Movimientos involuntarios de cabeza en los niños

 

Movimientos involuntarios de cabeza

Los movimientos involuntarios de cabeza pueden ser algo que preocupe a los padres cuando por cosas que desconocemos se manifiestan sin más. Puede ocurrir que nuestro hijo sea un bebé y agite mucho la cabeza, sin motivo aparente. O tal vez nuestro hijo sea algo más mayor y muestre llevar ese movimiento que hace creer una especie de tic nervioso.

Si sientes la necesidad de descubrir cuando un niño tiene este tipo de movimientos puedes leer qué tipo de relación puede ser más similar a los pronósticos médicos ya concluidos.  No obstante, a la primera manifestación siempre es importante llevar al niño al médico para que se le haga un correcto chequeo.

Movimientos involuntarios de cabeza cuando son bebés

En los primeros meses de su vida el bebé empieza a adquirir sus primeras destrezas en su “desarrollo motor”. Sus nuevas habilidades y los nuevos movimientos empiezan a progresar sorprendentemente por lo que todo lo que suceda puede resultar normal.

Nos puede llegar a preocupar cuando ese tipo de movimientos los está adquiriendo de forma inusual. Lo podemos ver cuando agita constantemente su cabeza y eso nos puede hacer dudar de si son movimientos voluntarios o involuntarios.

Movimientos involuntarios de cabeza

Unos de los movimiento repetitivos y más frecuentes se puede observar cuando el bebé dice “no” con la cabeza. Su balanceo constante puede llegar a denominarse “Head Rolling”, tiene una duración de unos 15 minutos y suele asociarse cuando va a conciliar el sueño.

Generalmente este comportamiento se suele asociar a la hora de dormir, es involuntario y no puede evitar hacerlo porque le ayuda a dormir. No obstante, si se asocia a algún tipo de comportamiento extraño hay que acudir a un pediatra para que lo evalúe.

Movimientos involuntarios de cabeza durante la infancia

Hay otro tipo de movimiento involuntario que suele aparecer durante la infancia. Se llama estereotipias y se caracteriza por crear movimientos sin ningún tipo de intención, es coordinado, rítmico y se realiza de la misma manera. Este tipo de movimiento se puede ejecutar en cualquier parte del cuerpo y en una de ellas puede ser la cabeza.

Hay diferentes grados de estereotipias, desde las más comunes hasta las más complejas. En el caso de los movimientos involuntarios de la cabeza entra a formar parte de las más comunes y según los estudios lo suelen padecer hasta el 70% de los niños.

¿Cómo puedo saber que son exactamente estereotipias? Hay diversos factores que se pueden diferenciar de los llamados “Tics”: por lo general las estereotipias aparecen en los primeros tres años de vida de los niños y los tics se desarrollan a partir de los 6 años de vida.

Movimientos involuntarios de cabeza

Otra de las diferencias es que se pueden suprimir con algún tipo de distracción sin añadir ningún tipo de tensión en el niño. En el caso de los tics los movimientos pueden variar e incluso a acrecentarse y su intento de suprimir puede llegar a crear una sensación desagradable en el niño.

Tics nerviosos asociados con movimientos involuntarios

En este caso podemos denominarlo como contracciones involuntarias dónde están afectados los músculos. Se suele manifestar aproximadamente en el 10% de los niños y en la mayoría de los casos suelen ser transitorio. En este caso sus movimientos son consecuencia de una manía o una forma de liberar tensiones. Se asocian al hecho de que el niño está sufriendo ansiedad o irritabilidad a consecuencia de factores ambientales o de aprendizaje.

Para todos los tipos de movimientos involuntarios de cabeza hay que reseñar que en los dos primeros, las esteriotipias y el Head Rolling, no tienen resultados  de pronósticos preocupantes, ya que en la mayoría de los casos su diagnóstico es que con el paso del tiempo sus movimientos se anulen. En el caso de los tics también suelen resolverse con el tiempo y por sí solos, pero si su duración supera el año y se vuelve más intenso es recomendable acudir a un especialista.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.