¡Socorro, mi hijo pequeño dice palabrotas!

Como mamás todas no hemos quedado alguna vez sorprendidas cuando nuestro hijo pequeño suelta una palabrota. Cuando nos pilla por sorpresa, no sabemos muy bien cómo reaccionar ¿Debemos reñirle, decirle que eso no se dice, ignorarlo? ¿Qué hacer en estos casos?

Todos los niños dicen alguna palabrota en algún momento aunque la mayoría de las veces no saben lo que significa. Puede ser que la hayan oído decir a algún niño mayor, a algún compañero del colegio o por ahí y ha logrado captar su atención. Los niños entre los tres y los cinco años descubren el poder del lenguaje y saben que las palabrotas son una forma de transgresión social.

¿Qué hacer si tu hijo dice palabrotas?

La manera como actuemos ante una palabrota es importante y pude impedir que se convierta en un mal hábito.

  • Ante todo es fundamental mantener la calma. Los expertos aconsejan mostrar la mayor indiferencia posible. De esta manera al no obtener el efecto deseado pierden su razón de ser.
  • Para algunas personas es gracioso que un niño pequeño diga ciertas palabras. Si el niño percibe que hace gracia lo seguirá haciendo.
  • Tampoco es aconsejable que el niño perciba una reacción excesiva por tu parte ante una palabrota ya que, puede asociar el decirlas como una manera de captar tu atención.
  • Puedes explicarle a tu hijo de forma firme y clara que este tipo de palabras resultan ofensivas y molestan a los demás. También puedes enseñarle a disculparse si es necesario.
  • Enséñale  palabras alternativas para expresar sentimientos de rabia o frustración

Tú también dices palabrotas…

Es imprescindible predicar con el ejemplo, controlad vuestro vocabulario. Hay que actuar de una forma coherente.

A veces los niños pueden señalar que tú o alguien de tu familia también dice palabrotas. Si es así debemos hacerle ver que no estamos orgullosos de eso y mostrarnos arrepentidos. Que el niño entienda que es algo que está mal y que queremos corregir.


Categorías

Consejos

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.