La importancia de la individualidad en los niños

Cada uno de nosotros es un ser único y diferente al resto. Esa es la maravilla de los seres, que no hay dos iguales. Todos tenemos nuestra propia idiosincrasia y gracias a eso, podemos estar en una sociedad llena de cosas buenas (y no tan buenas). Pero esto, es necesario resaltarlo en los niños para que se den cuenta que como ellos, no hay ninguno.

Una forma de hacerlo es olvidar las comparaciones entre los niños. Cada niño es único y especial y debe ser celebrado por su individualidad. No compares a los niños entre sí porque ellos son demasiado diferentes para comparar, y cada uno tiene unas cualidades maravillosas.

Si tienes más de un niño, es probable que aunque sean gemelos, serán como la noche y el día. Personalidades totalmente diferentes aunque hayan salido del mismo útero. Y esta es la magia de la vida. Es genial que los niños sean diferentes porque así podemos aprender unos de otros. Ningún hijo debe ser más especial que el otro, simplemente son diferentes y sus diferencias e individualidad es lo que los hace maravillosos.

No intentes cambiar a tus hijos, no quieras que sean cosas que no son o solo estarán fingiendo su verdadera esencia. Si los comparas con sus hermanos, solo encontrarás resentimiento y odio.Cuanto antes aceptes a tu hijo por lo que es y puedas acercarte a él para celebrar su singularidad, antes se unirá el hermano para celebrar y apoyar a su hermano en sus intereses, pasatiempos y virtudes. El objetivo es facilitar el apoyo dentro de la familia y los padres deben ser el mejor ejemplo.

Cuando los niños aprendan a aceptar la individualidad dentro de la familia, serán capaces de aceptarlo fuera del hogar. Aprenderán a disfrutar de las otras personas aunque sean diferentes a ellos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *