Por qué es necesario que los niños escojan sus lecturas

leer a los hijos

Todo el mundo sabe lo importante que es la lectura en los niños y en la vida, pero a veces a los adultos se nos olvida recordar que las lecturas deben forma una parte principal en nuestro día a día para no sólo nutrir nuestro cerebro y potenciar todas sus habilidades, sino también para poder cultivar nuestro alma. Desde niños debemos tener la lectura como un momento de placer y ocio que nos potencie el disfrute y deleite de las letras escritas.

Pero desgraciadamente no siempre es así. En muchas ocasiones los niños (y adultos) sienten que la lectura es toda una tortura, sienten que es una obligación y si lo pueden evitar lo harán sin dudarlo ni un segundo. Cuando esto ocurre es porque desde que los niños han sido pequeños les han intentado inculcar la lectura como algo obligado, competitivo y en muchas ocasiones, sin respetar el ritmo natural del niño y su evolución para introducir el momento adecuado para que empiece a leer.

La lectura es un proceso natural del niño que empieza con la curiosidad de saber más acerca de las letras. Si se potencia esta curiosidad, podremos tener niños amantes de la lectura con ganas de saber más y alimentar su alma con historias y conocimiento. Por eso desde que los niños son pequeños es necesario potenciarles la lectura desde la curiosidad y el interés, porque sólo con motivación podrán encontrar los beneficios de la lectura y poder disfrutar de ellos durante todos los años de su vida.

Leer cuentos en voz alta

Potenciar los intereses del niño/a

Para que un niño sienta curiosidad e interés por la lectura se le deberá permitir poder escoger el libro que realmente le interese, que le motive y que le cause satisfacción al acabar de leerlo. Desde pequeños los niños deben tener en su biblioteca libros adecuados a su nivel madurativo y también a sus gustos personales, de este modo podrán sentir la necesidad de acercarse, coger un libro y disfrutar de las palabras escritas.

Para ello deberá existir el respeto por los intereses del niño o de la niña sin importar cuáles sean (siempre y cuando sean adecuados a su nivel madurativo, por ejemplo un niño de 6 años no entenderá un libro de ciencia de niveles expertos, pero si le gusta la ciencia sí puede tener libros de ciencia adecuado a su edad para que pueda entender mejor los conceptos que trata el libro).

No importa si a un niño le gustan los libros de princesas o si a tu hija le interesan los libros de coches… es necesario que los padres respeten los gustos de sus hijos para que sean ellos los que tengan el control de sus intereses. Los niños necesitan ser respetados en todos los aspectos y uno fundamental para poder potenciar la lectura en los pequeños y pequeñas de la casa es sin duda, respetar sus intereses en los libros que escogen.

Si no se tiene respeto por los intereses de los niños, entonces será cuando ellos empiecen a sentir desmotivación por la lectura y por todo lo que ello conlleva. Es un riesgo que es mejor no cometer para que los niños puedan seguir sintiendo motivación y curiosidad para la lectura.

Leer cuentos en voz alta

Cuidado con desmotivar

Siguiendo el punto anterior, me gustaría hacer hincapié en que en ocasiones he visto durante mi carrera profesional cómo los propios padres han desincentivado el interés de la lectura en sus hijos.

Aunque está claro que esta intención es buena porque los padres hacen lo que creen que es mejor para sus hijos, no es la forma acertada. No es acertado porque no se tienen en muchas ocasiones en cuenta la personalidad e intereses de los niños.

Por ejemplo, si un niño quiere leer un cómic porque le gusta o un libro de terror que esté dentro de su rango de edad y a los padres no les parece bien y se lo prohíben, es como estar prohibiéndole el poder leer algo que le interesa, están vetando la oportunidad de que su hijo se convierta en un buen lector. Y seguramente tras una prohibición las otras alternativas no serán bien recibidas por los pequeños.

Cultivar la lectura en casa

Para cultivar la lectura es necesario que los padres tengan un cierto compromiso por encontrar la mejora lectora no sólo en sus hijos sino en toda la familia, empezando por ellos primero. Como padres para cultivar la lectura es necesario que puedan tener en cuenta algunas claves importantes:

  • Ser el mejor ejemplo de lectura para sus hijos, que les vean leer cada día y darle importancia a la lecutra.
  • Leer a los hijos desde que son muy pequeños para que puedan vincular la lectura con un momento agradable y de placer… y no con una obligación.
  • Respetar los intereses de los hijos hacia la lectura.
  • Poder guiar a los hijos para escoger la lectura adecuada, pero no en temática si no en rango de edad.
  • Dedicar un momento lector cada día con los hijos para potenciar el vínculo padres e hijos y también niños – lectura.
  • Hacer ver y sentir a los niños la importancia de la lectura en cualquier ámbito de la vida actual.
  • Proporcionar un espacio para la lectura en el hogar de fácil acceso y atractivo para los niños.

leer a los hijos

Además, es necesario recordar la importancia que tiene la paciencia paterna en cuanto a la lectura de los hijos y cómo resulta crucial frenar el estilo de vida rápido y sin tiempo que tenemos para poder potenciar a los hijos el hábito lector.

A veces, a los padres les puede encantar leer pero no saben organizarse en tiempo a causa del estrés diario y no son capaces de sacar tiempo para leer con sus hijos cada día, ni siquiera para leer para ellos mismos. Por si fuera poco, si los niños tienen que leer para la escuela, se les obliga y se les presiona haciendo que sientan frustración y hasta aversión hacia la lectura. Es necesario comprender y respetar sus ritmos de aprendizaje y de evolución en la lectura.

¿Cuáles son las lecturas preferidas de tus hijos? ¿Les permites libertad a la hora de escoger los temas para que lean?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *