Problemas bucales en el embarazo

5237993602_e8b44d4832_b
Durante el embarazo, debido al aumento en la cantidad de ciertas hormonas, nuestro cuerpo sufre una serie de cambios muy importantes. Algunos de esos cambios se producen en la cavidad bucal, dando lugar a ciertos problemas bucales que, en general son reversibles y transitorios, pero es necesario tener un cuidado especial con nuestra boca para que esos cambios transitorios no terminen siendo unos cambios permanentes que nos produzcan problemas y enfermedades de difícil solución con el tiempo.
Como principal recomendación es muy importante que durante el embarazo mantengas una correcta higiene bucal y sigas una dieta equilibrada. Cuando el bebé necesita calcio, lo obtiene a través de la dieta o de los huesos de la madre, pero nunca de sus dientes, así que ya ves, no es verdad el dicho popular de que “cada embarazo te costará un diente”.

Alteraciones que aparecen en el embarazo

  • La gingivitis es una inflamación y enrojecimiento de las encías. Es frecuente que produzca dolor generalizado en la boca, es decir, no serás capaz de señalar un punto en concreto, porque notaras un dolor difuso en toda ella. También es frecuente que aparezca sangrado de las encías, el motivo es el mismo, su inflamación. Todos estos problemas de las encías aparecen con mayor frecuencia durante el segundo mes del embarazo, el momento mas intenso suele ser hacia el octavo mes y por lo general, mejoran tras el parto.
  • Durante el segundo trimestre también puede aparecer un “granuloma del embarazo”, también llamado “tumor del embarazo” o “épulis”. Es una lesión abultada localizada en la encía y que sangra con facilidad. Son benignas y de crecimiento lento. Por lo general son blandos y pueden doler al principio. Su evolución comienza a partir de la zona de unión de dos piezas dentarias y a veces alcanzan un tamaño considerable. En ese caso el Odontólogo decidirá cuál es el mejor tratamiento, aunque la mayoría disminuyen de tamaño o incluso, desaparecen tras el parto sin necesidad de intervenciones especiales.
  • Otro problema importante es que puede aparecer cierta movilidad de los dientes durante la gestación, dando la sensación de que nuestros dientes están “flojos”. Esto se debe a que las hormonas pueden afectar a los ligamentos que sujetan el diente.
  • Caries dentales. Las caries se producen cuando los ácidos de la boca descomponen el esmalte de un diente (el esmalte es la capa exterior, muy dura del diente). Durante el embarazo podemos tener más ácido en la boca, simplemente por el reflujo (bastante frecuente) que aparece desde el principio del embarazo. Por ello es más probable que aparezcan o empeoren las caries. Y si se suma que tienes náuseas del embarazo y vomitas con frecuencia, aún tienes más ácido en la boca, así la situación es mas favorable a la aparición de las temidas caries.
  • Periodontitis. Es una enfermedad grave de las encías. Sucede cuando hay inflamación e infección en las encías y huesos que mantienen a los dientes en su lugar. Es importante aclarar que la Periodontitis no está provocada por el embarazo, aunque los cambios hormonales, normales en la gestación, junto con un descuido en la higiene dental pueden agravarla.

 

Síntomas frecuentes

  • Dolor en las encías. Causado por la inflamación de las mismas, la aparición de “Épulis” o las caries.
  • Enrojecimiento de las encías: Por acción de las hormonas.
  • Sangrado de las encías: Causado por la inflamación.
  • Dientes “Flojos”: Por la acción de las hormonas sobre los ligamentos que sujetan los dientes.
  • Mal aliento: Causado por el aumento de placa bacteriana o por el reflujo que aparece durante el embarazo.
  • Aparición o empeoramiento de las caries
  • Sensación de “boca seca”: Científicamente se denomina “xerostomía fisiológica” y es debida a los cambios hormonales.

dieta sana

Prevención

  • Cepíllate los dientes después de cada comida y usa el hilo dental una vez al día. Utiliza un cepillo de cerdas suaves. El cepillado correcto y el uso frecuente del hilo dental alrededor de la línea de las encías ayuda a eliminar la placa y previene la aparición de las caries.
  • Si tienes muchas náuseas y hacen que no te encuentres bien para cepillarte los dientes( a veces el mismo cepillado puede provocar las nauseas), prueba a enjuágate la boca, puedes hacerlo solo con agua o con enjuague bucal (pregunta en tu farmacia o consulta con tu médico cual es mejor para las embarazadas).
  • Si vomitas, enjuágate la boca con agua o cepíllate los dientes para quitar el ácido.
  • Es importante hacer una visita a tu dentista para hacerte una revisión dental (toda la población debería hacerla cada 6 o 12 meses, incluso durante el embarazo). El mejor momento para realizar tratamientos es el segundo trimestre del embarazo, aunque en caso de urgencia el Odontólogo decidirá si puedes esperar o debe realizar la intervención necesaria en el trimestre en que te encuentres.
  • Cambia tus hábitos alimenticios. Una alimentación sana y equilibrada te aportará los nutrientes necesarios para ti, para el correcto desarrollo de tu bebé y para su adecuado crecimiento. Los dientes de tu bebé comienzan a desarrollarse entre los 3 y 6 meses de embarazo. Los nutrientes, como calcio, proteínas y vitaminas, ayudan a los dientes de tu bebé a crecer sanos.
  • Limita los dulces de tu dieta. Tomar demasiados alimentos o bebidas dulces puede dar lugar a las caries dentales. En lugar de dulces, bebe entre un litro y medio y dos litros de agua, toma alimentos sanos como las frutas, hortalizas o verduras y aumenta el consumo de productos lácteos. No se trata de que nunca te tomes un dulce o una “chuche”, sino de que esto sea algo puntual y no habitual. De todos modos, es importante que no tomes caramelos o dulces muy blandos o “pegajosos” que se adhieren al diente y son difíciles de eliminar. Procura cepillarte si has tomado alguno de estos dulces, para eliminar los restos que hayan podido dejar.

sonrisa

Es importante saber que cuando una mujer tiene problemas gingivales o enfermedad periodontal antes del embarazo probablemente se agraven con éste y hay que tener en cuenta que existen estudios que relacionan la Enfermedad Periodontal y los partos prematuros, siendo considerada como un factor de riesgo para que aquellas mujeres que la sufren durante el embarazo, tengan partos prematuros y como consecuencia de ello, bebes de bajo peso al nacer.
Ten en cuenta que los cambios hormonales del embarazo no los vamos a poder controlar, nuestras hormonas aumentan durante el embarazo para mantenerle durante 40 semanas y procurar a nuestro hijo un ambiente óptimo para su desarrollo, por ello es muy importante controlar o eliminar totalmente el resto de factores que provocan gingivitis, caries o periodontitis, que como hemos visto son principalmente: la placa dental y el sarro.


2 comentarios

  1.   Viasalud dijo

    Gracias por compartir la información. Un saludo.

    1.    Nati Garcia dijo

      Gracias a ti. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *