Cómo sobrevivir a los cólicos del bebé

El cólico se define como episodios repetidos de llanto excesivo e inconsolable de un bebé recién nacido que por lo demás, parece perfectamente sano. Es un llanto que no se puede calmar con nada y que a causa de eso los padres sienten gran impotencia por no saber bien cómo consolar a su pequeño ni qué hacer para reducir su malestar. Sin duda pueden ser momentos muy estresantes y resulta imprescindible mantener la calma.

La condición puede afectar hasta uno de cada tres bebés. Como cualquier padre o madre con un bebé angustiado, el cólico puede ser realmente frustrante y también molesto. Es un momento de mucho estrés y tensión que puede afectar a toda la familia. Por todo esto, es muy importante saber cómo sobrevivir a la época de los cólicos para que tanto padres como el bebé estén de la mejor forma posible.

Crear un diario de llantos

El uso de un diario de llantos es muy adecuado para poder saber la frecuencia y la intensidad de los episodios de llanto del pequeño, así se podrá predecir cuándo es más probable que el bebé vaya a llorar. De esta manera los padres podrán estar más atentos e identificar los posibles desencadenantes. Escribir las horas de llanto también ayudará a prevenir la privación del sueño porque sabiendo cuál es el patrón del llanto del bebé podrás preparar con anticipación opciones para confortar al bebé y evitar posibles dolores de barriga causados por los cólicos.

Además, en este diario de llantos también se pueden apuntar un seguimiento de otras necesidades de confort que necesita el pequeño en diferentes momentos del día, como el cambio del pañal, las horas de sueño, etc. Recuerda que un bebé no puede dejar de llorar por sí mismo, te necesita para calmarse. La intensidad del llanto podrá disminuir si te nota cerca… Algo que sin duda será beneficioso para todos. 

Preparación mental para el llanto de los cólicos

Un bebé con cólicos no llora para irritarte, es su manera de comunicarte que no se encuentra bien y que algo le duele. Los cólicos están relacionados con llorar más a menudo sobre todo cuando llega la tarde y la noche. Cuando tu bebé está llorando a causa de los cólicos no te esfuerces en hacer otra cosa que no sea atender a tu bebé mientras llora en ese momento, te necesita y necesita tu calor para calmarse.

Utiliza esos momentos del día para asegurarte de que tu hijo está bien y que te siente cerca. Puedes centrarte en sus necesidades y darle todo tu amor. Hazle masajes en la barriga y movimientos adecuados para poder disminuir el dolor de los cólicos. Los cólicos no son otra cosa que gases en la barriga que deben ser expulsados, por lo que los movimientos de piernas despacito y suave y pequeños masajes en la barriga pueden aliviar bastante al pequeño.

Busca una solución para los cólicos

Si ves que tu hijo está padeciendo mucho con los cólicos, será importante que acudas al pediatra para encontrar una solución que se adecue a las necesidades de tu bebé. Se cree que el cólico puede ser causado por la sensibilidad de la leche en el pequeño estómago del pequeño. En los primeros meses de vida, algunos bebés no son capaces de descomponer la lactosa, un azúcar complejo en la leche materna y de fórmula. Esto se llama deficiencia temporal de lactasa. Se pueden producir dolorosos gases, distensión abdominal y causar molestias… uno de los síntomas principales es el llanto inconsolable, también conocido como cólico.

El pediatra te puede enviar algunas gotas para añadir a la leche y que se reduzca en gran medida el nivel de lactosa por lo que se descompone en glucosa y galactosa antes de alimentar al bebé. Los estudios clínicamente probados han demostrado que las horas de llanto se reducen considerablemente cuando la leche normal de un bebé es tratado con gotas para disminuir los niveles de lactosa.

El amor incondicional nuca falla para disminuir el dolor de los cólicos

Los bebés que tienen cólicos necesitan el amor incondicional de sus padres para recuperarse antes. Necesitarán el contacto físico, el abrazo, el balanceo y el amor que sienten.  Estas técnicas calmantes simulan el entorno del útero y por tanto el pequeño se sentirá mucho más calmado y tranquilo. Si tiene cólico no le dejes en la cuna o en la hamaca llorando esperando a que se le pase solo… Los bebés necesitan a sus padres para disfrutar del amor incondicional calmante. 

Muchos padres y muchas madres pueden sentirse aislados del mundo cuando sus hijos sufren cólicos, porque el llanto puede molestar a otras personas. Si has pasado por lo mismo, ayuda a esa madre o padre que necesita el apoyo de su red social más cercana. Hay muchas nuevas madres que pasan por esta misma situación a diario. Existen grupos en Internet o grupos de apoyo. Aunque no siempre los consejos o los trucos de otras personas nos pueden servir, lo que siempre servirá será el apoyo entre unos y otros. No sentirse solo/a en la maternidad/paternidad es una gran herramienta para sacar fuerzas en los momentos de más estrés o debilidad.

 

Cuida tu salud emocional

Si en algún momento sientes que estás demasiado irritado/a o cansado/a para atender los llantos de tu bebé, entonces no dudes en buscar ayuda en familiares o amigos para que atiendan a tu bebé mientras tú te tomas un descanso, aunque sean de 20 minutos. Es necesario que para atender a tu bebé te sientas bien emocionalmente, si estás cansado/a o malhumorado al atender a tu bebé le contagiarás ese estado negativo y será mucho más difícil que se mejore.

Si piensas que tu bebé está sufriendo mucho ante los cólicos y crees que puede ser algo más grave que tan solo gases, entonces acude a tu pediatra para solicitar ayuda y que te dé algunas pautas para mejorar y aliviar el sufrimiento de los cólicos de tu pequeño. Te puede indicar cómo puedes realizarle los masajes en la barriga.

 


Escribe un comentario