Problemas y características comunes del líquido amniótico

El liquido amniótico es un líquido mágico que permite la vida en el vientre materno, entre otras cosas. El líquido amniótico es el ‘agua’ a la que se refieren las personas cuando dicen que ‘he roto aguas’ al final del embarazo cuando el bebé está a punto de llegar al mundo. Durante el embarazo, el feto está contenido dentro de una membrana llena de este líquido, que es esencial para el desarrollo fetal adecuado y un embarazo saludable. La membrana también se conoce comúnmente como la ‘bolsa de agua’

Características del líquido amniótico

El líquido amniótico es  de color amarillo claro y pálido, normalmente no tiene olor, aunque hay quienes dicen que tiene un olor dulce o más fuerte, como si fuese lejía. La cantidad del líquido amniótico depende de cada embarazo, pero no la habitual es que a partir de la semana 34 de embarazo comience a disminuir ligeramente por el tamaño del bebé. Por este motivo, los médicos a partir de esta semana prestan especial atención al líquido amniótico ya que si se pierde cantidad del mismo o ocurre alguna anomalía puede ser peligroso para la salud del bebé.

El líquido amniótico está compuesto por agua, electrolitos, proteínas, carbohidratos, lípidos, fosfolípidos y urea, además de células fetales.

¿Para qué sirve?

El líquido amniótico tiene un propósito fundamental para que exista un buen embarazo. Éste líquido proporciona una estupenda amortiguación y protección al bebé, por lo que si la madre recibe ligeros golpes en el vientre al bebé no le afectará en absoluto.

Además, también permite que el bebé mientras se está desarrollando y creciendo dentro del vientre materno, sea capaz de moverse correctamente. El buen desarrollo del bebé también depende del líquido amniótico que tiene la madre en su viente.

Este líquido llena los pulmones del bebé durante ‘la respiración fetal’. Esto ayuda al buen desarrollo de los pulmones del bebé antes del nacimiento. Es fundamental que los pulmones del bebé se desarrollen bien para garantizar que puede respirar cuando llegue al mundo, aunque los pulmones seguirán madurando una vez que el bebé haya nacido.

Por si fuera poco, además de todas estas funciones, el líquido amniótico también proporciona una temperatura relativamente consistente y adecuada para mantener las funciones vitales del bebé y que se sienta cómodo y cálido en el vientre materno.

También el líquido amniótico confecciona la orina del feto para que pueda ser tragada y digerida sin problemas por el bebé en desarrollo.

Problemas más comunes

Existen algunos problemas comunes en el líquido amniótico que debe ser evaluado por los médicos y valorar hasta qué punto puede ser perjudicial (o no) para el desarrollo del bebé. Algunas de estos problemas más comunes son los que a continuación te detallamos.

Color anormal

El líquido puede ser de color verde, marrón o teñido de sangre. En los embarazos a término o a corto plazo, el líquido verde o marrón puede indicar que el bebé ha tenido un movimiento intestinal (meconio), que contribuye al cambio de color. Esto puede ser una indicación de que un bebé está en peligro o simplemente que el embarazo se ha extendido lo suficiente como para que el bebé hagas las primeras heces en el útero.

Cuando está teñido de sangre

El líquido amniótico puede estar teñido de sangre, especialmente durante el parto, si el cuello uterino ha comenzado a dilatarse o si hay problemas placentarios. El fluido oscuro también puede verse con una  muerte fetal intrauterina cuando el feto ha muerto durante el embarazo.

Olor anormal

Si el líquido tiene un olor desagradable, generalmente es una señal de infección. Las mujeres cuando rompen aguas en casa deben comunicarse con un médico inmediatamente si el líquido tiene un mal olor.

Oligohidramnios

También se conoce como Oligo. Esto significa que hay una cantidad reducida de líquido amniótico en el útero como resultado de una fuga de líquido o un problema congénito con el feto o la placenta.

Esta anomalía también puede ocurrir si el feto tiene problemas renales: el feto tiene una disminución de la producción de orina y, por lo tanto, no tanto líquido amniótico. El volumen de líquido se puede medir a través de un ultrasonido.

Polihidramnios

En este caso, hay más líquido de lo normal, generalmente causado por anomalías congénitas en el feto, embarazos múltiples (como gemelos o trillizos) o diabetes gestacional. En algunos casos, la causa es simplemente desconocida. Esta anomalía también se puede medir con un ultrasonido.

Ruptura prematura de membranas prematuras (RPMP)

Pueden surgir complicaciones tanto para la madre como para el feto si el saco amniótico se “rompe” demasiado pronto durante el embarazo. Las complicaciones incluyen infección, deterioro del desarrollo fetal o parto y parto prematuros.

Normalmente, el objetivo es retrasar el trabajo de parto tanto tiempo como sea posible para la madre y el feto. Esto puede requerir hospitalización, reposo en cama, antibióticos por vía intravenosa y corticosteroides para acelerar la madurez pulmonar del feto, lo que puede retrasar el trabajo de parto y aumentar las posibilidades de supervivencia del feto si nace antes de tiempo.

Debes tener en cuenta que existe una amplia gama de lo que es “normal” en términos del color del líquido amniótico, la cantidad y el olor. Si tienes dudas solo tendrás que ir a tu médico para preguntarle cualquiera de tus inquietudes. Cuando se está embarazada no podrás saber si tienes o no el líquido amniótico con anomalías porque no suele dar síntomas, a no ser que hayan otros aspectos asociados que compliquen el embarazo. Será tu médico quien valore si tienes algún problema o si se requiere algún tipo de tratamiento para tu caso en concreto.

Recuerda que para tener un buen embarazo debes acudir a tus citas prenatales y que tu médico pueda hacer un buen seguimiento de tu embarazo. Sigue sus indicaciones para que puedas tener buena salud y que tu bebé se desarrolle correctamente. Ante cualquier anomalía o síntoma que pienses que no es normal, acude a tu médico o sala de urgencias para valorar tu estado de salud y el de tu bebé.


Categorías

Varios

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.