Reflejos del Recién Nacido. ¿Que son y para que sirven?

En muchas ocasiones se cree que el recién nacido es incapaz de realizar movimientos como respuesta a un estímulo. Nada mas lejos de la realidad. El Recién Nacido posee una serie de reflejos que intentan asegurar su supervivencia en los primeros meses de vida, en los que nuestro bebé dependerá, para todas sus funciones vitales, de la ayuda de un adulto.

¿Qué son los reflejos?

Aunque al oír hablar de reflejos, todos nos imaginamos sentados en una camilla con un doctor que nos golpea la rodilla con un pequeño martillo de goma, los reflejos primarios o primitivos del Recién Nacido nada tienen que ver con eso.

Un reflejo es una reacción muscular que sucede automáticamente como respuesta a un estímulo.

Los reflejos primitivos del Recién Nacido se originan en las partes más bajas o primitivas del sistema nervioso central.

En el momento del nacimiento, los centros superiores del sistema nervioso central, que son las áreas que permiten el movimiento voluntario, no están completamente desarrollados. Su desarrollo se completará una vez el bebé haya nacido.

Por ello los reflejos primitivos del movimiento predominan en los primeros meses de vida.

La presencia, intensidad y normalidad de estos reflejos es una señal de correcto funcionamiento y desarrollo del sistema nervioso de nuestro bebé.

ben-earwicker

¿Tienen alguna función?

Los reflejos primitivos del Recién Nacido tienen una importante función de supervivencia.

las funciones más importantes de los reflejos son:

  • Supervivencia: respirar, tragar, rotación y natación
  • Protección: parpadeo, de retirada
  • Función nutritiva y Reductora de tensión: succión
  • Supervivencia en el pasado, aunque sin utilidad actual: reflejo de Moro, abrazo
  • Establecer interacción con el entorno: rotación, succión, prensión
  • Sin función clara: Babinski

en-casa

Principales reflejos

Cuando un bebé nace es fundamental realizar una exploración muy completa, incluyendo estos reflejos primitivos, para valorar correctamente su estado neurológico.

Reflejo de succión

Si colocamos un dedo en la boca del bebé, lo atrapará con su lengua contra su paladar y succionará. Este es uno de los reflejos básicos para la supervivencia de nuestro bebé.

Reflejo tónico asimétrico del cuello

Con el niño relajado, acostado boca arriba, se gira la cabeza hacia un lado. El brazo hacia el cual el bebé está mirando se extiende lejos del cuerpo con la mano parcialmente abierta, mientras que el brazo del lado contrario se flexiona y el puño se aprieta fuertemente. Si cambiamos la dirección de la cara del niño, se invierte también la posición.

Reflejo de Galant

También llamado de “incurvación del tronco”. Se produce cuando con el bebé boca abajo, acariciamos o damos pequeños golpecitos a lo largo de la columna. Entonces el bebé girará sus caderas hacia el lado del estímulo haciendo un movimiento “danzante”.

Reflejo de búsqueda

Cuando tocamos suavemente la mejilla del bebé, éste volteará la cabeza hacia la mejilla que le hemos tacado, con la boca abierta. Durante la lactancia, si tocamos la mejilla con el pecho, conseguimos que el bebé abra la boca y la dirija hacia el pezón, listo para succionar.

Reflejo de Babinski

Al pasar suavemente el dedo por la planta del pie del bebé, desde el talón hasta el dedo gordo, el bebé levanta los dedos y vuelve el pie hacia dentro.

Reflejo de presión

Con la mano del bebé abierta, si pones tu dedo en el centro de su mano, el bebé la cerrará y agarrará tu dedo. Si intentas retirar el dedo el bebé apretará mas fuerte tu dedo.

Los bebés tienen mas fuerza de presión de lo que pensamos. El pediatra estimulará ambas manos y cuando el bebé esté aferrado a sus dedos intentará levantarlo.

Y casi seguro que lo conseguirá.

Reflejo de marcha

Si sujetamos al bebé de forma vertical y hacemos que sus pies rocen una superficie firme, dará unos pasos.

Reflejo de Moro

Sujetamos al bebé boca arriba, con nuestra mano bajo su espalda y simulamos que le soltamos, haciendo que su cabeza caiga levemente, el bebé se sobresaltará y extenderá ambos brazos sobre la cabeza. Incluso arqueará la espalda y puede que llore.

llanto

¿Los reflejos se mantienen siempre?

No. Según el bebé crece y se va desarrollando su cerebro, las áreas que controlan los movimientos voluntarios adquieren mayor importancia y los reflejos primitivos tienden a desaparecer.

Cuando estos reflejos se mantienen demasiado tiempo puede ser señal de que algo no va del todo bien.

Reflejo tónico asimétrico del cuello: Desaparece a los 6 meses.

Reflejo de Galant: Desaparece a los 4 meses.

Reflejo de búsqueda: Dura entre 3 o 4 meses.

Reflejo de Babinski: Dura entre 6 meses y 2 años.

Reflejo de presión: Dura 6 meses.

Reflejo de marcha: Dura 1 mes.

Reflejo de Moro: Dura 4 meses.


2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    ¡Qué información sobre los reflejos de un recién nacido Nati! Algunos ni los conocía y eso que soy madre, es todo un mundo, ¿verdad?

    1.    Nati Garcia dijo

      Gracias Macarena. La verdad es que es un mundo..Y es tan importante una buena exploración neurológica en las primeras horas de vida!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *