Menú equilibrado para niños de 7 a 12 años

Menú equilibrado para niños

Un menú equilibrado para niños de entre 7 y 12 años debe incluir alimentos básicos que les aporten todos los nutrientes que necesitan para crecer y desarrollarse correctamente. Esta segunda etapa de la infancia y que da paso a la pubertad, está repleta de cambios y crecimiento. Para que el cerebro de los niños se desarrolle correctamente, así como sus músculos y todas las células de su cuerpo, debe haber una alimentación muy cuidada.

Los niños en esta edad empiezan a mostrar una personalidad más clara, donde los cambios y preferencias pueden hacer acto de presencia. Es posible que repentinamente dejen de querer algo que siempre han comido, que ya no quieran comer como siempre y por el simple hecho de mostrar su decisión contraria a los padres, rechacen alimentos que nunca antes habían supuesto un problema.

Todo esto debe trabajarse desde la infancia, enseñar a los niños a comer de todo desde muy pequeños es la clave de una buena alimentación. Si están acostumbrados a comer todo tipo de alimentos y cocinados en su formato más natural, sin añadidos y sin trampas que camuflen los alimentos, los niños serán buenos comedores durante toda su vida. ¿Quieres saber cómo debe ser un menú equilibrado para niños de entre 7 y 12 años? A continuación te dejamos un ejemplo.

Cómo debe ser un menú equilibrado para que los niños estén bien nutridos

Desayuno completo para niños

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, la que rompe el ayuno de la noche y la que aporta energía para comenzar el día. Esta comida debe estar compuesta por un lácteo, una porción de cereales preferiblemente integrales y fruta. Incluso, hacia la pubertad es importante que además se incluya una parte de proteína. Estos son algunos ejemplos de desayuno para un menú equilibrado.

  • Un vaso de leche, una tostada con tomate y aceite y una pieza de fruta.
  • Yogur griego con copos de avena y fruta fresca.
  • Batido casero de leche, con fruta y cereales integrales.
  • Bocadillo de pan con fiambre de pavo y queso con un zumo de frutas natural.

La comida principal

Espaguetis para niños

Entre el desayuno y la comida debe haber un pequeño tentempié con el que el niño reponga energías antes de llegar a la comida. De esta forma tendrá el apetito justo y necesario, evitando atracones y ansiedad por la comida. En lugar de preparar largas comidas con varios platos, que por lo general llenan solo con mirar los platos, elige plato único muy completo.

  • Garbanzos estofados con pollo y verduras variadas.
  • Ensalada de legumbres con hortalizas.
  • Arroz con pescados y mariscos.
  • Filete de pollo o ternera con patatas y ensalada.
  • Macarrones gratinados con huevo.

La cena, ligera y nutritiva para dormir bien

Cena equilibrada para niños

La merienda también es muy importante, porque los niños queman mucha energía y necesitan algo más de fuerza para terminar sus deberes y su tiempo de juego antes de llegar a la cena. Para la última comida del día, lo mejor es optar por platos poco elaborados, sin muchas grasas, ni fritos, para que los niños puedan dormir bien. Estos son algunos ejemplos de cenas ligeras para los niños.

  • Tortilla francesa con verduras asadas.
  • Filete de pescado con tomates cherry.
  • Arroz blanco con zanahoria, guisantes hervidos y pechuga de pollo en dados.
  • Puré de verduras.

¿Cómo debe ser el postre en un menú equilibrado para niños?

Para los postres, elige siempre fruta fresca o un lácteo ya que son los alimentos que aportan los nutrientes más importantes para el crecimiento de los niños. Al igual que en las meriendas de media mañana y por la tarde, lo más apropiado es un bocadillo con tomate y fiambre o queso, un vaso de leche con tortitas de avena y plátano o sencillamente fruta fresca y algunos frutos secos.

Lo más importante en cualquier caso es que los niños coman de todo, no es tan importante en sí las cantidades, sino que su dieta sea lo más variada posible. Es preferible que coman menos de algunas cosas pero que las tomen, en lugar de que coman mucho de unos pocos alimentos que les gustan mucho. Enseña a tus hijos a comer bien desde pequeños, porque esa es la mejor manera de asegurarte de que crecerán fuertes y sanos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.