Niños cariñosos: nacen o se hacen

niños cariñosos

Hay niños cariñosos y hay niños ariscos, ¿Qué les diferencia? ¿es algo hereditario o es algo aprendido? ¿podemos intervenir para que nuestros hijos sean más cariñosos? Las muestras de afecto de los niños es algo que preocupa a algunos padres. Hoy os vamos a hablar de los niños cariñosos: nacen o se hacen.

La afectividad

El afecto es algo necesario para los seres humanos. Es la forma que tenemos de establecer vínculos con otras personas. Nuestra afectividad afecta a nuestra autoestima, a nuestro equilibrio emocional y a la seguridad que sentimos de nuestros seres queridos.

No todos mostramos el afecto de la misma forma. Hay personas que necesitan y muestran su cariño de forma física (besos, abrazos, caricias), otras personas son más de palabras (frases de afirmación, amor, cariño…), otras quieren pasar tiempo de calidad, otras lo demuestran a través de regalos y otras con actos de servicio (hacer cosas por el otro). Como vemos hay varias formas de ser afectuoso, y no todo está centrado en las muestras de afecto físico.

Niños cariñosos, ¿nacen o se hacen?

Que el niño sea cariñoso o no, dependerá de la personalidad del niño. Su personalidad está formada por temperamento y carácter. Está la parte heredada a través del temperamento y también será aprendida por el entorno, que dará lugar al carácter. Diversos estudios afirman que es más importante lo que aprendemos (carácter) que con lo que nacemos (temperamento). Así que podría decirse que los niños cariñosos se hacen, más que nacer.

También deberemos respetar la personalidad de nuestros hijos y no pretender que expresen amor de la misma forma que nosotros. Nuestras expectativas deben adaptarse a cómo son nuestros hijos y no al revés. No han venido a este mundo para cumplir nuestras expectativas, han venido a ser como tienen que ser. Por nuestra parte solo podemos darles todo el amor del mundo expresado en todos los idiomas, que tu hijo se sienta amado y seguro. Porque eso si le afectará en su desarrollo emocional, mucho más que su forma de expresar afecto.

niño cariñoso

¿Qué debo hacer si mi hijo es poco cariñoso?

Lo primero sería respetar su forma de relacionarse. No exigirle muestras de afecto, ni usar el chantaje emocional, ni hacerle comparaciones con otras personas que si son cariñosas. No utilizar el afecto como un arma de doble filo, “si no me das un beso no te querré”, “los niños buenos son cariñosos”. Con estas frases le estamos diciendo que el amor es una herramienta para conseguir cosas, y que además no es un niño bueno. Debemos tener mucho cuidado con las frases que les decimos a nuestros hijos, ya que son semillas en tu mente en desarrollo.

Además las muestras de afecto deben salir de forma natural, si son exigidas o forzadas dejan de ser muestras de afecto a ser obligaciones. Debemos ser comprensivos con su comportamiento. Como ya hemos visto no todo el mundo expresa afecto de la misma forma.

Si se siente incómodo dándole besos y abrazos, puedes probar con otros lenguajes del amor. Dile frases positivas y cariñosas. Puede que se sienta más cómodo en ese terreno, que con las muestras físicas. Debemos encontrar cuál es su idioma afectivo para hablar el mismo lenguaje.

No debemos preocuparnos si nuestros hijos son poco cariñosos. Cada niño es único y diferente. Lo único que nos debería preocupar es el afecto que nosotros les damos. Hacerse sentir sin ninguna duda que le queremos, y que tiene nuestro amor incondicional. Esta es la responsabilidad que tenemos como padres, y no tanto recibir el cariño que nosotros queremos o deseamos. Porque entonces no estaríamos hablando de tu hijo, sino de tus necesidades personales, y nada tendrían que ver con él.

Porque recuerda… nuestra personalidad está influenciada en las situaciones que vivimos y en cómo las vivimos. El cariño debe ser algo que se da libremente, de forma voluntaria para expresar afecto, y se puede hacer de muchas formas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.