Humildad: la importancia de enseñárselo a los niños

Humildad: la importancia de enseñárselo a los niños

La humildad es un bien que nace de uno mismo, es un bien experimentado que nace de la actitud de cada uno, se siente y se piensa con mayor profundidad. No hay que confundirlo con el altruismo. El hecho de transmitir esta cualidad a un niño es el bien más preciado que le puedes regalar.

La humildad en los niños es un valor que no abunda como instinto entre ellos. Tienen la capacidad de ser por supervivencia más egoístas, pero bajo esta capacidad siempre se encontrarán con la responsabilidad de un adulto para poder ser orientado y tener con el tiempo la educación correcta en cada momento.

Cómo fomentar la humildad en los niños

Hay que destacar cuál son los aspectos más destacados para definir la palabra humildad y hacérsela transmitir a nuestros hijos. Las acciones como sentir respeto hacia los demás, no infravalorar a nadie, no considerarse superior y sobre todo tener una actitud de aprendizaje permanente y positiva, hará que cumplamos uno de los valores más importantes en nuestra enseñanza. Entre todas estas acciones podemos enseñarlos:

  • La importancia de ser agradecido y disculparse. Pedir perdón no es algo fácil para un niño, sobre todo si tuvo una pelea con otro niño o una mala actitud con otra persona. Hacer que pida disculpas es hacer que sienta la humildad, al igual que ser agradecido, aquí la gratitud cumple un papel muy esencial para su buen comportamiento.
  • No infravalorar a nadie. Creo que nosotros mismos como padres somos el mejor ejemplo que podemos aportar este valor, intentar transmitirlo con hecho y no con palabras. Si no sienten humillación respecto a nosotros tampoco la sentirán ellos hacia nadie. Tienen que sentir respeto a todos los personas que les rodean y especialmente a las personas mayores, deben de aprenden a escuchar.

Humildad: la importancia de enseñárselo a los niños

  • No considerarse superior. Podemos ayudar a que sean humildes sin esperar a que los demás lo sean primero. Nadie es más que nadie. Si tu hijo juega con otros niños no está demás que aprenda a que tiene que ganar sin ridiculizar a nadie, pero también hay que enseñarle que perder forma parte del juego y tiene que saber felicitar al ganador.
  • Tener una actitud de aprendizaje permanente y positiva. Ayúdale a alcanzar el objetivo o éxito, con ello irá adquiriendo confianza en sí mismo. Es muy importante que su autoestima y confianza estén arriba ya que es un pilar importante para reforzar la seguridad en sí mismo. Un ejemplo lo podemos encontrar en las calificaciones del colegio, si no sabe aceptar un suspenso hay que tratar de explicarle que se tiene que esforzar un poco más y que nadie tiene la culpa.
  • Dejar de lado la arrogancia y el orgullo. Tiene que entender dónde está su verdadero valor como persona. Todos sus actos, habilidades, apariencia física y logros son el conjunto que caracteriza que el niño es alguien importante y por lo tanto es respetado y querido. Nadie es menos importante que nadie incluidos hasta los animales más pequeños.
  • Léele cuentos, libros o redáctale acontecimientos o historias dónde ser refleje el verdadero valor de la humildad representado en personas y hechos de distintos niveles.

Humildad: la importancia de enseñárselo a los niños

¿Qué aprenden en el colegio?

  • Los profesores ya saben cómo tienen que organizar a los niños para que desarrollen y hablen sobre sus emociones y objetivos personales.
  • Les ayudan a colaborar en grupo para que potencien su autoconfianza y buena autoestima y así desarrollen mejor la humildad.
  • Es importante que se les enseñe el valor de compatir, admitir los errores que comentan y a saber disculparse.
  • La tecnología que emplean en clase es un gran apoyo para completar y practicar este valor, pues completan su interacción.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.