Parto vaginal después de una cesárea

Parto vaginal después de una cesárea

El parto vaginal después de una cesárea puede parecer algo complicado y, supone riesgos, pero no más riesgos de los que ya conlleva la cesárea a la que tuvimos que enfrentarnos en el pasado.

El momento del parto es algo que a muchas mujeres nos puede llegar a dar miedo, a veces por desconocimiento, a veces por un exceso de información. Lo principal es saber que nuestro caso es nuestro caso y es único. Por ello nuestros problemas debemos consultarlos en manos profesionales también.

¿Qué implica un parto vaginal después de una cesárea?

Tener un parto vaginal después de una cesárea no es malo pero hay que ser muy cautos. Una cesárea previa implica que hay una cicatriz en el útero que podrían conllevar a una rotura del mismo durante el parto vaginal. En estos casos lo que se recomienda es hacer una mínima intervención durante el parto así como promover aquello que está demostrado reduce el riesgo de complicaciones en los partos vaginales como por ejemplo favorecer la libertad de movimiento en dilatación.

Mujer antes del parto

¿Cuál es el riesgo de rotura de útero?

No se puede establecer un porcentaje de casos donde sucede la rotura de útero después de una cesárea porque hay muchos factores implicados en el proceso de un parto. Factores como lugar del parto, atención recibida, etc.

Lo que si podemos es sacar porcentajes de casos concretos. Por ejemplo, las mujeres que tienen su parto en hospital y presentan una incisión transversal baja tienen entre un 0,2 y un 1% de presentar rotura de útero. Si es un caso como el anterior pero el parto se ha inducido, el riesgo asciende hasta el 6%. Pero como comentamos esto tiene muchas variables y por tanto no se puede dar un porcentaje asegurado.

¿Qué implica la rotura de útero en un parto vaginal después de una cesárea?

La rotura del útero supone una complicación grave del parto. La madre tiene riesgo de sufrir hemorragia e histerectomía (hay que quitar el útero). Aunque no implica casos de mortalidad más allá de los que pueden darse en un parto convencional. Por otro lado, para el bebé la cosa puede ser mucho peor, llevando incluso a la muerte fetal en un 5,5% de los casos con rotura de útero. De ahí la importancia en actuar en que se detecte la rotura del útero.

¿Es mejor una segunda cesárea a un parto vaginal después de una cesárea previa?

Es una idea extendida que después de tener una cesárea el siguiente parto debe ser también así. Sin embargo, no es necesariamente así. Es más, un parto con cesárea tiene unos riesgos mayores en cuanto a mortalidad materna y del bebé, así como problemas en la salud reproductiva de la mujer en el futuro.

El parto vaginal implica beneficios para la mujer y para el bebé, unos beneficios que compensan el riesgo de una rotura de útero (cuya posibilidad de suceder es escasa). Es un parto que debe ser controlado y en el que se deben reducir todos los riesgos al máximo, pero no debe ser un parto con complicaciones más allá de lo habitual. La tasa de éxitos en los partos vaginales después de una cesárea son entre el 60 y 80% en el hospital y en casas de partos o partos en casa llega hasta el 90%.

A tener en cuenta también está la parte emocional de la madre, que se activa con el parto vaginal y no por la cesárea. Incluso aunque el nuevo parto acabe en otra cesárea el haber intentado un parto vaginal implica satisfacción a las madres. Es el motivo de que suela recomendarse el parto vaginal en un principio.


Secuelas del recién nacido que traga meconio

¿Cuántas cesáreas se pueden haber tenido?

Antes de un parto vaginal no nos va a limitar el número de cesáreas previas. El caso de rotura de útero después de una o dos cesáreas es prácticamente el mismo. Si hay que tener en cuenta que tener una cesárea previa implica que hay riesgos importantes de que nuestro parto acabe de nuevo en otra cesárea más.

Aun con todo lo que hemos comentado, cada caso y cada mujer es única, y por tanto todos deben estar puestos en manos de profesionales que conozcan nuestro historial y que sabrán aconsejarnos de qué es lo que mejor nos conviene. Quizá queramos tener un parto en casa o cualquier modalidad de parto que deseemos, pero siempre debemos contar con alguien experto por si acaso surge algún problema.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.