Los secretos de las madres MUY ocupadas

madres estudiantes

Atrás han quedado los días en los que las madres se quedaban en casa para cuidar a sus familias. En la actualidad las madres además de estar en casa y de cuidar a sus hijos y de llevar un hogar hacia adelante, también trabajan fuera de casa e incluso sienten, que deben desdoblarse para poder llegar a todo. El mundo actual es cambiante y el clima económico es bastante complicado.

Tanto los padres como las madres hoy en día están muy ocupados porque tienen que hacer malabarismos entre el trabajo y la vida familiar. Ahora más que en ninguna otra época las cosas se vuelven más complicadas a causa del estilo de vida que se lleva en la sociedad y de todos los pagos que se deben hacer frente cada mes. Hay que trabajar para ganar dinero a final de mes, pero también hay que estar en el hogar para educar de forma equilibrada a los hijos y para que no les falte todo el apoyo emocional que necesitan cada día.

Las madres que trabajan fuera del hogar se sienten muy estresadas por todas las responsabilidades que llevan a sus espaldas, pero está en la organización y en cómo se toman las cosas de la vida el que puedan llevar una vida con satisfacción o demasiado frustrada. Las madres están contentas de poder estar trabajando y por eso es importante encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida familiar, porque eso sí es un progreso constante.

A continuación descubre algunos secretos de las madres MUY ocupadas para poder llevar una vida satisfactoria y que además se sientan satisfechas con sus vidas. Una madre hoy en día puede con mucho más de lo que se pensaba que eran capaces de hacer… Porque aunque no somos todoterrenos ni máquinas, sabemos organizarnos ¡muy bien!

Secretos de las madres muy ocupadas

La planificación y preparación son claves

Si dejas cosas por hacer la noche anterior que puedes hacer al día siguiente, cuando amanezca empezarás a correr durante todo el día. Por eso, resulta muy importante planificar los días antes de que lleguen y también, preparar las cosas cuando tengas un momento para poder avanzar el trabajo. Por ejemplo, el día anterior puedes preparar la comida para el día siguiente, preparar la ropa de tus hijos por la noche para que se la pongan por la mañana, preparar tu ropa, etc. Parecen pequeñas cosas pero te ayudarán a evitar el estrés y el pánico de la pérdida de tiempo desde primera hora de la mañana.

Maximiza tu tiempo de calidad familiar

Si maximizas tu tiempo se volverá tiempo de calidad.  Es posible que trabajes muchas horas durante la semana, pero es muy importante que planifiques algunas horas durante la semana para hacer cosas solo con tu familia. Ellos también te necesitan. Busca huecos y horas libres para programar actividades familiares como salir a pasear, salir a tomar algo en familia, jugar juegos en casa, etc. Este tiempo es el que verdaderamente importa.

Priorizar el tiempo con tu pareja

Es necesario potenciar el vínculo entre la pareja para que la familia funcione bien. Unos padres que se quieren, se aman y se respetan llevarán mucho mejor la vida familiar. Además, debéis recordar que no solo sois padres, también sois pareja. En este sentido es necesario buscar opciones para poder pasar solos durante un rato y disfrutar el uno del otro. 

Comparte tareas con tu pareja

Ser madre no te convierte en la única responsable de tus hijos o de tu familia. Si estás casada o tienes pareja es una responsabilidad de ambos que todo funcione. Debéis repartiros las tareas del hogar así como las responsabilidades de los hijos para que todo funcione bien. Ser padre y madre es un trabajo al 50/50… Sois dos capitanes para un mismo barco.

Adaptarte en las rutinas cambiantes

Ser padres significa que la vida no va a ser siempre lineal. Desde que los bebés nacen van creciendo y las rutinas irán cambiando poco a poco. Además, tu vida también cambiará puesto que cuando se es madre o padre deberás pensar en salir o hacer las cosas en base a tus hijos. Ir a comer a restaurantes donde los niños sean bien recibidos, buscar un lugar para hacer ejercicio onde los niños también se diviertan o que al menos queden bien atendidos… Tendrás tus necesidades por supuesto, pero deberás adaptarte a las rutinas cambiantes y a que tus hijos siempre serán lo primero.

Ser flexibles tanto como sea posible

Es necesario ser flexibles diariamente y olvidar la rigidez mental. Hay días que quizá no llegues a todo y no pase nada. Que tus hijos se pongan enfermos y que no puedas trabajar todo lo planificado porque debes atenderles, que debas cancelar una reunión porque tienes que llevar a tu pequeño al pediatra. Quizá un día no tengas tiempo ni de sentarte en el sofá 5 minutos… Es necesario ser flexible y aceptar los días como van llegando.

No hacer caso a la culpabilidad de madre

Existe la típica culpabilidad que a muchas madres no les deja ni dormir. Se pueden sentir culpables por no pasar demasiado tiempo en familia, por tener la casa desordenada, por no tener tiempo para cocinar comida más saludable,  por ganar menos dinero que afectará a final de mes porque deben cuidar de sus hijos en casa cuando se ponen malitos… ¡es sentirse culpable por todo! Y esto, ni es bueno para la salud emocional de las madres ni tampoco sirve para nada. 

Es contraproducente y una pérdida de tu valioso tiempo y energía. No permitas que esa culpabilidad absurda llegue a tu mente. En su lugar piensa que tus hijos siempre estarán bien atendidos tanto cuando estás como cuando no estás a tu lado. Que luchas cada día por darles tiempo de calidad, que cuando estás trabajando es por y para ellos y que cuando disfrutas de ellos, saben que son lo primero para ti.

Busca ayuda y soporte

Si alguna vez tienes que contratar los servicios de una canguro, ¿por qué no hacerlo? Quizá necesites una ayuda extra para poder llegar a todo y esto no tiene que ser algo malo para ti. Es casi imposible manejar todo de forma unilateral y más si eres madre soltera. Es importante aprender a decir ‘no’, a priorizar, a tener tiempo también para ti… Busca la organización que encaja con vuestra vida, ¡y disfruta de tu vida satisfactoriamente!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *