Remedios para el picor en la piel durante el embarazo

Durante el proceso de la gestación, el cuerpo femenino se somete a una serie de importantes cambios físicos. Estos cambios hormonales afectan de manera generalizada, por lo que la piel no se libra de ellos. Hacia el segundo o tercer trimestre del embarazo, el cuerpo de la mujer se encuentra mucho más hinchado. A esas alturas habrá ganado bastante peso. La piel de su pecho, caderas y abdomen, se habrá estirado considerablemente para dejar sitio al bebé.

Por lo general, las mujeres embarazadas a esas alturas padecen una serie de molestias en la piel. Pueden ser picores normales, debido al estiramiento de la piel, al baile hormonal o por causas normales. Pero hay que tener ciertas precauciones con estos picores, ya que en algunos casos puede venir acompañado de algún problema mayor. Por lo tanto, vamos primero a diferenciar los tipos de problemas cutáneos en el embarazo.

Causas que pueden producir picor en la piel

Infección por hongos: Es posible que debido al desajuste hormonal puedan aparecer infecciones por hongos, especialmente si has tomado algún antibiótico (siempre recetado por tu médico). Es totalmente normal, pero debes consultarlo con tu especialista para controlarlo lo antes posible.

Sarpullidos: Aparece sobre todo en la barriga con forma de urticaria, es decir, granitos algo mayores con líquido en su interior. A esto se le llama prurito. Suele aparecer hacia el final del embarazo y produce un picor incómodo en la mujer, aunque no resulta peligroso ni para la madre ni para el bebé.

Eccemas y descamación: Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo y es debido a una falta de hidratación. La piel seca produce descamación en la piel y el eccema un picor muy incomodo. Resulta inofensivo para el bebé pero muy molesto para la madre.

Colestasis: Es un problema asociado al mal funcionamiento del hígado, que puede aparecer durante el embarazo. Puede confundirse con otros problemas normales de la piel durante este estado, por lo que es importante no descuidarlo, porque en este caso puede ser peligroso para el bebé. La colestasis se presenta en forma de eccema y picor insoportable por todo el cuerpo. Si notas este tipo de molestia, acude de forma inmediata a tu médico para que pueda valorar la situación.

Remedios para el picor de la piel durante el embarazo

No podemos evitar padecer este tipo de afecciones en el cuerpo durante el embarazo, pero si que podemos aliviar las molestias tomando una serie de precauciones. Por lo tanto, vamos a ver qué podemos hacer para aliviar de forma natural estos picores que resultan tan molestos.

Duchas de agua templada: y si lo resistes, mejor si es tirando a fría. El agua caliente reseca más la piel, así que evitar tomar duchas con agua demasiado caliente, ya que empeorará el estado de tu piel. Si el picor aparece a lo largo del día y se localiza en la barriga, aplícate compresas húmedas bien frías.

Mantente bien hidratada: Es fundamental mantenerte bien hidratada, durante tu embarazo deberás aumentar el consumo de agua y líquidos. Además, procura mantener bien humectada tu piel, puedes utilizar cremas específicas, pero lo más efectivo son los aceites. El aceite de almendras dulces es especialmente hidratante, también puedes usar gel frío de aloe vera, que además favorecerá la recuperación de la piel.

Baños de avena: Para hidratar de forma profunda tu piel, puedes prepararte un baño templado con una taza de harina de avena. Este cereal ayudará a calmar tu piel y te sentirás más aliviada, además el baño te ayudará a relajarte.

Pasta de bicarbonato: El bicarbonato tiene propiedades naturales muy efectivas para el tratamiento del prurito. Preparar esta pasta resulta realmente sencillo, solo necesitas mezclar bicarbonato y agua, hazlo poco a poco para conseguir una pasta que puedas manejar. Si queda demasiado líquida se extenderá por todas partes. Aplica directamente sobre la zona afectada y deja actuar. En pocos minutos notarás que la piel se calma, desaparece el picor y el enrojecimiento.

Algunas cosas que debes evitar

  • Prendas ceñidas y de tejidos gruesos, procura utilizar ropa holgada y en la medida de lo posible de algodón
  • Evita tomar el sol de forma directa, resecará mucho más la piel
  • No te rasques, intenta no rascar la piel por mucho que te pique, solo conseguirás dejarte marcas que después será muy complicado eliminar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.