Piercings y tatuajes en adolescentes, cuando deben ser permisivos

Piercings y tatuajes en adolescentes, cuando deben ser permisivos

Un día llega tu hijo con la idea de hacerse un piercing o un tatuaje, intentando convencerte que es una moda y tiene que sentirse diferente de los demás. La discrepancia de gustos y opiniones entre padres e hijos nos lleva a no estar siempre de acuerdo con este tipo de moda, pues nos hace dudar de la larga durabilidad de esta idea.

El uso de piercing y tatuajes en adolescentes es una idea dentro de un período de transición, para ellos genera mucha curiosidad y para nosotros esta interpretación se traduce en ideas concretas y extremistas para ellos, donde no tienen todavía las ideas claras.

Cómo deben de actuar los padres

Hay que pensar antes de dar una respuesta. Una respuesta apresurada puede llevar consecuencias si nos dejamos llevar por nuestros impulsos. Decir “no” de manera inmediata nos hace llegar a pensar que para ellos es un acto de rebeldía y quizás ante este tipo de respuesta muchos adolescentes terminen haciéndoselo sin el consentimiento de sus progenitores.

Sabemos que es algo que prácticamente se va a mantenerse estático y que durará mucho tiempo, los piercings pueden dejar cicatrices que incluso pueden llegar a ser irreversibles. Como consecuencia de todo esto lo mejor que podemos hacer es sentarnos a dialogar con nuestro hijo, preguntarle por qué quiere tatuarse o perforarse, hacerle pensar hasta dónde llega la magnitud de lo que se quiere hacer y sobre todo mostrar interés de por qué le interesa.

Si definitivamente sigue con la idea, lo más probable es que muchas de las veces y en muchos de los casos se salgan con la suya. Ante esta situación debemos estudiar todas las posibles consecuencias.

Piercings y tatuajes en adolescentes, cuando deben ser permisivos

Si consentimos su idea

Hay que explicarle todos los riesgos que puede conllevar, hay que hacerle saber que es algo permanente y que esto puede perjudicar como forma profesional para su futuro. Haga que se imagine como puede ser su futuro con ello en su cuerpo.

Planifique el tamaño, la forma y zona dónde se lo vaya a colocar. Hágale saber que esto le implicará dolor y malestar durante un tiempo, si dejas que se tome unos meses de reflexión quizás puede llegar a estar mejor meditada la decisión. Agradézcale ante todo la confianza depositada con usted por escucharlo.

En este tipo de decisiones importantes es mejor no financiar su coste, es mejor que lo haga con su propio dinero, así al menos se lo pensará dos veces.

Cómo tomar una buena decisión y dónde acudir

Si has tomado la decisión de apoyarle en su decisión, hay que ayudarle en buscar un local en toda regla. Certifique que sea un lugar legal e higiénico y dónde no se hayan dado casos de ningún tipo de enfermedad. Los contagios a los que se podría exponer son de hepatitis B y C, tuberculosis, tétanos o VIH.

En el local deben de tomar todas las medidas de higiene, debe ser un local limpio, ordenado y luminoso donde el profesional hará uso de guantes deshechables y los instrumentos de uso tanto para piercings como de tatuajes estén bien esterelizados y precintados. El desprecintado debe de hacerse delante del cliente, las agujas deben de estar esterilizadas y ser desechables y la tinta que sobró de otro cliente no debe volver a usarse.

Piercings y tatuajes en adolescentes, cuando deben ser permisivos

Posibles riesgos que pueden tener una vez hechos

Como consecuencia van a formar parte de una huella marcada que no tendrá marcha atrás. Lo mismo que puede ser una moda pasajera hay que tener en cuenta que son permanente y puede que algún día quieran quitárselos.

Hay que tener en cuenta antes de hacérselos que pueden producir alergias por los materiales con los que se van a realizar, infecciones transmitidas a la hora de hacerlo o infecciones posteriores por no llevar una higiene adecuada. Otro de los posibles casos pueden ser los traumatismos ocasionados pues puede deformar el tejido, lesionar algún nervio, cartílago o vena,  dependiendo dónde sea la zona en la que se realice.

Es importante que una vez realizados se pregunte al profesional que lo ha practicado cómo hay que llevar a cabo el proceso de higiene y curación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.