paso lo daremos mientras sea el baño del peque. Recuerda que introducir los bastoncillos, ya que los hemos mencionado, está totalmente desaconsejado ¡Así será más sencillo!

Higiene para los ojos de los niños

En condiciones normales, no debe utilizarse ningún tipo de jabón o producto de limpieza en la higiene de los ojos. No obstante, se deben lavar diariamente con agua, especialmente al levantarse, para eliminar las posibles restos de secreciones (legañas). Si estas están muy pegadas, entonces podemos mojar una gasa estéril de suero fisiológico e intentar retirar dicha secreción. Pero sin arrastrar, sino intentando que se pegue a la gasa para extraerla más fácilmente. Si aún así no es posible, inténtalo con el suero templado. Es algo que suele ocurrir en los recién nacidos.  Antes de comenzar, recuerda lavarte bien las manos y no usar ningún tipo de paño o tela que no sea estéril.

Limpieza de ojos en bebés

Cuando alguna sustancia o cuerpo extraño entre en los ojos, lo primero que se debe hacer es lavarlos con agua corriente. Hay que evitar el frotar los ojos porque puede provocar lesiones de la conjuntiva o en la córnea, y no utilizar ningún objeto que pudieran dañar la estructura ocular, como pinzas o bastoncillos. Si con el lavado con agua no se consigue extraer el cuerpo extraño, deberá acudirse al médico.

El lavado de manos y pies

Para lavar las manos de los niños, primero debemos mojarlas. Acto seguido, un par de gotitas de jabón neutro serán las protagonistas para que al frotar las manos salga esa espuma que tanto les gusta. Un buen lavado debe durar unos 50 segundos, aproximadamente. Se frotarán las palmas de las manos, se van a entrelazar los dedos y luego, se refriega ligeramente la parte superior. El dedo gordo se tiene que sujetar con la mano contraria para que su limpieza sea específica. Si hay suciedad bajo las uñas, entonces recuerda que  hay unos cepillos que son muy suaves y que están destinados a este trabajo. Después de todo esto, llega el momento del aclarado de manos y del secado. Lo haremos con una toalla suave y listo. Acuérdate que este paso debe estar antes de comer, después de jugar o de tocar algún animal, etc.

lavarse las manos niños

¿Cómo lavamos los pies? Pues de manera diaria también los pies tienen que llevarse parte de la atención en el baño. Porque suelen ser otra de las zonas que más sudan, sobre todo cuando se van haciendo mayores. Sin olvidarnos que en ocasiones los zapatos brillan por su ausencia y la piel queda al aire libre. Así que,  también es necesario enjabonarlos bien y sin olvidarnos pasar entre medio de los dedos. De nuevo el agua y el jabón neutro serán suficientes. Eso sí, en este caso recuerda que el secado también tiene vital importancia. Porque si no se secan bien entre los dedos, puede que se irriten y que causen dolor al peque de la casa. Las uñas deben estar cortar, pero no demasiado y finalmente, aplicarás una crema hidratante. Este paso también es fundamental y nada como comenzar cuando son muy pequeños para que se familiaricen. Ya que la piel necesita de la hidratación para verse más cuidada y elástica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   josue dijo

    me gusta este tema por el aseo